Petro tiene que entender que la gente quiere mejorar, pero no acabar el sistema de salud

Petro tiene que entender que la gente quiere mejorar, pero no acabar el sistema de salud

Fernando Ruiz, el exministro de Salud, da el campanazo sobre la reforma: regresar a que solo el Estado maneje la salud es abrirle la puerta a la corrupción

Por:
mayo 23, 2023

Durante la pandemia, Fernando Ruiz fue uno de los rostros más vistos por los colombianos. A eso de las seis de la tarde aparecía en cadena nacional para dar los siempre preocupantes datos de infectados y muertos por el Coronavirus. Mientras, discretamente, iba dotando los hospitales del país de Unidades de Cuidados Intensivos para enfrentar la amenaza mayor del virus: la destrucción de los pulmones. Fue Ruiz quien firmó los convenios globales para adquirir vacunas a las que los colombianos accedieron gratuitamente.

Su reconocimiento internacional lo llevó a ser un seguro candidato para dirigir la Organización Panamericana de la Salud, pero la ministra Carolina Corcho, con el ánimo vengativo del gobierno Petro por haber sido ministro en el gobierno de Iván Duque, se le atravesó y no lo respaldó. Conocedor del sistema de salud por dentro, Fernando Ruiz se ha convertido en un ojo avizor de la reforma a la salud que considera un retroceso para el 95 % de los colombianos que tienen acceso a algún tipo de atención. En esta conversación con Juan Manuel Ospina prende las alarmas.

Juan Manuel Ospina: En la época de pandemia, Fernando Ruiz era una especie de padre García Herreros en su programa el Minuto de Dios. Al caer la tarde, en cadena nacional, informaba sobre la amenazante pandemia. Médico de la Universidad Javeriana, prefirió tomar el camino de la salud pública y por ahí empiezo. ¿Qué te dejó la dura experiencia del COVID-19, cómo está el sistema de salud colombiano, cómo sientes que está Colombia en salud social y rural?... Es que esos años de pandemia fueron una escuela.

Fernando Ruiz: Enfrentamos un momento muy particular en la historia de Colombia. Cuando terminó la pandemia, me fui ocho días a descansar con mi familia y creí que mi vida iba a ser más tranquila y relajada, pero ha sido tan compleja como la pandemia. Es que me toca trabajar como freelance, pero el 50 % del tiempo está dedicado a la reforma a la salud. Llevamos desde el 2008 en crisis de salud, luego la pandemia y ahora este proceso. Llevamos tres años en los que la salud estuvo en el centro de la vida de las personas y ahora también en el centro de la política y eso nos debe decir algo.

JMO: Ya puedes hablar como un ciudadano, aunque siempre fuiste muy franco siendo funcionario, lo políticamente correcto nunca te condicionó

F. R: Han existido visiones contradictorias de la salud desde que se inició la Ley 100, hay grupos políticos y académicos en posiciones muy diferentes. Yo creo que tiene que ver. Todo lo que desarrollamos fue un modelo que buscamos focalizar a los más pobres y darles servicio de salud e involucrarlos. En el 90, solo el 23 % tenía un seguro de salud. Ahora, el 99.5 % de colombianos, lo tienen.

Hay otra visión donde no se entiende esa focalización, sino que se entiende una búsqueda de estructuras de servicios públicas donde todos entren. Son dos visiones muy complejas que se reflejan en un Proyecto de Ley imposible de unir a lo que ya existe y nos genera la dicotomía entre lo que tenemos a lo que soñamos con este Proyecto. Esto genera una situación muy crítica hoy. Creo que hubo una mala apuesta del Gobierno. Creyeron que podrían ambientar esta para abrirles paso a las otras reformas, pero en la pandemia, el sistema de salud respondió. Así lo piensan el 90 % de los colombianos y cambiar la salud es cambiar la política social que afecta a 51 millones de colombianos.

JMO: Los que somos más viejos, recordamos los Seguros Sociales, lo que hay ahora y uno dice que este Gobierno lo que quiere es regresar a lo que había. Toda obra humana es mejorable, pero hay una frase de cajón de Antanas Mockus que es construir sobre lo construido y a veces siento que, en el fondo, y oyendo al Presidente con sus discursos de balcón, hay una desconfianza gigantesca a lo que no es estatal. Me parece que hay más posiciones ideológicas que análisis racionales porque esto que plantea no es lo que el grueso del país está pensando. Es que si algo llevó a los colombianos a mirar distinto nuestro sistema de salud fue durante la pandemia y por esto es un error darle un golpe a la salud justo cuando está funcionando. Petro le tiene miedo al sector privado, pero no se puede uno olvidar de la intervención politiquera en la prestación del servicio de salud cuando lo controlaba el Estado. Enfrentamos un análisis más emocional que racional.

F. R: Me pregunto, en esa visión de que lo privado es malo y el lucro es malo, ilógico que el presidente siendo economista tenga esa visión tan ideológica, pero más allá de eso, ¿Dónde están los que se han enriquecido con la salud en Colombia? Siempre traen a colación el antiguo Presidente de Saludcoop, pero eso está sujeto al análisis sobre qué nivel de enriquecimiento hay, pero lo que he visto es una agregación de valor a la salud. Nosotros en Colombia en 1990, teníamos 666 hospitales públicos, hoy tenemos 1.000. En el 90, teníamos 220 hospitales privados, hoy tenemos 12 mil.

Si tu miras el ejemplo que nos ponen los amigos de la reforma y el Gobierno, frente a la gigante acumulación de valor que hemos tenido, no hay ninguna proporcionalidad. Sí ha habido corrupción como en otros sectores, pero hoy Colombia en el ranking más respetado tiene 19 hospitales en el Top 50 de Latinoamérica. Mira el San Vicente de Paúl en Medellín, la Foscal en Bucaramanga, la Puerto Azul en Barranquilla, la Fundación Los Ángeles en Nariño, y así uno recorre las ciudades de Colombia y vemos cómo en 30 años se generaron instituciones como el Valle del Lilly. El grueso del dinero se ha transformado en eso, sin eso estaríamos como en el Perú que cuando llegó la pandemia tenía 700 camas de UCI y nosotros teníamos 5.000. Esto se acumuló porque el sistema de salud funcionaba y la integración de lo público y lo privado permitieron acumular recursos y eso permitió esto, pero este Proyecto de Ley lo acaba.

JMO: Y volveremos al viejo mundo de la corrupción en el Seguro Social. No se pueden negar los avances en la cobertura y no se puede negar, insisto, en que hay mucho que mejorar: regulemos, pero pensando en el sistema mixto de lo público y lo privado. Los privados que están en esta actividad, finalmente prestan un servicio público y desde ese punto de vista, admite que haya una regulación por parte del Estado. Es que hay una rabia irracional a lo privado.

F. R.: La izquierda se sustenta en el continente sobre una crítica a lo anterior y un señalamiento de lo privado, de lo que se llama la oligarquía como factores de inequidad, entonces todo lo anterior…Mira lo de Amlo, que decide que el sistema de salud de México no le sirve eso y creó una entidad que, hace una semana, el propio Partido Morena termina en el Congreso cerrando ese programa por absoluto fracaso. Detrás de esa visión de cambio, hay una visión de cambiar por cambiar y hay una crítica sobre este tema, esa crítica y cambiarlo por un modelo idealizado, no comprobado, sin diagnóstico, sin estudios, genera esa situación tan compleja. Si esta reforma llega a pasar, estoy seguro que en tres años haremos otra reforma para salvar la salud.

JMO: Esto se da mucho en política, las visiones maniqueas sin fórmulas de juicio. Todo aquel que está contra mí es malo y la realidad se mueve en tonos de grises, pero esta reforma de salud como está planteada, está muerta. Sí se necesita una reforma de salud y hay puntos válidos porque ayuda a redondear una tarea que está a mitad de camino, pero en eso tengo la impresión de que el país no pide que le cambie su sistema de salud, sino que se mejore su sistema de salud y que le llegue a sectores que no le han llegado.

F. R.: La crítica inició por los ámbitos académicos. Insalud es una academia muy estudiosa, igual de robusta que los economistas. Desde el centro de pensamiento se generan estudios y hay una masa crítica de académicos que han criticado este proyecto. Es que se da la crítica desde el propio Gobierno, desde los matices y esos matices son eliminados y esta semana hemos asistido a que la reforma se declare independiente de la coalición y el Presidente termina apelando a buscar ambientar la reforma y hay una falla de cálculo es que ni siquiera en la presentación de la reforma ha habido concurrencia masiva, la asistencia fue muy exigua y en la marcha del Primero de Mayo tampoco se vio un respaldo. Ha habido muchas críticas desde los propios grupos sindicales a esa decisión del Presidente, lo que hay es otro mal cálculo y ya no sé hasta dónde nos puede llevar la radicalización. Es que el Gobierno se ha jugado casi todas las bazas que tenía.

JMO: Lo que parece que será es ir sacándole votos a los partidos, a generar una operación de esas de abandono de los Partidos para sonsacar individuos. Eso se ha hecho en la historia del país, suele ser una desgraciada práctica muy frecuente en la política, pero no he visto el ambiente para que los políticos se vayan volteando, pero si hay una voz ciudadana clara, es la valoración de los colombianos con el sistema de salud. No están porque se les mejore y los políticos entienden esto, puede ser muy atractivo el señuelo, pero estamos cercanos del proceso electoral.

F. R.: Ahora lo que queda es un balance entre lo que se pueda obtener por parte de los miembros de estos partidos en el Congreso, pero sólo hay un paso en la Comisión Séptima y el señalamiento de los que votaron por ella. Es que la decisión es fatal. Vienen las elecciones regionales y no va a ser fácil para el Gobierno

JMO: Es raro que un sujeto tan sensible a la cosa política como Petro esté equivocado en la forma como políticamente ha manejado esto y estos errores se pagan caro. Lo que creo es que de esto van a salir ajustes importantes para nuestra política de salud en una línea responsable desde médicos hasta políticos independientes y esto mejorará nuestro sistema.

F. R.: Es lo que todos queremos. El sistema de salud siempre debe transformarse, hay temas críticos, pero indudablemente tengo la confianza es que este momento ha generado reflexiones desde las universidades, de todo el mundo para ver hacia dónde vamos a avanzar.

Aquí la conversación completa:

También le puede interesar: “El ELN intentará alargar hasta el infinito la negociación con el gobierno Petro”

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Son austriacos quienes se meterán a Ciudad Bolívar y San Cristóbal a construir los trasmicables

Son austriacos quienes se meterán a Ciudad Bolívar y San Cristóbal a construir los trasmicables

Esta fue la declaración de los 80 países en la Cumbre por la Paz de Ucrania a la que Petro no quiso ir

Esta fue la declaración de los 80 países en la Cumbre por la Paz de Ucrania a la que Petro no quiso ir

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--