La filosofía no es un puerto de llegada, sino un punto de partida

A propósito de la decisión de Margarita Rosa de Francisco de estudiar esta carrera en la UNAD y su posterior explicación del porqué de esta decisión

Por: Gabriel Rodríguez-Páez
agosto 16, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La filosofía no es un puerto de llegada, sino un punto de partida
Foto: Instagram @margaritarosadefrancisco

Su columna respira honestidad. Sin pretensiones. Una mujer que ha alcanzado el éxito está más allá de las críticas. Y tiene el aplomo suficiente para reconocer que tomó la cátedra de Filosofía en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia porque quiere permanecer como alumna. En otra columna anterior refiere que asistió al taller de Escritura Creativa que dirige Carolina Sanín porque puede “aprender a traducir nuestra vulnerabilidad de forma clara y precisa”. Filosofía y Literatura. Filosofía y Creación literaria. Dos padecimientos que nos hermanan. Hay personas que se deciden por la Filosofía porque desean estudiar una carrera alternativa y no tanto porque esta pueda reportarle beneficios económicos. Puede ser su caso. En el mío, tanto la Filosofía como la Literatura son el punto de partida. Cuando la columna de Margarita Rosa se viralizó en las redes, la página de la universidad nos animó a escribir el por qué de nuestra elección. En lo que resta de este artículo, intentaré responder a la pregunta.

Margarita Rosa llega a la Filosofía y a la Literatura después de haberlo ganado todo en su profesión actoral. No me refiero a premios o galardones, sino a los personajes que ha interpretado. Inmortalizar a la Gaviota, por ejemplo, es más preciado que haber ganado una estatuilla, aunque basta ojear wikipedia para chequear sus muchos reconocimientos. Como decía, ha llegado a la Filosofía y a las Letras. Esto marca un punto de referencia: se trata de epilogar una vida exitosa y hacer el inventario personal de sus alegrías y desavenencias. Es por eso que se dice que la Filosofía presta un auxilio a la vida similar a la religión. La religión del desconcierto. Pero reducir a la Filosofía como paliativo equivale a minusvalorarla: es apenas arañar la epidermis del problema. A diferencia de Margarita Rosa, la Filosofía para mí no es un puerto de llegada, sino un punto de partida. Y aún más: un destino. Destino al que afanosamente me debo, del cual he hecho depender mi vida. Y la Literatura es el registro de esa búsqueda personal. Búsqueda que me perdió por las regiones del arte. Como el fantasma de la Ópera, me devano componiendo obras que acaso no vean la luz, pero por las cuales juzgo mi vida como venturosa. Llevo muchos años escribiendo a la sombra y otros más estudiando a distancia matriculando las materias que puedo pagar. Y a mis treinta y siete años, sin hijos y con varios fracasos encima, juzgo que mi vida ha sido feliz. Y esa clarividencia no vino de la Filosofía: fue por ella, precisamente, que llegué a su templo.

Entonces, ¿por qué elegí estudiar filosofía? La respuesta es consecuente: porque juzgo que aquello que merece la suma de nuestros esfuerzos y anhelos no está en la realidad circunstancial que nos tocó en la vida, sino en lo que está tras ella, tras el velo del templo, donde se revela el rostro del dios. Y la Filosofía y la Literatura son los instrumentos que tenemos a la mano para lidiar con ese misterio. La embarcación y la vela que tenemos para navegar por ese océano que es el Infinito.

-.
0
2806
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El trino de Margarita Rosa que desató la furia de los creyentes

El trino de Margarita Rosa que desató la furia de los creyentes

En redes

"No tengo cáncer, dejen de inventar": Margarita Rosa

Margarita Rosa confiesa que fue la estupidez del uribismo lo que la mamertizó

Margarita Rosa confiesa que fue la estupidez del uribismo lo que la mamertizó

Margarita Rosa contradice a Gustavo Petro

Margarita Rosa contradice a Gustavo Petro