Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

La era Pekerman solo ha sido una ilusión óptica

‘Ha empezado a derrumbarse por la falta de individualidades y la carencia de juego colectivo’

Por: Frederick Golden Alemán
Noviembre 18, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La era Pekerman solo ha sido una ilusión óptica
Foto: tomada de semana.com

A pasado poco más de un año (17 meses), desde aquel 4 de Julio de 2014, donde Colombia le sacó un buen partido al seleccionado uruguayo en el mítico estadio Maracaná, de Río de Janeiro, logrando así su mejor participación histórica hasta el momento a nivel internacional, en aquella oportunidad contábamos con una base sólida conformada por jugadores que pasaban por un buen momento, en la actualidad, esa base, esa estructura, hoy día es sombra; Mario Alberto Yepes está ausente, Abel Aguilar se encuentra lesionado, Pablo Armero y Camilo Zuñiga de brazos cruzados, debido a que el primero está lesionado, el segundo no tiene ritmo de competencia, Falcao está desubicado, …en fin… Solo por decir algunos.

Después de la Copa América en Chile, el seleccionador nacional, ha enfatizado que su equipo “está en construcción”, que está pasando por una transición, y que tanto los dirigentes, prensa e hinchas deben tener paciencia. Si bien es cierto, todos los conjuntos pasan por una transición generacional, debido a la edad de los jugadores, pero en la nómina titular, solo Jeison Murillo, Santiago Arias, Frank Fabra y ahora Daniel Torres, no hacen parte de esa nueva generación dorada, solo 4 jugadores de 11, es decir, solo el 44% de esa base de 2 años es la que está en proceso, y por tanto está en construcción, no todo el 100% del equipo que nos llevó a Brasil 2014.

A partir de todo esto, lo único que se puede deducir de lo dicho por el DT nacional, es que al parecer le ha quedado grande el equipo y que solo ha tratado de excusar el trabajo colectivo que carece el combinado patrio, por este llamado “cambio de generación”, tal como lo ha venido comentando el periodista Carlos Antonio Vélez: “al equipo no se le ve trabajo colectivo, solo cuando los futbolistas estés bien, el equipo andará bien, porque dependemos de las individualidades de ellos”.

Lo que ha comentado día tras día, este periodista deportivo en su programa “Palabras mayores” y en todos los espacios donde opina, en algo tiene razón, esta selección ha dependido de las individualidades; en la eliminatoria dependíamos de Falcao para hacer los goles, porque marcando goles es que se suma en una eliminatoria tan dura como la suramericana, en el mundial, dependimos de la inspiración de James Rodríguez que estaba motivado a hacer un buen papelón, buscando quizás una mejor transferencia en el futbol Europeo tal como lo logró en el Real Madrid. Ahora que en esta transición no contamos ni con Falcao, ni con un buen Cuadrado, ni con un buen James, basta preguntar ¿quién nos podrá ayudar? Y es que al parecer allí radica el principal problema de esta selección, que solo tuvo un fugaz éxito, hemos dependido siempre de las individualidades de sus jugadores “elite”, porque desde hace rato se ha venido tapando un hueco, una carencia, una falencia que es el trabajo colectivo; no se puede hablar de trabajo en equipo cuando no ha habido, no se puede hablar de táctica cuando no se ha vislumbrado, de estrategia mucho menos, solo de técnica. Y ni que decir de los pocos partidos amistosos contra rivales de poco peso, que lo único para lo que han servido es para cobrar en petrodólares, para subir en un ranking de poca credibilidad y dejar en banca a los jóvenes talentos; porque de nuevos planteamientos, de nuevos esquemas, de los debuts de futuros remplazos, nada de nada.

Hoy José Pekerman se debe amarrar los pantalones, porque hasta el momento en esta clasificatoria ha hecho poco menos que Leonel Álvarez, que con solo 4 puntos de 9 posibles fue destituido del cargo, que se dedique junto con sus colaboradores al trabajo de campo así sea con uno, con dos, con tres; en Colombia, en Europa, en México, donde tengan que ir y no solo a “tirar cabeza” en el trabajo de la oficina remota que se ha inventado desde su mansión en Buenos Aires, disfrutando de sus nietos, porque aún no se ha dado cuenta que su fantástica selección o su fantástica era solo ha sido una ilusión óptica, que ha engañado a la mayoría de colombianos, incluyendo a su cuerpo técnico.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
4196

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Corrupción “Dulce” Disfrazada de Inversión Social

Corrupción “Dulce” Disfrazada de Inversión Social

"Santos administra a punta de mermelada una empresa llamada Colombia"
“¡Con esto me tiré mi vida, Isabel!”: Bolillo Gómez

“¡Con esto me tiré mi vida, Isabel!”: Bolillo Gómez

Por cuenta de este lío de faldas la selección terminó en manos de Pékerman
¡Mamá, no quiero volver al colegio!

¡Mamá, no quiero volver al colegio!

“ Vamos todos juntos a las Jaulas, perdón a las aulas”
El duro camino que le espera a Colombia en la eliminatoria

El duro camino que le espera a Colombia en la eliminatoria

Lo que tiene que enfrentar la selección cuando Brasil y Argentina llevan la delantera