La dignidad de las fuerzas militares en medio de la anarquía reinante

"La pusilánime izquierda, comandada por un grupo de saltimbanquis, quiere desconocerlas a través de la calumnia y la desinformación"

Por: Jamal Said
julio 21, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La dignidad de las fuerzas militares en medio de la anarquía reinante
Foto: Twitter @COL_EJERCITO

El 20 de julio, día en el que se celebra nuestra independencia, me lleva a pensar algunos temas de la actualidad nacional. Uno de ellos, para mí el más perentorio, es el papel que cumplen las fuerzas militares. Qué hubiese sido del país sin su presencia a lo largo de su historia, cuando le tocó enfrentarse al asedio de todas las guerrillas que buscaron destruirlo. Quizás hoy no estaríamos celebrando nuestra libertad, sino la presencia de un régimen tiránico como los que se dan en Cuba y Venezuela. Por eso, en medio del caos en el que se vive, merecen que se enaltezca su dignidad y el papel que cumplen en la sociedad que han ayudado a construir.

Lamentablemente, la pusilánime izquierda colombiana, comandada por un grupo de saltimbanquis de la política llamado el Pacto Histórico, quiere desconocerlas a través de la calumnia y la desinformación. Promoviendo la desobediencia civil, las falsas acusaciones y una victimización injustificada, esta plaga quiere dañar la mente del colombiano promedio hablando mal de ellas, con el fin de generar el caos que le augure un puesto en la presidencia. Es tanta su bajeza, demostrada a lo largo de todo el paro, que su lideres no dan la cara o no se responsabilizan de todo el daño que durante estos tres años vienen causando.

Sin embargo, estos inconscientes —Gustavo Petro, Roy Barreras, Mario Benedetti, Alexander López, Gustavo Bolívar, entre otros granujas— no se ahorran comentarios que reviven los falsos positivos que, según mi humilde opinión, nunca se han desconocido desde el momento que salieron a luz pública. Esta caterva de necios no entiende que aceptar un delito, en este caso cometido por las fuerzas militares, por más cruel que este sea, no significa que haya sucedido tal como unos creen, siendo pertinente la rectificación y el verdadero análisis de lo acontecido. Pero cuando se mencionan sus crímenes, como por ejemplo los del Palacio de Nariño, no se ahorran mentiras para desconocer su responsabilidad en la muerte de unos inocentes magistrados. Estas son las contrariedades que muchos no alcanzan a ver.

Se hace importante, por el momento que vivimos como país, que la anarquía no se convierta en un ideal de vida. También es menester recuperar los principios del orden y la autoridad, respetando la labor que realizan nuestros soldados y policías. Esto lo conseguiremos cuando rechacemos unánimemente a los que quieren humillarlos, que a mi modo de ver las cosas solamente están acudiendo a una vil campaña difamatoria, con tal de pescar adeptos en medio de un río revuelto. Decía Robert Musil, el excelso autor austriaco del “Hombre sin atributos”, que “la gran villanía de hoy día no consiste en cometerla, sino en despreocuparse de ella; ésta crece en el vacío”. Si analizamos su sentencia, pero con la lupa de la realidad colombiana, no podemos permitir que los verdaderos criminales —Petro y sus aliados de las Farc— se salgan con la suya, sabiendo que durante décadas han dañado al país queriendo gobernar.  Que la memoria no nos falle, porque para mañana es tarde.

-.
0
500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: Preparativos para el 20 de julio

Caricatura: Preparativos para el 20 de julio

Nota Ciudadana
¡Colombia indolente!

¡Colombia indolente!

Ni un líder social muerto más: petición unánime en el Congreso

Ni un líder social muerto más: petición unánime en el Congreso

Nota Ciudadana
Caricatura: ¿Cuál independencia?

Caricatura: ¿Cuál independencia?