La crisis de Emcali

Según algunas estimaciones, hoy la empresa tiene un patrimonio de $3.34 billones y un pasivo de $4.22 billones

Por: Horacio Duque
Abril 17, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La crisis de Emcali
Foto: Periódico La Ultima

Por donde se le mire, las Empresas Municipales de Cali (Emcali) no pasan por un buen momento.

Se trata de una empresa emblemática del Estado y un bien público de valor estratégico para la sociedad y las comunidades del Valle del Cauca. Es una propiedad del municipio de Cali, que opera desde el año de 1931 prestando los servicios de agua, acueducto, alcantarillado, energía y telecomunicaciones. Puerto Tejada, Yumbo, Jamundí y espacios rurales de Palmira y Candelaria reciben los servicios de energía eléctrica de Emcali.

El agua de Emcali es una de las mejores del país certificada por el Dagma, la CVC y la Universidad del Valle.

Debido a distintos problemas fue intervenida en el año 2002 por la Superintendencia de Servicios Públicos. Esa operación cesó en el año 2013, cuando se expidió el Documento Conpes 3750 con un nuevo enfoque y hoja de ruta para su gestión administrativa, técnica y financiera.

Pero hoy los problemas han estallado y tienen a Emcali al borde del abismo.

La síntesis de los problemas es esta: hoy la empresa tiene un patrimonio de $3.34 billones, con un pasivo de $4.22 billones, lo que la coloca en términos de liquidación.

El área de las telecomunicaciones está prácticamente en cuidados intensivos, las pérdidas allí en el 2018 fueron superiores a los $140.000 millones de pesos.

Los balances financieros de Emcali-telecomunicaciones son un desastre descomunal. En el año 2015 se perdieron $60.720 millones de pesos; en el año 2016 la cifra fue de $110.340 millones de pesos; y en el año 2017 se esfumaron $108.224 millones de pesos.

El acumulado de pérdidas a hoy es de casi 420 mil millones de pesos. Este desastre ha llevado a varios líderes de Cali a formular denuncia penal contra el alcalde Armitage y el gerente Jaramillo de Emcali.

El sindicato de trabajadores de Emcali ha señalado con argumentos muy sólidos que todo el caos y la ruina es consecuencia del clientelismo y la corrupción que han orquestado el alcalde y los directivos de la empresa para satisfacer los apetitos burocráticos y clientelares de los concejales gobiernistas que como aves de rapiña despedazan a Emcali.

El alcalde, el gerente Jaramillo y poderosos clanes de la ciudad están ambientando una privatización de la Emcali para propiciar el asalto de las telecomunicaciones por parte de reconocidas multinacionales de la telefonía y el internet, como lo han intentado en Bogotá con ETB. Esto ha provocado el rechazo generalizado de la ciudadanía, pues sabe cuáles son las pretensiones del pulpo de las comunicaciones.

Por el caso de Electricaribe ya sabemos en qué paran estos negociados para destruir bienes públicos.

En ese sentido, una buena pista de tales maniobras es el negocio de Termoemcali hecho hace 20 años, en el que la ciudadanía caleña perdió 1000 millones de dólares. Más de 3 billones de pesos se robaron reconocidas familias de la oligarquía local, pues Termoemcali fue montado por el empresario-industrial Álvaro José Lloreda Caicedo, con sus hermanos Rodrigo Lloreda Caicedo y Elvira Lloreda Caicedo, para la época accionistas del diario ultraconservador laureanista el País de Cali.

A propósito de este cuadro apocalíptico de Emcali, los veedores ciudadanos de Cali, Luz Betty Jiménez y Pablo Borrero, se plantean las siguientes cuestiones que compartimos (ver):

¿En qué quedaron los planes de salvamento de Emcali derivados de los estudios realizados por Univalle?

¿Por qué no se han tomado en serio las medidas y recomendaciones presentadas en dicho estudio, como tampoco las de los trabajadores, con las cuales la gerencia de Emcali se comprometió a implementarlas, particularmente en el caso de la unidad de negocios de telecomunicaciones? (ver)

¿Por qué se continúa engañando a los caleños y demás usuarios de los servicios públicos domiciliarios con la publicidad de que Emcali mejorará la prestación de los mismos en sus diferentes áreas operativas? ¿Por qué se dice que Emcali se mantendrá como una empresa multiservicios, en tanto se proyecta la escisión, venta o liquidación del componente de telecomunicaciones?

¿Por qué si el problema de Emcali es de carácter financiero y operativo se vienen vinculando un sinnúmero de contratistas (recomendados de senadores, parlamentarios, concejales y cacaos empresariales), existiendo el personal adecuado y eficiente para atender las operaciones en materia de servicios públicos?

¿Qué sucede con la utilización del cable submarino en el cual Emcali invirtió una suma multimillonaria?

¿Por qué no se retomó la prestación del servicio de alumbrado público al que el alcalde Armitage se comprometió al inicio de su mandato?

Finalmente, ¿por qué se le negó a Emcali la oportunidad de incursionar, participar e implementar la telefonía móvil celular, con la cual el componente de telecomunicaciones hubiera superado su situación económica y financiera en el marco de la competencia en el mercado de las TIC?

El debate esta que arde y desde sus columnas Ramiro Varela coloca con mucha valentía el dedo en la herida (ver).

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1193

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Un justo reconocimiento del Centro de Pensamiento Libre a Las2orillas

Un justo reconocimiento del Centro de Pensamiento Libre a Las2orillas

Nota Ciudadana
Quién controla la venta de carne de monte en Guainía

Quién controla la venta de carne de monte en Guainía

Nota Ciudadana
José María Carbonell, el desconocido héroe del 20 de julio de 1810

José María Carbonell, el desconocido héroe del 20 de julio de 1810

Nota Ciudadana
¿Hacia la talibanización del poder local y regional?

¿Hacia la talibanización del poder local y regional?