La confianza financiera y la deuda de la prostituta

La economía del país se parece cada vez más a la historia de esta joven

Por: ALFONSO SUÁREZ ARIAS
enero 28, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La confianza financiera y la deuda de la prostituta

 

"Si el dinero circula en la economía local, se acaba la crisis”

El apático ritmo de prosperidad de la sociedad colombiana, súbitamente acelera y responde a la indiferencia expuesta normalmente en los eventos socio-políticos. De seguro son pasmosos destellos impetuosos crecidos ante la importancia de acaecimientos que conllevan a expresar indignación nacional, pero que en pocos días se apaga ante la revelación de un nuevo incidente distractor.

Si bien, se hizo alharaca, por la anunciada reforma tributaria, que al final pasó. Muy rápido se cayó en la indiferencia y consentida aceptación, ante anuncios muy bien promocionados por hábiles asesores en comunicación política que al vuelo distrajeron al público con otras notificaciones. A la pusilanimidad se responde con una vanidosa audacia.

Sin embargo, se obliga al ciudadano a variar su conducta, mientras opositores del régimen proponen desvariadas salidas, como: revocar el mandato presidencial, reformar el congreso, eliminar los acuerdos logrados en la Habana, y muchas otras inepcias, que no pasan de embates ofensivos en redes sociales, sin ninguna practicidad y realidad objetiva en lo que se plantea.

Nuestros ecónomos lumbreras, en el afán de depreciar el impacto monetario de la reforma del 19%, en el bolsillo del ciudadano de a pie, lo exhortan, por ejemplo: a mermar la ingesta de ron y cerveza, desestimular uso de las tarjetas de crédito, utilizar celulares de baja gama, dosificar más las carnes y consumir productos de cosecha baraticos, de los ofrecidos en carretas por las calles, no a las bebidas azucaradas y sobre todo, no a la Coca-Cola, reparar la ropita que había dejado de usar, estar alerta para apagar las luces innecesarias en la casa, prescindir de amantes si está casado, nada de mascotas para los hijos. Hasta que se pueda determinar, que se está viviendo con austeridad, pero al fin y al cabo, acomodándose al régimen que le impusieron.

Y para percibir mejor las bondades del modelo financiero que prevalecerá, nada como conocer la historia de la deuda de Marly, la prostituta de cierto pueblo de nuestra región, allí los habitantes sumidos en la crisis económica generalizada recurren a créditos por bienes y servicios entre sí. Sucedió que aquel día lluvioso, llega al hotel principal, un personaje que da señas de ser portador de gran cantidad de dinero, solicita al hospedero, consentimiento para ojear las cómodas habitaciones e instalaciones anunciadas, y así decidir a quedarse unos días. -Dejó sobre el mostrador un billete de 100mil-, de los nuevos, y marchó en su recorrido.

Encandilado el administrador sale presuroso con el billete a abonar a la deuda que tenía con el carnicero, quien corre a la vez a entregar el dinero al productor de cerdos y ganado, al momento el ganadero se apresura a reembolsarlo al proveedor de alimentos para animales, este señor – empresario molinero - se concreta con prontitud a buscar a Marly, la prostituta que le ha acreditado sus servicios en tiempos de crisis y liquida la cuenta. Con billete en mano y ligera de ropas, la meretriz se enfila al hotel y amortiza el débito pillado, cuando ha traído a sus clientes, y que últimamente no había podido finiquitar. Así que el dueño del hotel toma el billete y acredita la cuenta, justamente cuando aparece el personaje de marras, quien manifiesta no estar convencido de las bondades hoteleras, y resuelve marcharse, recuperando del mostrador, el billete de 100mil depositado inicialmente.

Nadie ganó un peso, pero en el pueblo ya se convive sin deudas y hay más confianza financiera.

Enero 12 de 2016
[email protected]
@SUAREZALFONSO

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2298

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Otra vez James le queda mal a Zidane

Otra vez James le queda mal a Zidane

Nota Ciudadana
Educación, un reto para los nuevos mandatarios de Cauca y Popayán

Educación, un reto para los nuevos mandatarios de Cauca y Popayán

Nota Ciudadana
Y sí, el dinero es el arquitecto social de estos tiempos

Y sí, el dinero es el arquitecto social de estos tiempos

Nota Ciudadana
En defensa de la pedagogía de Carolina Sanín

En defensa de la pedagogía de Carolina Sanín