Iván Velásquez, el colombiano que tumbó al presidente de Guatemala

El exmagistrado que fue arrinconado por el gobierno Uribe, se creció con las denuncias de corrupción que acaban de forzar la salida del presidente Otto Pérez

Por:
agosto 31, 2015
Iván Velásquez, el colombiano que tumbó al presidente de Guatemala
Foto: archibo BBC.co.uk / AFP

Cada sábado las plazas y los parques de Ciudad de Guatemala se convierten en ríos de gente que pide a gritos justicia. El sábado fue la marcha número 20. Desde el pasado 25 de abril, los guatemaltecos enfurecidos salen a la calle a pedir que rueden las cabezas de los responsables de la corrupción: el alto gobierno, en cabeza del presidente Otto Pérez. Pero, además, invocan dos nombres: el de la fiscal general, Thelma Aldana, y el del colombiano Iván Velásquez, cabeza de la Comisión Internacional contra la Impunidad.

“Iván, amigo, el pueblo está contigo”. “#YoapoyoaCICIG”. “Guatemala ama a Iván Velásquez”. “Apoyo absoluto para el temible Iván Velásquez”. Iván Velásquez el que fuera hace años el “magistrado estrella” de Colombia, se convirtió en “Iván el temible” en Guatemala, por cuenta de las investigaciones que lidera desde la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala creada ad hoc con el respaldo de Naciones Unidas.

Cuando Iván Velásquez llegó al país centroamericano el 13 de septiembre de 2013 anotó en su agenda una fecha: 3 de septiembre de 2015. Ese día terminaba su misión y la de la Comisión. Sin embargo, el trabajo del equipo y los hallazgos encontrados fueron tan alarmantes que la ONU y el gobierno de Guatemala escuchando las clemencias de sus ciudadanos aprobaron su extensión por dos años más.

Iván Velásquez conoció el cielo y el infierno,  la fama y el desprestigio, los señalamientos y la justicia en su paso por la Corte Suprema de Justicia en Colombia. Entró por lo alto. Fue nombrado el fiscal responsable de las investigaciones de la parapolítica después de haberle hecho la guerra a los paramilitares desde la Dirección Regional de Fiscalías de Medellín. La vida se le complicó cuando acusó al entonces senador Mario Uribe, primo del Presidente de la República. El gobierno enfiló baterías contra él, fue uno de los funcionarios interceptados desde el Das y mediante un montaje que después pudo demostrarse, quiso desvirtuarse su trabajo a través de un falso testigo “Tasmania” que terminó declarando haber sido contratado por el abogado Sergio González cercano a la familia Uribe Vélez, para armar un complot en su contra.

Iván Velásquez.jpg9

Desde el 25 de abril cuando se hizo público el desfalco de "La Línea" los ciudadanos de Guatemala han realizado manifestaciones cada sábado.

Igual Velásquez fue retirado de la comisión encargada de las investigaciones contra la parapolítica. El magistrado entendió que el peso de las presiones eran superiores y que la Corte ya no quería tenerlo más destapando cañerías. Prefirió hacerse a un lado.  En septiembre de 2012 presentó una carta de renuncia que subrayaba como irrevocable y con la que le puso punto final a 12 años de lucha contra la corrupción y la ilegalidad.  El “magistrado estrella” pagó un duro precio por su trabajo, con el que logró la condena de 44 políticos y la apertura de más de 100 expedientes contra otros gobernantes que tenían nexos con los paramilitares.

Se fue como llegó, con su nombre en alto, pero también con muchos enemigos. Cuando salió de la Corte pensó en el ejercicio privado de su profesión pero sin ceder en su proyecto de vida: buscar la verdad. Su nombre dejó de figurar hasta que Naciones Unidas lo seleccionó como el nuevo comisionado de la Comisión Internacional contra la impunidad.

La primera gran revelación del recién llegado Iván Velásquez a Guatemala fue el Caso Lima. Nada pasaba en las cárceles de ese país sin que lo supiera y lo autorizara Byron Lima, un preso, dueño del sistema penitenciario. El segundo caso fue el de la familia Mendoza, un clan cercano a la élite política del país y en cuyo expediente están consignados un número considerable de asesinatos, secuestros, robos y vinculación con tráfico de drogas. La cereza del pastel fue La Línea, una red de tramitadores que a cambio de coimas lograron que durante más de un año comerciantes e importadores pagaran menos impuestos de los que debían. El día que Velásquez sacó a la luz pública el caso, fueron capturadas 21 personas, varias de ellas con altos cargos en el gobierno. Hace una semana el Presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, fue acusado formalmente de hacer parte del entramado de delitos aduaneros de La Línea, el martes 1 de septiembre el Congreso decidió retirarle la inmunidad y el 2 septiembre luego de que fuera emitida una orden de captura en su contra, presentó su renuncia.

La fiscal general Thelma Aldana y el comisionado Iván Velásquez lideran la investigación contra el presidente Otto Pérez. Foto: Elperiodico.com.gt

La fiscal general Thelma Aldana y el comisionado Iván Velásquez lideran la investigación contra el presidente Otto Pérez. Foto: Elperiodico.com.gt

La Fiscalía en cabeza de Thelma Aldana trabaja en llave con la Comisión de Velásquez. Ambos sindicaron a Pérez Molina de ser el líder de la millonaria estructura clandestina de la que hacían parte al menos otras 49 personas, de las cuales ya han sido detenidas 28. Durante meses Otto Pérez se aferró al poder a pesar de que se estaba quedando solo: diez miembros de su gabinete renunciaron en los últimos meses y su hijo Otto Fernando Pérez Leal, alcalde del municipio de Mixco ya había perdido su inmunidad, por lo que la Fiscalía había anunciado abrir una investigación por los delitos de malversación de fondos e incumplimiento de deberes. De nuevo Iván Velásquez es portada de revistas y periódicos. Ahora más allá de Colombia: en Guatemala. Quiere que sus investigaciones tengan efectos reales y positivos en el sistema político de Guatemala.

Hablé con él por teléfono y le propuse una entrevista. Su respuesta fue un rotundo no. Igual respuesta les ha dado a todos los periodistas. Conserva su bajo perfil, el que siempre lo hay caracterizado, tiene la firme convicción de que la justicia no puede ser mediática.

Las últimas semanas han sido difíciles para el poder guatemalteco: el 22 de agosto fue detenida la exvicepresidenta Roxana Baldetti; el martes 1 de septiembre le fue retirada la inmunidad al presidente, el miércoles el Ministerio Público emitió una orden de captura en su contra, y en el noche de ese mismo día, Otto Pérez dimitió a su cargo. En la carta de renuncia expresó que dejaba la presidencia para enfrentar el proceso jurídico que se está llevando en su contra. Esta vez los ciudadanos guatemaltecos no salieron a protestar sino a celebrar lo que ven como un símbolo de justicia: “Otto caíste”, “Otto eres un ladrón y te queremos en Pavón”, “#yo no tengo presidente”, “Otto te toca”. Iván Velásquez espera con la misma templanza con la que en Colombia enfrentó los embates de la Casa de Nariño. En Guatemala la vida le dio esta segunda oportunidad de llevar la justicia hasta el final, aunque esta vez también se metió con los poderosos y seguro terminará con muchos enemigos.

-Publicidad-
0
9543
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Embajador en Guatemala condecorado por el cuestionado presidente Jimmy Morales

Embajador en Guatemala condecorado por el cuestionado presidente Jimmy Morales

Los “indignados” de Guatemala que ayudaron a tumbar a Otto Pérez

Los “indignados” de Guatemala que ayudaron a tumbar a Otto Pérez

K.O. de Iván Velásquez al presidente de Guatemala

K.O. de Iván Velásquez al presidente de Guatemala

El exmagistrado Pinilla, otro de los colombianos forzados a salir de Guatemala

El exmagistrado Pinilla, otro de los colombianos forzados a salir de Guatemala