Opinión

Hundidos en un mar de heces

¿Cómo puede el gobierno llevar a cabo negociaciones con un Grupo que públicamente afirma que el secuestro es un ‘derecho’ al que no van a renunciar?

Por:
junio 10, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Hundidos en un mar de heces

Los líderes de los colombianos son individuos tan cobardes como pusilánimes. Hace cerca de 20 años, el diario El Tiempo (el medio en que Juan Manuel Santos era tanto accionista como empleado) publicó el siguiente editorial a raíz del secuestro por parte de las Farc de Lina María Molina, una niña de 16 años:

“Debemos repetir hasta la saciedad que el secuestro es un delito abominable, repugnante, y de ninguna manera puede admitírselo como un acto político. Jamás el secuestro, ni crimen alguno, podrán tener el carácter de hechos políticos, porque son por esencia violatorios de los derechos humanos y lesivos de la dignidad de las personas. Retener a alguien contra su voluntad, utilizarlo para obtener un beneficio pecuniario, o cualquier otro beneficio, es una infamia, y la infamia no constituye base de ninguna ideología. De modo que quienes utilizan el secuestro con pretextos políticos, son peor que infames. Quienes incurren en un delito tan odioso como el secuestro son delincuentes de la peor ralea; delincuentes comunes que sólo buscan el lucro mediante el delito. Inclusive aunque el secuestro no tuviera un fin económico, no por eso pierde su espíritu delictuoso, como un medio execrable de obtener determinado propósito…El secuestro es un delito imperdonable, que la ley condena y castiga; pero con independencia de este hecho legal, el secuestro es además un acto de barbarie que los colombianos repudian con energía, y que contribuye como pocos al desprestigio de las causas en cuyo nombre se comete.”

Releyendo este escrito, el autor de esta nota quedó estupefacto cuando leyó el reportaje que le hicieron a dos de las cabecillas del grupo narcoterrorista ELN, Nicolás Rodríguez Bautista y Antonio García, que publicó el diario El Espectador en su edición del pasado domingo 4 de junio: “Consideramos los secuestros como parte del derecho que nos asiste a conseguir las finanzas para subvencionar la lucha rebelde.” Que estos malhechores afirmen que el abominable crimen del secuestro, un delito repugnante, violatorio de los derechos humanos y lesivo de la dignidad de las personas, es un ‘derecho’, vaya y venga. Pero que el Gobierno, en cabeza de Juan Manuel Santos, se quede impávido ante las cínicas declaraciones de estos terroristas, es algo que los colombianos no debemos, ni podemos aceptar.

 

Que el Gobierno, en cabeza de Juan Manuel Santos,
se quede impávido ante las cínicas declaraciones de estos terroristas,
es algo que los colombianos no debemos, ni podemos aceptar

 

Los secuestradores del ELN someten a sus víctimas a un aislamiento total y, al colocar al secuestrado en estado de amedrentamiento continuo, hieren su dignidad humana y menoscaban, posiblemente de manera irreversible, sus capacidades intelectuales. La guerra psicológica continua los secuestradores también la adelantan en contra de los familiares o amigos del secuestrado, para que de esa manera puedan conseguir los recursos para financiar y subvencionar la lucha rebelde más rápida y fácilmente.

¿Cómo puede el gobierno llevar a cabo negociaciones con un Grupo que públicamente afirma que el secuestro es un ‘derecho’ al que no van a renunciar? ¿Cómo permite el gobierno que Cuba, un país con el cual supuestamente mantiene relaciones cordiales, le dé hospedaje a unos reconocidos y vulgares secuestradores? ¿Cómo un periódico respetable como es El Espectador se permite publicar entrevistas con criminales confesos en el que afirman que el secuestro es un ‘derecho´?

Tal vez la respuesta a las anteriores preguntas es que los líderes de este país son una recua de cobardes y pusilánimes; y los ciudadanos padecemos de memoria selectiva: en aras de la paz olvidamos los crímenes, los actos de barbarie, que el ELN sigue cometiendo. Por las anteriores razones es que los colombianos estamos hundidos en un mar de heces del que posiblemente no vamos a salir.

-.
0
1044
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las turbias andanzas del chavista Monedero

Las turbias andanzas del chavista Monedero

¿Sectarismo y/o memoria selectiva?

¿Sectarismo y/o memoria selectiva?

El Bisonte o el chamán de QAnon

El Bisonte o el chamán de QAnon

Correo urgente a Nicolás Maduro

Correo urgente a Nicolás Maduro

Los Nobel deben ser reclasificados

Los Nobel deben ser reclasificados

Las acrobacias del senador Tómbola

Las acrobacias del senador Tómbola

Dardos y pullas

Dardos y pullas

¿El futuro es de los plutócratas?

¿El futuro es de los plutócratas?