Opinión

Herbin Hoyos

El periodista que hizo de “Las voces del secuestro” un apostolado en defensa de los secuestrados ha sido, por estos días, blanco de injurias y calumnias

Por:
diciembre 13, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Herbin Hoyos Medina es sin duda uno de los mejores periodistas de Colombia. En 1994 fue secuestrado por las Farc durante un par de semanas. Al final fue rescatado por el Ejército Nacional.

Durante el cautiverio un hombre que también estaba de rehén de la guerrilla le recriminó por la poca solidaridad y sensibilidad de los periodistas con los secuestrados. Entonces apenas quedó libre creó el programa Las voces del secuestro en Caracol Radio.

Es decir, desde hace más de 22 años Hoyos está al frente de un espacio radial que se transmite en el amanecer del domingo y en el que los familiares les envían a los secuestrados mensajes de aliento para que no desfallezcan en la selva.

Hasta hace un poco más de ocho años Las voces del secuestro era uno de los programas radiales más importantes del país.Era la época en que estaban en poder de las Farc, por ejemplo, la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt, los contratistas estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves y un nutrido grupo de políticos colombianos, casi todos congresistas y excongresistas. Entonces los familiares de ellos se iban para Caracol Radio o se comunicaban telefónicamente con la emisora para enviar emotivos mensajes llenos de dolor.

En los últimos meses, desde que a las malas el gobierno nacional y las Farc nos embutieron un ilegítimo proceso de paz, Hoyos ha exigido en diversidad de escenarios la libertad de todos los secuestrados que aún permanecen en poder de la guerrilla.

Aunque las Farc dicen que desde finales de febrero de 2012 sus hombres no volvieron a perpetrar secuestros porque esa práctica fue proscrita de todos sus frentes, Hoyos sostiene que varios centenares de personas nunca regresaron de la manigua. La verdad es que esos secuestrados o están muertos o el cinismo de las Farc no tiene límite. Creo que en este espinoso tema hay de los dos mencionados ingredientes.

“Farc dice que no tiene secuestrados. Significa que después de secuestrarlos y sacarles la plata a las (familias) los asesinaron. Más criminal aún”, escribió recientemente Hoyos en su cuenta de Twitter. “Entre más me ataquen y me amenacen por exigir que Farc entregue a secuestrados, desaparecidos y menores; más sigo. Eso indica que vamos bien”, agregó con vehemencia.

Pues bien, ese mismo Herbin Hoyos que ha hecho de su carrera de periodista un apostolado en defensa de los secuestrados ha sido blanco de varias injusticias en los últimos días.

 

La primera en injuriarlo y calumniarlo
fue la congresista Ángela María Robledo,
el segundo atropello vino directamente de la Farc, de un tal Jesús Santrich

 

La primera en injuriarlo y calumniarlo fue la congresista Ángela María Robledo, quien cada día está más radical y agresiva en su discurso. Ella, irresponsablemente, escribió en su cuenta de Twitter: “A Herbin Hoyos se le acabó el negocio de la guerra, los secuestros, por eso se opone a la paz”.

La reacción ante la canallada de la señora Robledo no se hizo esperar. En las redes sociales, con razón, todo el mundo se le vino encima. Tanto que no tuvo alternativa distinta que ofrecer excusas públicas a Hoyos, quien –opino yo– no debería cejar en su empeño porque la Corte Suprema de Justicia y la Procuraduría hagan caer todo el peso de la ley sobre la irresponsable parlamentaria de marras.

El segundo atropello contra Hoyos vino directamente de la Farc, más exactamente de un tal Jesús Santrich, quien fue uno de los negociadores de esa guerrilla en el proceso en La Habana con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.“Herbin Hoyos da asco. Desde hace muchos años juega y trafica con el dolor de los familiares de secuestrados”, escribió Santrich en su cuenta oficial de Twitter.

Esta sí es la tapa de la olla: que un cabecilla de una banda secuestradora y terrorista –Santrich– sindique a Hoyos de traficar “con el dolor de los familiares de secuestrados” es algo que nos debe poner a pensar a todos los colombianos.

Me explico: si así son las Farc pocos días después de que firmaron la paz con el Ejecutivo, cómo irán a ser cuando se hagan al poder definitivo en Colombia.

¡Qué pavor! ¡Sálvese quien pueda!

 

P.D. Mi Deportista del Año: Termina 2016 con un excelente balance para el deporte colombiano. En esta columna he dicho en diversas oportunidades que el ciclista Nairo Quintana es el mejor deportista colombiano de todos los tiempos por sus títulos en el Giro de Italia y la Vuelta a España y por sus dos subcampeonatos en el Tour de Francia.

Este año, sin embargo, creo que la mejor deportista fue la atleta antioqueña Caterine Ibargüen, flamante ganadora de la medalla dorada en la prueba de salto triple en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Si bien hubo otros deportistas dos colombianos que ganaron oro en Río –la bicicrosista Mariana Pajón y el levantador de pesas Óscar Figueroa–, no hay duda de que el atletismo es el más importante deporte de las olimpiadas.

 

-.
0
8258
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Qué pedir para Colombia en 2018?

¿Qué pedir para Colombia en 2018?

Lo que me preocupa de la JEP

Lo que me preocupa de la JEP

Aborto obligado y cinismo

Aborto obligado y cinismo

Compliance: ¿responsabilidad penal de personas jurídicas?

Compliance: ¿responsabilidad penal de personas jurídicas?

¡Qué se va a volar el Paisa!

¡Qué se va a volar el Paisa!

Restrepo Ramírez, Parody d'Echeona, Álvarez Correa Glen, y Martínez Neira

Restrepo Ramírez, Parody d'Echeona, Álvarez Correa Glen, y Martínez Neira

Que el papa no se deje confundir

Que el papa no se deje confundir

El galeón San José se adjudicará en elecciones presidenciales

El galeón San José se adjudicará en elecciones presidenciales