General Eduardo Zapateiro, un tropero empoderado

Lo suyo ha sido la guerra y una guerra con métodos que le han cuestionado su accionar militar por lo que preocupa su nuevo su rol al mando de tanques en las ciudades

Por:
mayo 04, 2021
General Eduardo Zapateiro, un tropero empoderado

El 1 de marzo del 2008 el gobierno Uribe logró propinarle a las FARC uno de los golpes más demoledores a las FARC. El miembro del secretariado y asesor del Bloque Sur de esa guerrilla permanecía en su campamento en Santa Rosa de Yamerú cuando un rocket estalló a pocos metros de donde estaba su carpa. Reyes, de 60 años, era, después de Manuel Marulanda y Alfonso Cano, el hombre fuerte de las FARC, cabeza de las relaciones internacionales de la guerrilla. Detrás de la llamada Operación Fénix estaba un joven mayor cartagenero, nacido en 1962: Eduardo Zapateiro.

Organizaciones de derechos humanos ya habían llamado la atención sobre este militar. Y en especial en Medellin, donde la desaparición de esposo Jaime Enrique Quintero,  el papá del querido futbolista Juan Fernando Quintero, el en 1993 en la Comuna 13 de Medellin,  pendía sobre su mando. El Capitán de instrucción Eduardo Zapateiro fue el último que lo vio con vida.

Lina Paniagua, la mamá de Quinterito,  radicó en su momento denuncia, sin que aun se haya despejado lo sucedido ese triste día. Jaime Enrique tenía 19 años y jugaba en las divisiones inferiores del Atlético Nacional. Tan habilidoso como su hijo, jugaba de 10.  Tenía futuro. Su novia Lina Paniagua, quien tenía apenas 17 años, quedó embarazada y el 18 de enero de 1993 nació en el Hospital General de Medellín su hijo Juan Fernando. Se trasladaron a vivir en la casa familiar de los Paniagua en el Barrio El Socorro de la Comuna 13 y Jaime Enrique se vio obligado a dejar el fútbol. Salía cada mañana a buscar trabajo y uno de esos día no regresó. Fue el 1 de marzo de 1993. Lina recuerda que llevaba tenis blancos y una sudadera gris.

El muchacho fue detenido  en una batida del ejército. No tenia libreta militar y fue reclutado de inmediato para  prestar  el servicio militar. Fue llevado a la Cuarta Brigada de Medellín y de allí trasladado a la Brigada XVII al batallón Voltigueros en Carepa, en Urabá, donde permaneció nueve días. Para la familia estaba desaparecido: le mandaban cartas, le preguntaban si podían asistir al juramento de bandera con el que acostumbran a iniciarse los reclutas del ejército, pero nunca hubo respuesta.

El general Eduardo Zapateiro está vinculado a la desaparición del papá de Juan Fernando Quintero 

El Capitán de instrucción Eduardo Zapateiro testificó que él había puesto en Carepa  a  Jairo Quintero devuelta a la IV Brigada de Medellín porque había sido encontrado fumando marihuana en el batallón. Nunca llegó a su destino.

No tardaron las versiones encontradas. El oficial Edison de Armas Avilés afirmó que él había subido al muchacho no en un avión sino en un bus de la flota Sotraurabá. Según él, cuando cruzaban el puente de Mutatá un grupo de hombres armados detuvieron el bus y escogieron al azar entre los pasajeros a quien llevarse. La mala suerte cayó sobre Jaime Quintero.

El hoy general Eduardo Zapateiro guarda el secreto, como saben hacer los militares.

El caso del papá del ídolo de la selección no es el único. El paso de Zapateiro como comandante de la V Brigada del ejército en Bucaramanga, dejó otro lunar en su vida de militar. El 22 de febrero del 2014, un joven de 24 años conocido como el apodo de “Severo” fue asesinado por las tropas de esa brigada y tratado como subversivo en un operativo en la vereda Tres Bocas, municipio de San Pablo.

La explicación de Zapateiro fue la siguiente: Hernández había cometido el delito de concierto para delinquir con fines de narcotráfico. En declaraciones dadas a Vanguardia Liberal  el hermano de Hernandez, Ariel,  afirmó sobre el joven lo siguiente: “Él es campesino, agricultor, nacido criado por allá, la comunidad lo quiere mucho. Él no cargaba nada (granada), él no era ningún delincuente”. La investigación nunca fue a ninguna parte pero el señalamiento aún pesa sobre el General. Otro secreto bien guardado.

El famoso "Ajua" con el que se hizo conocido el general.

 

El Presidente Iván Duque escogió al general Zapateiro para reemplazar al general Nicasio Martinez en la comandancia de las Fuerzas Armadas en 2019. Un año largo después tiene sobre sus charreteras el desafio de lograr devolver tranquilidad a las ciudades donde después de cinco días de paros y borbotes de violencia urbana no regresa la calma. Con el decreto de Asistencia Militar el Presidente abrió la puerta para que se profundice la presencia militar en las ciudadades y entren tanques a custodiar las calles.

A solo 48 horas de haber sido firmado el decreto presidencial,  los excesos de los militares ya se han sentido entre los ciudadanos quienes no cesar de denunciar atropellos, sin saberse aún si el general Zapateiro con su experiencia de tropero sabrá contenerse y dar la tranquilidad que el país reclama.

 

 

-.
0
21400
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes

"Petro es tan decente como cualquier chavista corrupto narco y millonario"

Matador en la mira del general Zapateiro

Matador en la mira del general Zapateiro

Nota Ciudadana

"El General Zapateiro es un soldado, no un poeta"

En redes
 “Nosotros publicamos las fotos por chicaneros y ridículos”, Martín Santos

 “Nosotros publicamos las fotos por chicaneros y ridículos”, Martín Santos