"Fidel Castro era narcotraficante, al igual que Raúl"

Testimonios de su guardaespaldas y de Popeye, aseguran que la fortuna de los Castro es incalculable y que el dinero lo depositaban en cuentas extranjeras

Por: Eva Durán
diciembre 01, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Para los desinformados que están llorando al más sangriento, brutal y represor tirano de la época moderna, esta pildorita para la memoria.

Durante 17 años Juan Reinaldo Sanchez fue el hombre de confianza y guardaespaldas de Fidel Castro, y lo adoraba al punto de querer dar la vida por él. Fue testigo de la vida opulenta del jeque árabe de Fidel Castro, de sus bacanales, sus amantes, tren de vida que no decayó ni siquiera cuando su pueblo moría de hambre en los años 90 tras la caída del muro de Berlin.

Durante décadas, la ahora extinta Unión Soviética financió con un millón de dolares mensuales la represión en la isla. Al caer, se acabó la ayuda y la isla se vió a la deriva, ya que el sistema comunista cubano creó una sociedad parásita, incapaz de valerse por sí misma.

En esa época en que los cubanos se comían hasta las ratas y perros que encontraban por la calle, su líder y semi Dios no se privaba de nada, lejos de ser frugal y modesto como Pepe Mujica y de llevar una vida casi tibetana como el líder vietnamita Hochimin, el comandante traicionaba sus predicamentos marxistas, y despachaba desde su opulenta isla privada de Cayo Piedra. No se cortaba a la hora de exigir a sus empleados que le sirvan su comida a horas intempestivas ni tampoco en cuestión de compartir amantes.

Transcribo la entrevista que el periodista Ángel Nieto de La Razón de España, hizo al ex guardaespaldas, cuando cansado y asqueado de las mentiras y crímenes de Castro, renunció al trabajo, por haber renunciado fue apresado y torturado durante dos años. Al salir logró escapar y se fue al exilio.

El que siga llorando a ese tirano, sátrapa criminal después de leer esto, que se vaya a revisar la cabeza en un escanógrafo.

Aquí la entrevista:

-¿No resulta contradictorio que el líder de la revolución cubana sienta tanto apego por los bienes materiales?

-Por eso quise distanciarme de él. Para Fidel Castro, una cosa son sus discursos y otra cómo vive. Le pierde el lujo, la buena comida, el buen vino, el marisco y el jamón pata negra. Se da a una vida del lujo mientras que hay generaciones enteras de cubanos que no saben lo que es una langosta o un camarón. Esto es contradictorio. Además, no puedes decir que vive de su salario de 500 pesos al mes y que lleva una vida austera cuando tiene una Marina con cientos de hombres atendiéndole en exclusiva, cuatro yates de paseo, dos barcos de pesca, otras embarcaciones, un cayo para él sólo con delfinario incluido (Cayo Piedra), veinte casas, un coto de caza... Es más, donde él vive, en Punto Cero, no es una residencia, sino cuatro rodeadas de varias hectáreas de tierra con ganado ovino, caprino y vacuno... Tiene su propia vaca que le surte de leche sólo a él.

-¿Y de dónde sale todo ese dinero?

-Del Ministerio de Interior. Todo su personal son trabajadores públicos. Sus casas son como hoteles de cinco estrellas. Además, en ellas siempre se come a la carta. En la familia de Fidel todos son como él. No predican con el ejemplo. ¿Cuántos hijos del comandante han ido a luchar a África? Ninguno. ¿Ha ido su hijo médico a luchar contra el ébola? No.

-¿A cuánto asciende la fortuna personal de Castro?

-Forbes dio una cifra basada en el PIB de Cuba. Pero eso no es real, porque Fidel hizo dinero a través de las empresas que nacieron en los años ochenta y que no están ajustadas a la economía nacional. He visto cómo empresarios le entregaban maletines llenos de dinero. Luego, el Comandante los depositaba en bancos fuera del país, en cuentas cifradas. Lo que posee en los bancos cubanos es una nimiedad. Su fortuna total es imposible saberla porque sólo él tiene acceso a esas cuentas en el extranjero.

-Se dice que en hasta 600 ocasiones intentaron atentar contra el Comandante. ¿Qué hay de verdad y de leyenda en este aspecto?

-Esa cifra es exagerada. Nunca han cometido un atentado contra Fidel, tan sólo han planificado algún ataque, pero los que realmente tuvieron posibilidades de llegar a producirse no llegan a 100. Yo fuí durante muchos años el encargado de prevenir estos atentados y velar por su seguridad. Precisamente fue aquí, en Galicia, donde viví una de las situaciones más extremas. Fraga llevó a Fidel por lugares muy peligrosos a nivel de seguridad. Los vecinos salían de las casas con comida y querían dársela al líder. Tuve que probar todos los productos para comprobar que no estaban envenenados.

-¿Son las mujeres la gran debilidad del líder comunista?

-Fidel no es un mujeriego, es decir, un hombre de una mujer hoy y otra mañana. Puede tener dos o tres al mismo tiempo, pero son amantes duraderas. Cuando estaba con Mirta (su primera esposa) le era infiel con Naty, y cuando estaba con Dalia (la segunda), la compartía con Celia y con su intérprete personal, Juanita. Era fiel a sus infidelidades. Aunque, sinceramente, era mejor amante que esposo, porque nunca se acordaba del cumpleaños de su mujer, pero sí del aniversario de sus amantes.

-¿Fue su íntimo amigo Gabriel García Márquez correo de Fidel Castro con Bill Clinton?

Sí. Ambos sacaron provecho de su relación. A Gabo le sirvió para hacer contactos y a él también. Recuerdo que fue a través de García Márquez como Fidel Castro se enteró de que la DEA (Administración para el Control de Drogas de EE UU) estaba investigando las conexiones de altos funcionarios cubanos con el tráfico de drogas.

-En su libro descubre que Castro era quien lideraba el narcotráfico en Cuba...

-Fue la gran decepción, porque me di cuenta de que el «dios» al que protegía no era sino un narcotraficante. A partir de ese momento cambió mi percepción de él. Lo descubrí al escuchar una reunión que mantenía con José Abrantes Fernández, en aquel momento ministro de Interior. Ambos estaban autorizando a un lanchero cubano que vivía en Miami a que se acomodara en una playa de Cuba y por la que pagaría al Ministerio 75.000 dólares.

-¿Qué ocurrirá cuando los Castro mueran?

-Fidel está muy mal y su memoria pronto le hará olvidar hasta quién es. Mientras Raúl siga en el poder, todo seguirá en calma, aunque hay muchos cubanos que son «fidelistas» pero no «raulistas» y si Raúl los reprime habrá una fuerte reacción. Cuando muera Raúl comenzarán los verdaderos problemas en Cuba, porque los viejos revolucionarios no aceptarán el liderazgo de Díaz-Canel. Será una transición muy violenta.

VIDEOS RELACIONADOS

 

-.
0
10056
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Muere Fidel Castro a los 90 años

Muere Fidel Castro a los 90 años

Nota Ciudadana
Santos, el héroe de lucha contra el castrochavismo

Santos, el héroe de lucha contra el castrochavismo

A propósito del Comandante

Trabajo, política y goce tendrá Obama en sus 72 horas en La Habana

Trabajo, política y goce tendrá Obama en sus 72 horas en La Habana