¡Estamos llevados!

A pesar de que la mayoría parece creer que la pandemia fue el gran mal del año, lo cierto es que hay uno aún peor: la desidia de nuestros gobernantes

Por: Elkin Osorio
noviembre 26, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Estamos llevados!
Foto: Flickr stuartpilbrow - CC BY-SA 2.0

Como pequeño empresario del sector turístico, mirando en retrospectiva un año tan pésimo para la economía (especialmente para nosotros), he llegado a la conclusión de que lo peor no ha sido el cierre forzado por más de seis meses debido a la pandemia, tampoco la poca presencia de clientes debido al temor al contagio, ni mucho menos la ñapa recibida de la madre naturaleza con lluvias incesantes y huracán incluido. Lo que realmente me tiene indignado y decepcionado es la política de la deyección a la que nos han sometido sin sonrojarse nuestros padres de la patria.

Que el presidente dio billones a los bancos para que nos ayuden, vamos a los bancos y nos tratan como perro en misa, y descaradamente nos dicen que somos empresas pequeñas con demasiado riesgo. Que la gobernación aportó miles de millones a los bancos de segundo piso para que nos socorran, vamos rápidamente a solicitar un préstamo y las entidades dicen que no tienen ni idea de lo que estamos hablando. Y de los alcaldes ni hablemos, si llegan es a tomarse la foto de rigor y a exigir que para la reapertura cumplamos con todos los  protocolos de bioseguridad.

Mientras todo esto pasa, recibimos incesantemente y con dolor de patria las llamadas de todos los miembros de nuestras pequeñas economías: los empleados con hambre, los proveedores intentando sobrevivir, el muchacho de la moto que nos hacía las vueltas más confundido que Adán el día de las madres, etcétera. Además, poco a poco vemos a nuestro alrededor el cierre del almacén del cliente, del restaurante otrora próspero del amigo, del chuzo de la señora de los fritos... y comenzamos a observar a la pareja de recién casados vendiendo cualquier producto en el carrito del bebé.

Y para evitar convertirme en otro Adán García, enciendo la televisión para distraerme y lo primero que veo es al político de siempre, exponiendo unas cifras que ni él mismo se cree, y con la mirada en ristre solo digo: "Ahora sí nos llevó el putas".

-.
0
5400
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Cómo la basura reciclable impulsa la economía?

¿Cómo la basura reciclable impulsa la economía?

Nota Ciudadana
¿Virus o tormenta perfecta?

¿Virus o tormenta perfecta?

El hombre encargado de la Cuarta Revolución Industrial en Colombia

El hombre encargado de la Cuarta Revolución Industrial en Colombia

Los principales retos de la economía colombiana

Los principales retos de la economía colombiana