Estafadores y redes criminales al acecho en Colombia

Estafadores y redes criminales al acecho en Colombia

“Me vaciaron la cuenta y el banco no responde”. “Eso no es nada, Yo conocí a alguien en una App de citas y ahora me extorsionan para no publicar mis fotos íntimas”

Por: Nelson Villarreal
junio 21, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Estafadores y redes criminales al acecho en Colombia

“El fin de semana en la madrugada me vaciaron la cuenta de ahorros y el banco no me responde”, “eso no es nada, hace un mes yo conocí a alguien por internet en una App de citas y ahora me están extorsionando para no publicar las fotos íntimas que le envié”.

Estas conversaciones se han vuelto recurrentes en las charlas de miles de colombianos, cuando no es el familiar al que le hicieron un fraude bancario, es el amigo que está sumido en el estrés de una extorsión a manos de una banda criminal que tiene sus fotos íntimas.

¿En qué momento nuestro país se volvió un paraíso tan atractivo para los criminales que operan a través de redes sociales, Apps y llamadas telefónicas?

A mediados de 2020 y 2021 cuando pensábamos que  lo peor de la pandemia del Covid-19 era el encierro, empezaron a proliferar las estafas y todo tipo de fraudes electrónicos, perfiles falsos, llamadas haciéndose pasar por bancos, mensajes de textos con links maliciosos que robaban la información de nuestros dispositivos, solicitudes de amistad de desconocidos, propuestas indecentes a través de apps de citas amorosas y un sinfín de fraudes cibernéticos que aun hoy tienen a miles de colombianos en situaciones complejas por hacer click, enviar una foto o compartir sus datos con un desconocido.

Así es, infortunadamente la ingenuidad, aunada a los frágiles sistemas de protección o la debilidad en el aparato de justicia han permitido que los estafadores se salgan con la suya.

Las cifras de llamadas, mensajes e interacciones con fines de estafa son alarmantes; comparadas con años anteriores a la pandemia donde en promedio se recibían en el país entre 10 y 15 millones de llamadas “Spam” al mes, en lo corrido de 2024 se han registrado en promedio 40 millones de llamadas o mensajes “Spam” mensualmente y el 80% de estos contactos han sido tipificados como presuntas estafas por la compañía True Caller  que presta servicios de Apps para identificar llamadas y prevenir fraudes.

De acuerdo con las autoridades la mayoría de esas llamadas, contactos por redes sociales o mensajería con fines de estafar o extorsionar provienen de cárceles donde en teoría no debería existir el uso de celulares y ningún gobierno lo ha podido controlar.

Pero ¿Cuáles son las estafas más comunes en Colombia?

Perfiles falsos en Apps de citas donde la persona (en su mayoría hombres) son atraídos por un estafador tras la pantalla que le envía fotos de contenido sexual y pidiendo fotos suyas a cambio. Cuando la víctima accede inicia una extorsión para no difundir en redes sociales, grupos de trabajo o familiares aquel tipo de contenido. Por lo general no hay denuncias por la vergüenza que siente la víctima.

Llamadas de funcionarios falsos haciéndose pasar por bancos, empresas del estado, autoridades, etc. Donde se ganan la confianza obteniendo información financiera sensible que luego es usada para acceder a cuentas, hacer compras, adquirir servicios y otros a nombre del estafado quien se ve impedido para actuar pues entregó su información “voluntariamente”. Es parecida a la estafa de las tiendas de moda o celebraciones como venta de desayunos sorpresa, floristerías y regalos a los que consignas un dinero para obtener un servicio y ya no vuelves a saber de ellas, pero sus anuncios siguen en redes sociales sin que pase nada.

La llamada del familiar que tuvo un accidente, donde el “familiar” se comunica a través de un supuesto policía quien relata un accidente grave en el que necesitan un dinero de forma inmediata para evitar que su pariente vaya a la cárcel. Si, la gente sigue cayendo en esta estafa conocida coloquialmente como “tío, tío”, pues es el supuesto sobrino quien se comunica.

Mensajería con Links maliciosos, los cuales son enviados con anuncios relacionados a productos de entidades conocidas como Nequi, Daviplata, Cajas de Compensación, telefonía móvil, plataformas de servicios como Rappi, Didi, y así un largo etc., cuando la víctima da clic en los enlaces automáticamente el software de su dispositivo se conecta con el de los delincuentes que pueden acceder a toda su información personal y financiera actuando a través de la suplantación de identidad.

Los colombianos estamos expuestos y ha sido vulnerada nuestra seguridad personal, por más que se lancen tibias iniciativas de protección de datos del consumidor en el congreso, pues las empresas legales siguen las reglas, pero ¿y los delincuentes?

Olvidamos que la protección de nuestros datos personales resulta vital para mantener las mínimas garantías sociales y económicas de derechos fundamentales, por lo que es necesario extender una regulación hacia el trafico de datos y su uso comercial como está ocurriendo a nivel global, por ejemplo las regulaciones hechas a Meta en países desarrollados en los que el mismísimo Mark Zuckerberg ha tenido que estar en el banquillo de los acusados por el uso de datos de millones de personas de esos países en Facebook.

Por otra parte, no todo es culpa de terceros, ya que nosotros mismos somos demasiado permisivos al momento de exponer nuestra información en redes sociales. Esto se conoce como fuentes de datos abiertas. Si alguien quiere saber de ti puede encontrar mucha información y ya tendría una imagen general de lo que eres, lo que te gusta, a donde vas de paseo, el tipo de vehículo que usas, y hasta lo que comes.

Olvidamos lo delicado de este tema quizá porque nos faltó conocer lo ocurrido en la Alemania Nazi en la segunda guerra mundial, donde los Países Bajos tenían sistemas de datos almacenados de todo, por ejemplo, ubicaciones de las familias, religión, ancestros, trabajos y patrimonio; mientras que en Francia hacía 1862 la legislación no permitió la recolección de ciertos datos. Como resultado, cuando el ejercito Nazi llegó a Francia debió esforzarse para encontrar a los judíos llegando a exterminar a un 25% de ellos, mientras que al llegar a los países bajos encontraron toda la información con la que llegaron a masacrar al 73% de la población judía en ese territorio.

Debemos apersonarnos de nuestros datos y recibir el apoyo del estado para blindar la información que no podemos proteger.

¿Quién protege a nuestros adultos mayores para no ser embaucados?¿Por qué debemos vivir con la zozobra de caer en la trampa en la siguiente llamada o con el siguiente click?

Aquí también hay una llamada por las entidades encargadas de administrar justicia, quienes deben brindar mayores garantías al momento de acceder a ellas. Hoy por hoy la mayoría de las personas tienen miedo a denunciar por temor a dejar todos sus datos personales y ese es el primer obstáculo, ya que la fiscalía por ejemplo tiene formularios donde básicamente tienes que dejar toda tu información y de ser posible llevarles al victimario para que ellos hagan algo.

Una víctima de estafa, fraude o extorsión está disminuida en sus emociones y autoestima como para tener que exponerse con nombres propios al contar su historia solo para denunciar un número celular del que se siguen haciendo estafas a los ojos de todos sin que nadie haga nada.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Los 5 lugares que representan lo mejor de la repostería en Valledupar

Los 5 lugares que representan lo mejor de la repostería en Valledupar

Nota Ciudadana
Caricatura: Colombia vs Conmebol

Caricatura: Colombia vs Conmebol

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--