Entre la paranoia, el pánico y la precaución

El COVID-19 nos ha desafiado en todo sentido, por lo que sus efectos se han sentido profundamente en la psiquis

Por: Jaime Pinzón
mayo 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Entre la paranoia, el pánico y la precaución
Foto: Leonel Cordero

Por estos días, el COVID-19 centraliza nuestras vidas: despertamos, desayunamos, almorzamos, cenamos y dormimos con ese tema hasta el punto de olvidar el mes, el día y la hora.

Los medios de comunicación han taladrado en las mentes de los colombianos, sembrando un pánico colectivo que nos hace temer hasta de un estornudo. Pobre de aquel que por esta época presente síntomas de gripe, ya que será presa de este pánico. Y si descuida sus presentimientos, por lo menos de una manera hipocondriaca, sufrirá la misma enfermedad así no sea portador del virus.

Ahora somos paranoicos frecuentes, ocultos y temerosos de una enfermedad que más bien parece vivir en el aire, en el agua y hasta en nuestros abuelos y vecinos…

Pienso que la parte de la precaución fue de lo primero que hablaron los medios noticiosos para después jamás volver a tocar el tema y quedar con sus espacios informativos a su merced, de manera que todo su tiempo lo entreguen a sembrar esa paranoia y el pánico con el que nos alimentamos a diario los colombianos (adictos a estos espacios poco piadosos con los ciudadanos que hoy resguardan sus vidas en casas en espera de buenas noticias, que tal vez ni ellos mismos quieran difundir, ya que por el momento es lo que da dinero, audiencia y rating).

Si revisamos los datos y antecedentes, encontraremos que actualmente el único modo de intentar no contagiarnos está en protegernos con máscaras, mantenernos lejos de las aglomeraciones y lavarnos las manos con frecuencia, especialmente al llegar a casa. A falta de una vacuna, esas son las únicas maneras de cuidarnos efectivamente… Sin embargo, nos siguen vendiendo el miedo, ya que quieren que vivamos llenos de temores, ocultos y paranoicos. ¿Por qué? Porque tener nuestra atención presa da dinero, sin contar con las ventajas que tiene que estemos pagando una condena sin siquiera una sentencia.

Aquello que nos causaba placer (visitar seres queridos, bailar al son de una buena canción, compartir una cena con la chica que te gusta y más placeres de esos que hacen la vida bonita) cada vez más se va convirtiendo en delito…. Entonces, ¿de qué sirve usar el tapabocas, el lavado de manos, la aspersión corporal, el gel antibacterial y todas las demás medidas, si finalmente seguiremos presos?

A mi modo de ver, la precaución tendría muchos más efectos positivos sobre nosotros y en contra de la pandemia que los que hoy nos causa la paranoia y el pánico que nos consume y nos mantiene presos en nuestras casas y nuestros propios miedos.

-.
0
502
Angela Merkel, despedida con honores militares en Alemania

Angela Merkel, despedida con honores militares en Alemania

"No me arrepiento ni de la guerra ni de la paz"

Los 2000 jóvenes que ven en María Fernanda Cabal la salvación de Colombia

Los 2000 jóvenes que ven en María Fernanda Cabal la salvación de Colombia

Policías y civiles armados, una alianza en Cali a la que la justicia le puso le ojo

Policías y civiles armados, una alianza en Cali a la que la justicia le puso le ojo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus