A Dios rezando, pero con el mazo dando

Una mirada a raíz del confinamiento que la mayoría vive por estos días

Por: Luis Eduardo Solarte Pastás
mayo 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
A Dios rezando, pero con el mazo dando
Foto: Pixabay

María de la Concepción es una docente en filosofía y teología. Práctica la religión católica sin llegar al fanatismo. Y en esta época de aislamiento obligatorio se ha sentido afectada no solo en su vida social, sino también espiritual.

Conchita, como también se la conoce, no olvidará la última Semana Santa que vivió en el año de la pandemia. Permanecerá por siempre en sus recuerdos, al igual que los demás días de la cuarentena.

Ella, desde niña y de la mano de sus padres, aprendió a creer en un Dios que le dijeron que era creador del universo y de la vida, que envió a su único hijo a la tierra a morir y a resucitar para redimir al hombre de sus pecados y ofrecerle el camino de la salvación eterna.

Y por más que el tiempo haya pasado y ahora se refleje en finos hilos grises sobre su cabello, está plenamente convencida que seguirá siendo católica hasta su Dios lo tenga a bien; no obstante los escándalos en los que su religión se ha visto involucrada, como consecuencia de las tentaciones terrenales en que han caído algunos de sus pastores.

Una vez se decretó en Colombia la emergencia sanitaria y con ella la económica, social y ecológica, María de la Concepción se resignó a quedarse en casa con los demás miembros de su familia, más por temor de enfermarse y no ser atendida en las entidades de salud, que en cumplimiento de las disposiciones oficiales.

Esta situación conllevó a que tuviese que restringir las actividades de asistencia social (que realiza fuera de su residencia con el centro geriátrico de la ciudad) y acomodarse a los retos que le planteaba una vida en confinamiento.

Sin embargo, desde un principio a lo único que no pudo adaptarse fue a dejar de asistir a su misa diaria de siete de la mañana en la Concatedral de San Juan para recibir la sagrada comunión que le ayuda alivianar los pesados recuerdos de su época de bailarina en clubes nocturnos que existían en los alrededores de la central de abastos.

A pesar que la televisión y la internet le han dado la oportunidad de ser partícipe de los rituales religiosos del catolicismo, presididos muchas veces por su máximo jerarca el Papa Francisco, siente que no es lo mismo y que siempre va existir un gran vacío, una distancia y una muralla espiritual entre el sacerdote que celebra y el feligrés que escucha.

En cada misa virtual que Conchita mira y escucha, incluso las que preside el papa Francisco, ha rezado con toda devoción para que el coronavirus aplane la curva de que tanto hablan los sabios y brujos de la salud; y para que al presidente Duque y a sus ministros el Espíritu Santo los ilumine a tomar la decisión de permitir que los católicos, que son mayoría en un país de contrastes, vuelvan asistir a la celebración de la santa eucaristía, claro está con todas las medidas y protocolos de prevención que se requiera. Es más, ella está dispuesta a comprar alcohol y tapabocas para regalar en la entrada de los templos.

María de la Concepción tiene fe en que Dios escuche sus súplicas y de paso le haga el milagro a partir de este 11 de mayo. Para ello necesita hoy más que nunca de la ayuda de los altos jerarcas de la Iglesia católica en Colombia, con la finalidad de que presionen al presidente Duque a tomar la “profética” decisión, tal y como lo han hecho los grandes empresarios del país y los pulpos financieros para que les den gusto y los complazcan en todo.

Y Conchita no se equivoca porque como alguien dijo: “A Dios rezando, pero con el mazo dando”.

-.
0
403
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Y el futuro de la nueva ruta de la seda china qué?

¿Y el futuro de la nueva ruta de la seda china qué?

En redes
VIDEO: Con honores fue despedido médico militar fallecido por Covid-19

VIDEO: Con honores fue despedido médico militar fallecido por Covid-19

10.311 casos nuevos y 222 fallecidos más por Covid en Colombia

10.311 casos nuevos y 222 fallecidos más por Covid en Colombia

En redes
En menos de dos días muere tercer trabajador de salud por COVID-19

En menos de dos días muere tercer trabajador de salud por COVID-19