Opinión

Entre Guatemala y Guatepeor

Por:
mayo 16, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Dice esta semana la Iglesia católica colombiana por intermedio de un monseñor de apellido Córdoba que ser homosexual no es pecado, o dicho en palabras suyas: “no porque se es homosexual, se es pecador”.

Qué bueno, pensé, no porque sea yo homosexual, cosa que a nadie incumbe, sino que sentí que ya parece que la Curia colombiana se va amoldando a los dictados del papa Francisco en eso de dejar la ceguera y dejar de ver el mundo con moral de procurador.  ¿Es más o menos eso lo que dice el papa de Roma?   Bueno, sea como sea, monseñor sigue calentando el avispero y suelta perlas como que "Esa condición de homosexual no es la que marca el pecado. Ser homosexuales no es ni bueno ni malo, ni enfermo ni sano", explicó.  Yo pasaba saliva, agradado con lo que creía que dice hoy la Iglesia sobre el tema.

Sin embargo, como las noticias y todo hay que leerlo completo y al detalle, hasta el último renglón, alejándose del gran titular, me detengo en las palabras que me hacen recular y repensar todo con más serenidad. Dice el mismo monseñor de apellido Córdoba que, per se, el homosexualismo no es pecado toda vez que "no es inherente a la homosexualidad el ser pecador".

Me toqué la barbilla mientras seguía leyendo y pensaba en ciertos curas irlandeses: "Un homosexual puede ser Santo cuando no ejerce el aprovechar o dominar a otra persona para su goce...".

Pero, como en toda montaña rusa, después de la bajada magistral a mil por hora y con el viento en contra, llegan los momentos de sosiego y de encontrarse con la realidad, y para ello no faltaban sino los dos temas siguientes que dejaban la cosa suficientemente clara y que el papa de Roma será muy papa de Roma y muy liberal, pero tampoco la cosa es como las fresas con la crema.

Ni matrimonio homosexual porque no estamos para juntar peras con manzanas y menos aun permitiremos dejar a una inocente criatura en manos de un depravado de esos.

En efecto, leyendo un poco más las palabras del clérigo, todo lo referente a la comprensión llega hasta que nos topamos con los temas del matrimonio igualitario y la adopción de menores por los homosexuales. Dice claramente que "no nos oponemos a que hombres o mujeres homosexuales vivan juntos y que se amen, pero en la Iglesia a eso no lo llamamos ni matrimonio ni familia (...) el matrimonio es un encargo de amor para generar vida, así lo dispuso Dios desde el principio y eso solo se puede entre hombre y mujer", agregó.

Y deja claro que el niño tiene derecho a que lo que perdió, es decir su papá y mamá, la sociedad se los dé: un papá y una mamá."No les obliguemos a los menores a crecer entre una pareja de homosexuales porque al entrar en la adolescencia el niño puede decir a mí me hubiera gustado crecer con papá y mamá".  Más claro no canta un cura.

Sin embargo, por mucho que gritemos y digamos, es suficientemente claro que el temita no le interesa al legislador. El Congreso pasa de él olímpicamente. El tema del homosexualismo y sus eventuales derechos no interesan a nuestro conservador mundo políticoy razonablemente es así si miramos que cerca del ochenta por ciento de los ciudadanos  ve con malos ojos aquellas cosas raras y peor ve la cosa cuando el tema se extiende a matrimonio o adopción.

Parece ser un tema vedado.

Y bueno, sea como sea, agradezcamos que no estamos como Gambia, un sufrido país con un demente llamado YahyaJammeh que lleva como “presidente” más de veinte años, un tipo de espaldas anchas  y quien esta misma semana suelta esta bella e inquietante frase: "Si eres un hombre que quiere casarse con otro hombre en este país y te encuentro, te cortaré el cuello y nadie te verá otra vez.”

Guatemala.

… y hablando de…

Y hablando de porcentajes y encuestas, dejemos en claro que es mejor no creer en ellas. Anotemos bien que hoy, siendo mayo de 2015, el presidente muy locuaz blablablá Santos tiene una imagen desfavorable del sesenta y algo por ciento y ya estaremos todos, como borregos obedientes, votando por su mano derecha e izquierda, Vargas Lleras, nieto o sobrino de presidente y uno de los tantos encargados de echarle mermelada de fresa y mora a nuestra nefasta clase política para que agache la cabeza al paso del carruaje presidencial.

Pareciera que en Colombia estamos condenados a Cien años de patria boba y violencia eterna, con el drama de no saber si estamos comenzando un ciclo o terminando otro.

-.
0
345
Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus