Opinión

Endeudamiento en tiempos de covid-19, ¿a favor de quiénes?

Para atender la crisis sanitaria y sus efectos económicos el gobierno debe buscar $50 billones aumentando endeudamiento, cuyas consecuencias recaerán, como siempre, en los menos favorecidos

Por:
abril 08, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Endeudamiento en tiempos de covid-19, ¿a favor de quiénes?
La tasa de desempleo aumentará, así como el índice de pobreza al que se le agregará la vulnerabilidad de la clase media

Este tiempo incierto que nos obliga a estar confinados y al tiempo preocupados por lo qué pasará, parece advertirnos la puesta en escena de una pandemia que vino para poner en crisis otras pandemias como la de la individualidad, el olvido, la indiferencia y la peste, al parecer más peligrosa de todas, la supremacía humana. La detonación denominada covid-19 aparece como la destrucción de todo el andamiaje de ideas y valores bajo los cuales venimos procediendo. Sin embargo, esa misma explosión es un gran faro luminoso que empieza a dar luz a nuevos caminos que deberemos empezar a recorrer con la certeza de nuestra fragilidad y siendo capaces de comprender los mensajes de profunda trasformación interior y exterior que se requiere para continuar.

La quietud física a la que nos ha obligado el covid-19 nos ha venido llevando a la cercanía con nuestros seres queridos, incluso con los que habitábamos y por motivos de sobrevivencia, los aparatos tecnológicos  y  las preocupaciones del día a día, poco nos relacionábamos. Lo habitual se ha venido convirtiendo en extraordinario, se están contando historias desconocidas, entre generaciones se están compartiendo juegos, películas y libros, los niños juegan hasta tarde y el tiempo de los adultos ya no es el mismo, hay tiempo para contar las estrellas, para hacer duelo, escribir, no bañarse, cocinar nuevas recetas y hasta burlarse de la pandemia, hacer retos lúdicos y placenteros entre amigos y familiares, ya no hay planes, hay sueños, pensamos en los otros. Los aprendizajes de esta pandemia no serán etéreos porque ella ha hecho del confinamiento un refugio para volver a mirarnos, reconocer los errores cometidos contra el planeta y sobre todo confiar en que algo tendremos que hacer para reivindicarnos como especie.

Por supuesto que la actual situación no es del todo idílica y como en todo momento de crisis también emergen la contradicciones individuales y colectivas, las cuales se agudizan cuando se vive al interior de un sistema desigual y acumulador de pobreza que si no permite bienestar en tiempos “más tranquilos”, mucho menos en momentos convulsos como el actual, de ahí que muchos colombianos estemos ya preocupados por resolver las necesidades que siempre hemos tenido, con o sin pandemia debemos pagar arriendo, deudas y dar de comer a los nuestros. Esto más que angustiarnos nos debe llamar a la reflexión sobre la necesidad de cambiar las maneras en que estamos avalando gobernanzas a favor del sector privado, empresarial, bancario que a la hora de la solidaridad imponen sus políticas mezquinas que solo benefician sus arcas y las de los suyos.

Los aprendizajes que interioricemos del covid-19 nos van a permitir pensarnos nuevas relaciones con el planeta Tierra, otras maneras de convivir con el resto de seres vivientes y por supuesto nuevas formas de enlazarnos entre nosotros, haciendo apuestas sociales y políticas que contrarresten las nuevas medidas económicas que el gobierno pactará con los gremios, la banca nacional e internacional y organismos multilaterales (FMI, Banco Mundial, BID), pues el gobierno nacional para atender la actual crisis sanitaria y sus efectos en la economía debe buscar recursos que abarquen lo cerca de 50 billones de pesos y para esto, debe sí o sí aumentar el endeudamiento, lo cual traerá consecuencias a mediano plazo, pero en específico, recaerá como siempre en las clases menos favorecidas; estratos bajos y clase media, ello sin contar  que la tasa de desempleo aumentará, así como el índice de pobreza que, sumado al 27 % de la población que ya es pobre se le agregará la vulnerabilidad de la clase media que es un porcentaje de 39.8%, es decir que 6,5 millones de hogares estarían en riesgo[1].

De lo anterior, debemos estar muy atentos durante estos días para saber de dónde saldrá el presupuesto para afrontar la crisis, pero sobre todo en el cómo se va a gastar, en que se va a priorizar, por supuesto que es urgente resolver el tema  de empleo y las medidas para aminorar los afectaciones a las pequeñas y medianas empresas,  las ayudas humanitarias  deben ampliar su cobertura, pero la vida y salud de un país no debe ponerse más en riesgo y subvalorarse, esto lo traigo a colación ante la peligrosa medida de terminar la cuarentena, so pretexto de que la curva de infecciones se aplanó, además con cifras maquilladas. El sacrificio del endeudamiento debe servir para atender a los contagiados y futuros casos, lo cual obliga a utilizar parte importante de los recursos que se acopien, se requiere urgentemente poner los ojos en el sistema de salud, en los sueldos que se les debe al personal médico de los hospitales públicos, se debe invertir en la realización masiva de pruebas de covid-19 y en el equipamiento de los laboratorios que deben hacerlas, además de adquirir las 10.517 camas que faltan en las Unidades de Cuidados Intensivos en más de doce departamentos del país, según informó el portal la Silla Vacía[2].

________________________________________________________________________________

Ni siquiera sabemos en qué se distribuyeron todos  los recursos del Fondo de Mitigación de Emergencias, que logró recoger 14,8 billones

________________________________________________________________________________

De dónde y cómo se van a distribuir los recursos que se acopien durante estos días dependerá el presente de nuestro país en tiempos de pandemia, aun ni siquiera sabemos  en qué se distribuyeron todos  los recursos del Fondo de Mitigación de Emergencias, Fome que logro recoger 14,8 billones, de los cuales solo sabemos que se destinaron 6 billones para temas de atención en salud y 1,3 billones en programas sociales, pero qué pasó con el resto 7,5 billones no sabemos, de ahí que sea urgente y necesario exigir rendición de cuentas y hacer veeduría en estos momentos de crisis para evitar desviación de recursos, derroches  y salvamentos de grandes emporios económicos como Avianca y los bancos que en lugar de solidarizarse con la situación están abogando para salvar sus arcas.

Oremos, meditemos, derribemos los paradigmas que otros erigieron para nosotros, depuremos los hábitos destructivos, antropocéntricos e individuales y volvamos a los sueños, a las pequeñas utopías de ayudar y crear con el otro y no perdamos de vista la urgencia de exigir la garantía de más días de cuarentena para evitar más muertes y contagiados, también y a pesar de la quietud y el encierro, no olvidemos que como ciudadanos estamos en la obligación de hacer veeduría y control al presupuesto que se logre  acopiar, pues sobre nosotros recaerá el pago del mismo, así que lo mínimo es que nos rindan cuentas y  que podamos exigir se priorice la salud y la vida de todos. No olvidemos que con las catástrofes y esta pandemia pueden venir nuevas oportunidades, reinventemos este presente.

¡Feliz Semana Santa, feliz cuarentena!

***

[1] Esta cifra esta referenciada en la editorial de la revista Semana del domingo 5 de abril de 2020. Ver más en: https://www.semana.com/nacion/articulo/coronavirus-tiene-la-economia-colombiana-en-emergencia-cuales-son-las-opciones/661550

[2] Ver en:  https://lasillavacia.com/las-regiones-todavia-no-estan-listas-atender-pandemia-76114

-Publicidad-
0
1500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Violentar la inocencia

Violentar la inocencia

La pandemia del hambre

La pandemia del hambre

¡Ni una más!

¡Ni una más!

¿Y los derechos de la Amazonia?

¿Y los derechos de la Amazonia?

La rebeldía en los tiempos del covid

La rebeldía en los tiempos del covid

El show de la lucha contra el narcotráfico

El show de la lucha contra el narcotráfico

Noticias del pillaje

Noticias del pillaje

El reconocimiento en el Decenio Internacional de los Afrodescendientes 2015-2024

El reconocimiento en el Decenio Internacional de los Afrodescendientes 2015-2024