En recuerdo de Gildardo Castaño Orozco, de la UP, a tres décadas de su muerte

Se cumplen 33 del asesinato de Gildardo Castaño Orozco, líder social, humanista, gestor cultural y tal vez el más destacado dirigente de la UP en Risaralda.

Por: Lina María Montilla Díaz
enero 14, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
En recuerdo de Gildardo Castaño Orozco, de la UP, a tres décadas de su muerte
Foto: Archivo

Nacido en la década de los años cuarenta en Pereira, ciudad a la cual dedicaría toda su inteligencia, esfuerzo y dedicación. Junto a su abuela materna, doña Ana Isabel Orozco, madre de catorce hijos, transcurre su infancia y juventud, al lado de sus hermanos Édgar, Martha, Jorge, Carlos y Gloria, mientras su progenitora, doña Teresa, dedicaba sus mejores días al trabajo como obrera de la confección.

Cursó la secundaria en la Institución Educativa Deogracias Cardona, donde dejó ver su talante de dirigente vinculándose a la juventud Estudiantil Revolucionaria Cristiana, de la cual es expulsado por ser considerado comunista.

En su época estudiantil toma parte de Centros Literarios, tales como el Baldomero Sanín Cano, el Manicomio de la Literatura, entre otros, donde el nadaísmo era el movimiento protagonista de la época, además, promueve y participa ampliamente en el movimiento cultural, escribe poesías, obras de teatro irreverentes acordes con la época y participa en la dirección de la Semana Cultural.

Siendo estudiante de sexto de bachillerato inicia su vida de docente de matemáticas, en donde inicia su activismo sindical, el cual lo llevaría a ser presidente de la Asociación de Profesores de Secundaria, APROR.

En calidad de dirigente sindical ingresa a la Juventud Comunista y luego es promovido al Partido Comunista llegando a ser uno de los más destacados y experimentados cuadros políticos con que ha contado el partido en la región, lo cual lo llevó hacer parte Comité Central de dicho partido.

Ya en 1978 se gradúa como economista en la Universidad Libre con tesis laureada que llevaba como título “Neocolonialismo en la economía colombiana”.

Quienes conocieron a Gildardo, lo recuerdan como un hombre carismático, integro, con una sonrisa sincera, pero además, activo e interdisciplinar, pues se destacó como docente, académico, investigador, economista, poeta y gestor cultural, pero además, sus características como como líder, dirigente, luchador incansable humanista y conocedor de los fenómenos políticos y sociales del territorio, el país y del mundo como tal, le permitió asumir un papel protagónico en la dirección zonal y nacional del Partido Comunista Colombiano y a su vez, ser el dirigente más destacado de la Unión Patriótica en Risaralda.

Inició su carrera como concejal, representando a la clase trabajadora de la ciudad de Pereira con la Unión Nacional de Oposición en el período de 1976 a 1982, por el Frente Democrático de 1982 a 1986 y por la Unión Patriótica desde 1986 hasta el 6 de enero de 1989, fecha en la que se da su asesinato.

No obstante, es importante destacar que, desde esta corporación, se destacó por su fogosidad, disciplina, inventiva, diligencia e iniciativa, la cual se daba por la población pereirana, pues estaba convencido en la necesidad de la transformación revolucionara de nuestra realidad, desde sus estructuras económicas, sociales y políticas.

En medio de la esperanza generada por la Unión Patriótica, después de los diálogos de Paz de La Uribe y la posibilidad de generar cambios para nuestro país, los hostigamientos, las amenazas y los asesinatos se empezaron a presentar, marcando el destino en quienes se declaraban militantes de izquierda, del Partido Comunista Colombiano o de la Unión Patriótica.

Quien se enfrentara al establecimiento o al paramilitarismo, era declarado objetivo militar; quien exigiera paz y justicia social, era silenciado. De esta forma, asesinaron a Jaime Pardo Leal, Bernardo Jaramillo Ossa y el mismo Gildardo Castaño Orozco, quien fue asesinado el 6 de enero de 1989, saliendo de su casa para el trabajo a las 7:30 am, por paramilitares que se movilizaban en una moto, propinándole cuatro impactos de bala. Durante más de dos horas el cuerpo médico trató de salvar a Gildardo, quien falleció poco después de las 11:00 de la mañana.

Este magnicidio, continua en la impunidad. Hoy seguimos impulsando la solución política al conflicto armado y el desmonte del paramilitarismo, también exigimos el cumplimiento de los Acuerdos de Paz, firmados en La Habana en el 2016, sumado a la exigencia de que se detenga el derramamiento de sangre contra el pueblo, los líderes y lideresas sociales, defensores y defensoras de derechos humanos y firmantes del acuerdo de paz.

33 años después su lucha por la clase trabajadora, continúa vigente; las voces por la paz, la justicia social, la soberanía y la democracia persisten y se alzan en las plazas y en las calles.

Su consigna favorita de que “el pueblo unido, jamás será vencido”, retumba en las calles y se hizo sentir en el pasado estallido social, sumado a la consigna que hoy seguimos gritando y es nuestra tarea: “A crecer, a avanzar y a vencer, porque un pueblo unido, jamás será vencido”

Fuentes citadas:

-.
0
200
Revlon en bancarrota: se derrumba el imperio de la cosmética

Revlon en bancarrota: se derrumba el imperio de la cosmética

Asesinatos y espantos en el castillo Marroquín, un lugar maldito en Bogotá

Asesinatos y espantos en el castillo Marroquín, un lugar maldito en Bogotá

Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus