El reino "prechavista" de Uribe

"Sin duda alguna, y desde cualquier plataforma, es el expresidente el que gobierna a Colombia. En este país no vuela una mosca sin que le consulten primero"

Por: Carlos J. Zapata
agosto 19, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El reino
Foto: Facebook @AlvaroUribeVel

En el cubrimiento especial de Semana con Vicky Dávila y María Isabel Rueda, el expresidente Álvaro Uribe afirma sin titubeo alguno que Colombia está viviendo un “prechavismo”. El expresidente manifiesta, de forma casi profética, que la llegada del comunismo al país es inminente, muy próxima. Esta aserción me llamó mucho la atención, ya que, de forma casi inequívoca, puedo sacar un par de deducciones que podrían invalidar esta afirmación del expresidente, hoy exsenador Álvaro Uribe.

Como primera ilación, me gustaría resaltar que el presidente Iván Duque fue puesto en la presidencia por el expresidente Uribe. No por nada la opinión pública lo llamó títere, un “subpresidente” o, más enfáticamente, “el que dijo Uribe”. Hay que dejar claro, sin duda alguna, que el presidente Duque jamás hubiese ganado las elecciones presidenciales si no hubiese sido por el apoyo y el aval del expresidente Uribe. A pesar de su falta de experiencia en el sector público y de su corta vida en la esfera política, fue Duque el elegido para la presidencia. Entonces seamos más bien francos y no desviemos el discurso: Gustavo Petro no es el presidente de Colombia. El presidente de Colombia es Iván Duque, el del Centro Democrático, “el que dijo Uribe”.

Recapitulemos algo muy importante también: por suerte de Uribe, Jorge Enrique Robledo no es el ministro de Defensa y Angélica Lozano no es la ministra de Hacienda. En estos dos superministerios se encuentra dos personas no solamente cercanas en lo ideológico, sino también en lo personal. Carlos H. Trujillo, actual ministro de Defensa, no solamente ha sido nombrado embajador por el expresidente Uribe en un par de ocasiones, sino que también es amigo cercano suyo. Alberto Carrasquilla, actual ministro de Hacienda, la lanza uribista más afilada en defensa del neoliberalismo en Colombia, fue también su ministro de Hacienda por largos años. Entonces, no nos engañemos. Uribe, no contento con poner a Iván Duque en la presidencia, también tiene al Ministerio de Hacienda y al Ministerio de Defensa bajo su control.

El fiscal de la nación, como para adherir a la lista, no fue solamente un subalterno del presidente Duque, sino que también es su amigo desde que ambos estudiaban en la Universidad Sergio Arboleda. Entonces, seamos lo más claros posibles: el fiscal no es Ramiro Bejarano o algún contradictor antiuribista. Uribe, con Barbosa en la Fiscalía, no tiene nada que temer, nada de que preocuparse. No olvidemos tampoco que Carlos Camargo Assis, el nuevo Defensor del Pueblo, fue el encargado de investigar a Odebrecht y a la campaña de Óscar Iván Zuluaga en el CNE: ambas investigaciones engavetadas. Su cercanía con el Centro Democrático y con Uribe son evidentes. Tampoco nos digamos mentiras. La elección de Arturo Char en la presidencia del Senado tampoco es menor cosa para Uribe y sus intereses. Los Char fueron capaces de traicionar a Vargas Lleras en las pasadas elecciones presidenciales para apoyar a Álvaro Uribe y, como bien sabe toda Colombia, ese tipo de favores políticos no son gratis. Por ultimo, y dañando la sorpresa, es evidente que Margarita Cabello Blanco, ternada por el presidente Duque y ministra de Justicia, será la próxima procuradora. Es decir, el uribismo y el Centro Democrático tienen la presidencia del Senado, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría.

Por último, me permito también recordarle al señor Uribe que él es el congresista más votado de la historia de Colombia, como bien lo alardean sus seguidores. A sus subalternos tampoco les fue mal en las elecciones legislativas: el Centro Democrático es la bancada mas numerosa del Senado de la Republica y la segunda más numerosa en la Cámara de Representantes.

En conclusión, me permito respetuosamente decirle a usted, señor Uribe, que no importa si usted está en detención domiciliaria o legislando desde el Senado. Usted, sin duda alguna y desde cualquier plataforma, es el que gobierna a Colombia. No estamos en ningún “prechavismo”. En Colombia, indiscutiblemente, usted aun es rey. Si Colombia se encuentra en un “prechavismo”, no ha sido por la Corte Suprema, como usted lo ha dicho anteriormente. Ha sido por que usted lo ha querido y lo ha permitido. Aún en este país no vuela una mosca si a usted no se le consulta primero.

-.
0
402
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La agenda secreta de negociación de Álvaro Uribe con el ELN

La agenda secreta de negociación de Álvaro Uribe con el ELN

Nota Ciudadana
El pánfiloismo se tomó Colombia

El pánfiloismo se tomó Colombia

En redes
Ricardo Montaner: el nuevo ídolo de los uribistas

Ricardo Montaner: el nuevo ídolo de los uribistas

Nota Ciudadana
Falsos positivos, un crimen sistemático

Falsos positivos, un crimen sistemático