El peligro de una constituyente uribista

La insistencia de algunos con una asamblea nacional podría tener que ver con su deseo de derogar el artículo 197 y que Uribe vuelva al poder en 2022

Por: Fredy Alexánder Chaverra Colorado
Marzo 21, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El peligro de una constituyente uribista

A raíz de la publicación de la nota ¿Qué esconde la constituyente de Petro? me han llegado algunas preguntas en torno a la posibilidad de que el uribismo, en un eventual retorno al poder con Iván Duque, convoque a una asamblea nacional constituyente. Esa es una interesante discusión que tiene más de fondo que de forma. Estoy seguro que una constituyente es necesaria para reformar la justicia (las altas cortes no se han dejado reformar) y que en el Congreso no existe voluntad para reestructurar el sistema político. Con la constituyente de Petro (el corazón de la Colombia Humana) tengo serias inquietudes sobre cómo sería la elección de los constituyentes bajo una esquema de participación territorial (Petro tampoco lo tiene claro), pero con la uribista las reservas son mayores: van desde la necesidad de su convocatoria, los temas que serían puestos a consideración de los constituyentes y la posibilidad de tocar el artículo 197 de la Constitución —el artículo que prohíbe la reelección presidencial y que solo puede ser derogado mediante una asamblea nacional constituyente, así lo establece la mismísima Constitución—. Existe la posibilidad de que una constituyente uribista pueda reintroducir la reelección y que Uribe, sin necesidad de intermediarios o títeres, vuelva al poder en 2022.

De llegar a la Casa de Nariño Iván Duque no tendría serios problemas de gobernabilidad. Aunque su relación con el Congreso podría resultar tensa (el uribismo ha cuestionado la mermelada con la cual Santos aprobó proyectos estratégicos y el mismo Duque afirmó en un reciente foro que si llega a la presidencia “tirará la basura el computador de palacio”), la posibilidad de generar una amplia convergencia interpartidista en torno a su programa de gobierno no resulta del todo descabellada; Cambio Radical, la U, los conservadores y hasta algunos sectores liberales se le podrían sumar en una eventual coalición. A diferencia de Petro, que tiene seguro que solo podría cabalgar sobre el lomo de 4 senadores y 2 representantes (sin descartar la posibilidad de concertar coalición con los verdes, el polo y la Farc), Duque no sería víctima de un bloqueo parlamentario o se convertiría en un “prisionero” del Congreso. Por ese motivo, convocar una constituyente esgrimiendo la incapacidad del legislativo para desarrollar su programa (el argumento de Petro para defender su constituyente territorial) no tiene sentido para Duque desde la realpolitik. Entonces, ¿tiene sentido que el uribismo convoque a una asamblea nacional constituyente?

Desde las toldas del Centro Democrático quien más ha clamado por una constituyente ha sido Uribe. ¿Por qué tanta insistencia? Se podría pensar que el uribismo buscaría tumbar las cinco reformas que introdujeron diferentes componentes del acuerdo de paz a la Constitución, es decir, cumplir con su cometido de “hacer trizas ese maldito papel”. Duque podría convocar a una constituyente para tumbar la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), las 10 curules de la Farc, la cláusula de cumplimiento, las inversiones para el posconflicto y hasta el artículo que prohíbe el paramilitarismo. Sin embargo, esa sería una apuesta demasiado arriesgada que le generaría mucha inestabilidad institucional, política y social en un corto gobierno de cuatro años. Eso podría explicar la prudencia del aspirante uribista con ese tema y por qué la convocatoria a una constituyente no forma parte de sus prioridades. Por eso, estoy seguro de que la insistencia de los sectores más radicales del uribismo con la asamblea nacional constituyente tiene que ver con su deseo de derogar el “articulito” 197 y que Uribe vuelva al poder en 2022. No sería la primera vez que lo hacen ni la segunda vez que lo intentan. ¿Se prestará Duque para eso de llegar a la presidencia?

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
20782

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus