La indignación de Monseñor Mercado contra las Farc y Santrich que no logró controlar

Hace 20 años le secuestraron a su hermano quien murió en cautiverio, y desde entonces, cada vez que tiene la oportunidad, le recuerda que son terroristas y cínicos

Por:
Mayo 15, 2018
La indignación de Monseñor Mercado contra las Farc y Santrich que no logró controlar

El viernes 24 de septiembre del 2017 un muchacho de 19 años entró a escondidas en la casa cural de la Parroquia Santo Domingo Savio en Bogotá. El párroco de esa iglesia, Monseñor Pedro Mercado, a su vez presidente del Tribunal Eclesiástico Arquidiocesano, estaba dispuesto a dormir cuando el joven lo sorprendió. Se reconoció como perteneciente al Polo Democrático y le reclamó, en tono aireado, su malestar por un trino bastante ofensivo contra la memoria del Mono Jojoy. Al joven lo convencieron de salir inmediatamente de la casa cural. Recientemente el sacerdote había protestado en este tono por la presentación oficial de las Farc como partido político en la Plaza de Bolívar:

El domingo de esa semana, después de su misa de las seis de la tarde, el mismo joven se quedó hasta el final y lo increpó con rudeza. Un día después de este incidente Monseñor Pedro Mercado dio un parte de tranquilidad a sus fieles “Mi seguridad y mi vida están en manos de Dios. No me dejaré amedrentar ni presionar por nadie. Invitó a todos a mantener la calma y a no darle importancia a este evento”.

La verdad al este sacerdote, nacido el 24 de octubre de 1978 en Sabanalarga Cesar, no le importaron mucho las críticas y el acoso de la izquierda. En febrero del 2018, después de un acto de perdón de las Farc por el atentado del 2003 al club del Nogal, Monseñor Mercado respondió de esta manera desde su cuenta de Twitter

El resentimiento de Pedro Mercado se remonta a finales de los años 90 cuando las Farc secuestró a su hermano quien murió mientras estaba en su cautiverio, situación que el sacerdote también les recordó en uno de sus trinos

Mercado, quien fue ordenado presbítero el 20 de diciembre del 2003 y quien estudió licenciatura en filosofía y teología obteniendo además una especialización en Estudios Humanísticos en la Universidad de Navarra, es un religioso al que le interesa el tema del conflicto colombiano como estudio. Escribió, en el año 2000, cuando apenas tenía 21 años, el libro Hacia una reconstrucción ética y cultural. Meditaciones sobre la paz de Colombia. En Roma se graduó como licenciado en Derecho Canónico y Doctor (PHD) en filosofía política de la Universidad de la Santa Cruz. Su cercanía con la Santa Sede data desde el 2003, en los últimos años de Juan Pablo II, en donde se desempeñó, sin haber cumplido los 25 años, como Secretario de la Nunciatura Apostólica de la República Democrática del Congo. Ahí estuvo hasta enero del 2011 donde fue nombrado por la Asamble Plenaria del Episcopado como Secretario Adjunto de la Conferencia Episcopal de Colombia para las Relaciones con los organismos de estado, de ahí pasaría a ocupar, el 8 de diciembre del 2015 y por decisión de Rubén Salazar Gómez, Vicario de la Arquidiócesis de Bogotá y Presidente del Tribunal Eclesiástico Arquidiocesano quien toma las decisiones más álgidas en torno al divorcio.

La discusión con Santrich arrancó desde que el comandante guerrillero lanzó, en las conversaciones previa de Oslo, el famoso y desafiante Quizás, Quizás, Quizás, a las víctimas. Desde entonces en varias oportunidades se ha trenzado en disputas con el como se recuerda en este trino escrito poco después que Santrich hubiera llamado cretino a un periodista:

Otro rasgo por el que fue cuestionado en varios medios de izquierda de el país fue su defensa, en la semana santa pasada, al candidato Iván Duque, quien tuvo que ser escoltado por la policía después de que la gente, en su mayoría creyente, le reclamaba al candidato del Centro Democrático que no usara la procesión religiosa para hacer política, Pedro Mercado trinó a favor de Duque: “Como creyente y ciudadano @IvanDuque tiene todo el derecho a participar en las celebraciones de #SemanaSanta. Quienes hoy irrespetaron las tradiciones religiosas de #Popayán fueron otros… los intolerantes de siempre”.

Mercado fue la voz de inconformidad que se escuchó más alto contra el traslado de Jesús Santrich a la Fundación Caminos de Libertad con el beneplácito del clero. Después de sus recriminaciones en Twitter Mercado demostró que no se arrepiente de lo que dijo con este trino: “con el diablo no se dialoga”

Publicidad
0
17441
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

La guerra que se acabó

“Las guerrilleras tenemos derecho a saber dónde están nuestros hijos”

“Las guerrilleras tenemos derecho a saber dónde están nuestros hijos”

¡A acabar con las Farc!

Nota Ciudadana
Carta no enviada de una víctima del conflicto armado al post-acuerdo

Carta no enviada de una víctima del conflicto armado al post-acuerdo