Opinión

El Libro blanco de las inmundicias en Cartagena

El Libro blanco ha revelado la arquitectura de la corrupción, con su inventario de prácticas de concejales y directivos de entidades gubernamentales para apropiarse de dineros públicos a la vista de todos

Por:
julio 22, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El Libro blanco de las inmundicias en Cartagena
William Dau posee la más cuerda de todas las locuras. Es la cordura de enfrentar a una clase delincuencial

Hace algunos años, le escuché decir al periodista polaco Richard Kapuscinski que las madres, en ciertas aldeas de África, al ver a su hijo entrar a casa, luego de haber permanecido jugando en la calle, sueltan esta frase en tono de regaño “Niño, ve a limpiarte ese polvo, estás inmundo… Estás blanco”.

La imagen me vino a la cabeza, luego de escuchar el informe (parcial) que presentó el alcalde William Dau, el pasado 5 de julio. En la primera diapositiva se lee: LIBRO BLANCO “Salvemos juntos a Cartagena 2020 - 2023”.  

En la presentación se dijo que el Libro blanco es una tradición en ciertos países. El diccionario Collins, autoridad en la lengua inglesa, en la entrada White Book, establece que en British  English es una publicación gubernamental que se realiza en algunos países. En American English es un reporte gubernamental usualmente empastado en blanco. El diccionario Collins asegura que el término surgió en los mil setecientos y que en los últimos 10 años va en decadencia.

El resurgir de esa tradición inglesa dejó a muchos de los asistentes sorprendidos, mayor sorpresa, por supuesto, generó su contenido. ¿Es un libro blanco que recoge una cantidad de inmundicias? “Estás inmundo, estás blanco”. Así.

_______________________________________________________________________________

El documento señala “las presuntas” irregularidades en que habrían incurrido “la presunta” administración saliente

________________________________________________________________________________

 El documento señala “las presuntas” irregularidades en que habrían incurrido “la presunta” administración saliente. “La administración saliente” corresponde a una seguidilla de alcaldes que arrancó con la elección de Campo Elías en 2012, los encargos de Felipe Merlano y Oscar Brieva. La designación de Bruce Mac Master y luego Carlos Otero. Entró en escena Dionisio Vélez y salió, silenciosamente. En 2016, llegó Manolo Duque, “El alcalde pop”. Sigue designación de Sergio Londoño. Elección de Quinto Guerra… quien no alcanzó ni hacerse unas buenas fotos y vino Yolanda Wong. Ahora sí, llegamos al periodo saliente, Pedrito Pereira (¿Cómo una ciudad tan magna pudo tener un alcalde que se llamara Pedrito?)

El alcalde de Cartagena, William Dau se refirió a “las porquerías” que contiene el Libro blanco. Un hombre impredecible en su conducta. Un día puede portarse como el más elegante y discreto miembro de la corte británica y a las pocas horas como un domador de potros salvajes en algún rodeo texano. William Dau es auténtico, sin máscaras.

En épocas de campaña, en uno de los debates se identificó con un tractor. Así se presenta en los videos que entrega en redes sociales: “William Dau, “El tractor”, tu alcalde”. Los incisos pueden varias de posición.

La segunda diapositiva de la presentación del Libro blanco está encabezada por la siguiente frase: “La peor pandemia de Cartagena ha sido la CORRUPCIÓN”. Hay que intentar buscar cuál sigue en escala descendente. Quizá unos mercaderes de la información aliados a mafias políticas descendientes del imperio Otomano. Posiblemente una burguesía aliada a esas mafias, con empresarios que encabezan y descabezan a dirigentes como marioneta vieja. Algo es algo.

Luego de la frase sobre la peor pandemia, sigue: “Denuncia y actúa, ¿Si no es ahora, cuándo?

La frase, aunque de cajón, un topos, diría el maestro y lingüista Vincel Taborda, es más cierta que el ñame espino o el protocolo de la corona británica.

El Alcalde  William Dau lanza un video dirigido al Procurador general de la nación. Le dice que él tumba el edificio Acuarela, cuando la procuraduría investigue a los corruptos de Cartagena, y su lenguaje es como de “Tú me prestas un carrito y yo te doy un supercoco”. Es el lenguaje para enfrentar a los corruptos, sin rodeos, nada políticamente correcto, así es “El tractor”.

William Dau posee la más cuerda de todas las locuras. Es la cordura de enfrentar a una clase delincuencial, que ordenó matanzas, asesinatos selectivos y montó a quien le ha dado la gana en la alcaldía de Cartagena para preservar un poder que sin vergüenza ni escrúpulos. Un poder que desde la sombra o la cárcel renueva clientelismos en Cartagena y Bolívar.

Hay que estar cuerdo para hablarle de frente a innombrables que se escudan en la pistola o en el soborno por debajo de la mesa para corromper desde jueces hasta funcionarios del Ministerio Público. Es un topos, hablar de una procuraduría que no procura, una contraloría que no controla y una fiscalía que no fiscaliza, porque sus funcionarios que no funcionan hacen parte de estructuras mafiosas que se ramifican desde el centro del país y se trepan como mata de ahuyama por las regiones y las periferias.

Lo que el Libro blanco de Salvemos juntos a Cartagena ha revelado es la arquitectura de la corrupción. Entrega un inventario de prácticas realizas por concejales y directivos de entidades gubernamentales a través de organizaciones, ONG de dudosa constitución, cuyo fin es apropiarse de dineros públicos a la vista de todos, incluso de los organismos de control.

El Libro blanco es en sí mismo una muestra de cordura, una muestra de coherencia de algo que sabíamos que pasaba pero que nadie se había mostrado con tanta claridad. Si el Libro blanco es lo que se le entregara a las entidades de control, uno solo espera que esos organismos de control den las respuestas que una ciudadanía honesta merece. Hay gente temblando, otros tiemblan aparentando dignidad, están igual de asustados.

_______________________________________________________________________________

El gran tema es cómo acabar con un sistema montado por décadas para robarse una ciudad

_______________________________________________________________________________

El gran tema es cómo acabar con un sistema montado por décadas para robarse una ciudad. No es el dinero que se perdió, sino una clase política que va desde concejales, senadores y representantes, y otros de elección o libre nombramiento que están conectados con esos sistemas que el Libro blanco comienza a revelar.

El próximo domingo 26 de julio se espera la última entrega del informe consignado en el Libro blanco. Hasta ese día se tendrá la historia completa de un saqueo sistemático a la ciudad que debería avergonzar a las entidades de control.

Si el pueblo que eligió a William Dau no aprovecha este momento para empujar al tractor, se habrá perdido la oportunidad de enfrentar a los corruptos de manera directa, con un lenguaje sincero, como se le habla a los delincuentes, salgan de la alcantarilla que salgan.

El gran movimiento ciudadano que retome las riendas de la lucha contra la corrupción lideradas hoy por William Dau hay que concebirlo pronto como si se tratara de expandir los territorios de la honestidad, ocupados hoy por los corruptos señalados en el Libro blanco.

Ayer el titular del diario El Tiempo retrata lo que ha pasado por décadas en la ciudad: “Procuraduría desempolva el mayor escándalo de corrupción en Cartagena”. ¿Desempolva? La noticia señala que luego de tres años, el Ministerio Público formula cargos contra exconcejales y concejales activos involucrados en la elección de Nubia Fontalvo, como contralora distrital. ¿Mayor escándalo de corrupción de Cartagena? ¿Ahhh?

Según el Libro blanco eso está por verse. El tractor calienta motores.

 

-.
0
11600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Sobaremos los tambores en su honor

Sobaremos los tambores en su honor

Cultura: de la tarimización a la virtualización

Cultura: de la tarimización a la virtualización

El negro soy yo

El negro soy yo

Manuel Zapata Olivella, el vagabundo

Manuel Zapata Olivella, el vagabundo

The Uribescape y La Vicky-Rueda-live

The Uribescape y La Vicky-Rueda-live

El ejemplo del padre Pacho de Roux

El ejemplo del padre Pacho de Roux

Las verdades difíciles

Las verdades difíciles

Rallar un coquito

Rallar un coquito