El indiscutible moralismo colombiano con el aborto

La despenalización del aborto continúa siendo un debate que se realiza desde la moral, sin pensar en la salud y la vida de las mujeres

Por: Yenni Córdoba Palacios
febrero 12, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El indiscutible moralismo colombiano con el aborto
Foto: ProtoplasmaKid CC BY-SA 4.0

Hay un tema que ha generado un sin número de comentarios y que además ha revivido el debate del aborto en Colombia, cuestión que en otros países se ha superado y nadie se escandaliza frente a esa situación.  La historia se resume en que una mujer en Popayán con siete meses de embarazo decide abortar. En un primer momento me pareció estúpido alegar una vez más sobre el aborto en el país del sagrado corazón. Pero luego empecé a cuestionar ¿Qué pasa cuando en una relación el hombre quiere que el embarazo continúe hasta el parto, pero la mujer lo quiere interrumpir? ¿En quién recae el derecho? ¿En la mujer dueña de su cuerpo o el hombre quien de alguna manera tiene potestad? Parece obvia la respuesta, pero sin duda se necesita comprensión para los dos.

Debo hacer una pausa, para hablar de los comentarios absurdos que se van en contra de la mujer diciendo; “entonces por qué abrió las piernas, para qué se puso a acostarse con el tipo”. Entre otros comentarios mucho más vacíos que solo parten de la idea de que la mujer solo tiene sexo para procrear. Bastante ridículo.

Volvamos al punto, ¿sería una situación menos complicada si el feto tuviera menos de siete meses? La abogada Mónica Roa, en entrevista con un medio nacional menciona que: “Un aborto se debe hacer tan pronto como sea posible y tan tarde como sea necesario”.

En todo caso, el asunto va ligado a un ejercicio meramente moral por parte de quienes lo juzgan. Obviamente también está argumentado desde la ley por quienes lo apoyan. Encontramos personas que se sitúan en alguna de las partes; mi opinión sin duda, después de caminar por ambas posiciones no termina cuestionando el acto sino la moral, una cosa mediocre que acaba siendo nuestra carta final a la falta de argumentos. Lamento que la mujer haya tenido que tomar esta decisión de manera tardía, lamento la desilusión y tristeza del padre, que imagino esperaba otro final para la historia, pero también lamento que al día de hoy tengamos que hablar y discutir sobre el aborto y no sea para proteger y garantizar la vida de la mujer.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La utopía del aborto legal en Colombia

La utopía del aborto legal en Colombia

Solución salomónica de la C. Constitucional frente al aborto: todo queda igual

Solución salomónica de la C. Constitucional frente al aborto: todo queda igual

Nota Ciudadana
¿Se pasaron por la faja el derecho a la vida?

¿Se pasaron por la faja el derecho a la vida?

Nota Ciudadana
No era un feto al que abortaron, fue a Juan Sebastián al que mataron

No era un feto al que abortaron, fue a Juan Sebastián al que mataron