El Carnaval de Barranquilla, otro distractor de lo que pasa en Colombia

La alegría del Carnaval sirve para omitir la baja popularidad de Duque, el asesinato de líderes sociales o el laboratorio de Coca en la finca de un embajador

Por: John Alejandro Mejía Bello
marzo 06, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El Carnaval de Barranquilla, otro distractor de lo que pasa en Colombia
Foto: Jdvillalobos

Muy a pesar de que la clase dirigente de la ciudad de Barranquilla y el departamento del Atlántico están fuertemente cuestionadas por hechos ocurridos recientemente, que tienen que ver con la ilegalidad en la participación de procesos electorales anteriores,  se dignaron cursar invitaciones a periodistas, algunos de ellos, presentadores de noticieros de las cadenas de televisión con más alto rating de sintonía, cadenas de televisión, igualmente cuestionadas por pertenecer a grupos económicos privilegiados, financiadores de campañas para votación popular.

El carnaval fue la excusa perfecta para que periodistas del interior del país nos acompañaran en las tradicionales fiestas exaltando las bondades y belleza de esta parte del territorio nacional, que bajo los efectos de la música pegajosa, el colorido y la espontanea alegría del barranquillero, buscan minimizar y causar el menor impacto posible de la cruda realidad de los aconteceres cotidianos que nos involucran a todos los colombianos, que no terminamos de digerir una noticia impregnada de dolor, cuando divulgan nuevas noticias, algunas veces más impactantes que las anteriores.

Sirven, pues, la ciudad y el carnaval como elementos distractores y a tono con las festividades, para disfrazar parte de nuestra realidad, como por ejemplo, la escasa aceptabilidad de nuestro mandatario frente a sus electores, con cifra cercana al impuesto del valor agregado, como tener claridad de las consecuencias generadas por pertenecer al país con más asesinatos de defensores de DD. HH, saber si el Departamento de Sanidad puede afrontar con éxito el eventual ingreso de infectados por epidemia de Coronavirus y que hasta el momento solamente se ha permitido  socializar la importancia de hacer asepsia a las manos de los que aquí habitamos, que vemos con profunda preocupación por qué en países vecinos, entiéndase Ecuador y Argentina, llegaron los primeros afectados.

Para no preocupar a los connacionales al decirles que en el año 2019 hubo 36 masacres en el país, la cifra más alta desde 2014, que al Embajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente, en días pasados la Policía encontró un laboratorio de coca en una finca de su propiedad, en el municipio de Guasca (Cundinamarca), que luego de la muerte de Joselito, poca información se ha tenido, como también dejar de preocuparnos porque la ONU pide una profunda transformación del ESMAD, incluyendo su pertenecía al Ministerio del interior y no al de defensa.

Le puede interesar:

Escándalo por laboratorio de droga en finca del embajador en Uruguay lo pone a correr

Insignes visitante son bienvenidos, no solamente en época de jolgorio, también son bienvenidos en nuestra cotidianidad que igualmente tiene muchas noticias que deben ser difundidas con neutralidad y sin sentimientos de gratitud por los dirigentes anfitriones.

-.
0
2501
Las poderosas mujeres que pesan en las próximas elecciones con sus millones de votos

Las poderosas mujeres que pesan en las próximas elecciones con sus millones de votos

Pobreza, crimen organizado y migración: los retos de la primer mujer presidente en Honduras

Pobreza, crimen organizado y migración: los retos de la primer mujer presidente en Honduras

El asesinato del dueño de Surtifurver que quebró el exitoso negocio

El asesinato del dueño de Surtifurver que quebró el exitoso negocio

Guerra de precios de útiles escolares en las calles de Bogota

Guerra de precios de útiles escolares en las calles de Bogota

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus