«El Abrazo» del Festival de Biarritz para Colombia: la colombiana que triunfó en el festival de Francia

El premio a la mejor película de ficción fue otorgado a «Los reyes del mundo», de la realizadora colombiana Laura Mora

Por: MH Escalante
octubre 04, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
«El Abrazo» del Festival de Biarritz para Colombia: la colombiana que triunfó en el festival de Francia

Un submundo implantado al pie de los pilares del metro aéreo de Medellín, toneladas de basura a cielo abierto que se acumulan en paradisíacas playas de Managua, un rompecabezas de imágenes de archivo de la caótica, por llamarla así, historia política de Argentina. Esas son las temáticas de tres realizadoras de las películas mejor premiadas en la 31ª edición del Festival de cine de Biarritz.

Estuvimos así en esta ciudad costera del país vasco francés ante un cine realizado por mujeres, pero que no tiende a polarizar, pues si bien se trata de hablar de las condiciones de ellas en la América Latina contemporánea, también representar las condiciones de ellos como autores y víctimas del destino que les ha tocado según el marco social en el que nacieron.

«El Abrazo» a la mejor película de ficción fue otorgado a «Los reyes del mundo» de la realizadora colombiana Laura Mora (otro premio luego del Festival de San Sebastián en septiembre), el premio del Sindicato Francés de la Crítica de Cine a «La hija de todas las rabias» de la realizadora nicaragüense Laura Baumeister, el premio al mejor documental a «Retratos del futuro» de la realizadora argentina Virna Molina.

Sobre el trabajo de Laura Mora, el público y los críticos estuvieron de acuerdo en destacar su calidad como una película que reúne todos los atributos de una buena producción. Además de representar por primera vez en un largometraje el mecanismo legal de la restitución de tierras en Colombia.

El road movie sigue el periplo de cinco muchachos de la calle que un día reciben la buena nueva que la abuela de uno de ellos lo ha convertido en propietario de algo en algún lugar. Si ese sueño se cumple, atrás quedará para ellos esa desagradable ciudad de desigualdades, que se precia de tener un flamante metro aéreo que la recorre por entero mientras que en sus bajos se cimenta el fracaso social de miles de sus ciudadanos. Nada hay qué hacer ahí, el futuro está allá.

Gracias a ese «milagro» de la ley de víctimas y restitución de tierras , fruto de la guerra frenada con los acuerdos de paz firmados en Colombia en siglo XXI, el joven cuyo mundo es el sicariato con sus «parces», se convierte de pronto en hombre de propiedad. Hasta que al llegar a la tierra prometida tenga que constatar de forma fatal un mal destino que lo persigue. Por más escritura pública que se tenga y cédula de ciudadanía que se posea nada salvo la muerte le será posible a él alcanzar ante la mina de oro sobre la cual su pobre abuela tuvo la mala suerte de adquirir un predio.

La belleza exaltada de los paisajes de Colombia en este segundo largometraje de Laura Mora y de pronto hasta el valor de sus ciclistas evocado aquí en personajes que hacen piruetas con sus mobiletas a lo largo de carreteras de montaña perfectamente pavimentadas, pueden resultar agradables a la vista del espectador pese al peligro que ronda. De ahí las imágenes de bruma bajo un silencio absoluto pese al ruido vehicular. Esto llevó a decir a Pierre Murat, presidente del Sindicato Francés de la Crítica de Cine que si bien el onirismo en «Los reyes del mundo» es destacable su estética en general es ostentosa.

La calidad fotográfica innegable en esta película puede llevar a pensar a cinéfilos franceses que Colombia merece una vuelta turística pese a sus imperfecciones sociales y a su indudable inclinación a la violencia.

En «La hija de todas las rabias» al contrario, además de tener el mérito de ser el primer largometraje nicaragüense realizado por una mujer, la belleza no la dan los paisajes ni los lugares (ninguno es bello) sino los sentimientos de los personajes: mientras que los chicos colombianos sin más códigos que los de la violencia callejera esperan el golpe de suerte que les arreglará el futuro, Lilibeth y María, una madre y una hija en la ciudad de Nicaragua,  tienen que imponerse a la urbe sin que para ellas exista la esperanza de una tierra prometida.

A los bellos paisajes de las montañas colombianas se oponen las colinas de inmundicias del basurero de Managua situado al borde del mar. Que pese a su iniquidad, es el que prodiga el pan a los que escalan en él. «Mantén la cabeza erguida para que no parezcas un caballo achacado» dice la madre a su hija antes de abandonarla… Esa frase puede servir para establecer la diferencia entre dos visiones de cine latinoamericano premiado este año en Biarritz.

Del cine de Colombia se puede decir que logra retratar la realidad tal y como es. Del cine de Nicaragua que se vale del realismo mágico lo cual le permite transformar a la madre ausente en un felino que viene a merodear a su hija mientras ella duerme y marcar así el fin de la película.

En un encuentro en la Gare du Midi, Laura Mora explicaba al público de Biarritz que la escena de los jóvenes con las prostitutas viejas que los acogen y les dan de comer y en cuyo antro se exhibe un escudo y una bandera de Colombia en forma de trapos intenta representar la idea de un país maltratado que sin embargo es capaz de albergar bondad y amor por el prójimo.

En «La hija de todas las rabias» no hay tiempo para ese tipo de amor. El único real y redentor es aquel de la madre por su hija, que ésta termina por abandonar pues ya sabemos que la bondad no comparte espacios con la miseria.

El Festival de cine de Biarritz no responde a tantos interrogantes sociales pero al menos permite plantearlos. Serge Fohr su presidente,  hizo un balance positivo de esta cita del cine de América Latina en Francia: en el 2022 el Festival de Biarritz registró 25 mil entradas y tres salas de proyección completamente llenas durante 6 días de festival.

Este año el escritor Leonardo Padura habló de su quehacer literario entre Cuba y España y de su amor por el cine. El Instituto de Altos Estudios de América Latina dedicó su coloquio a Brasil y a sus conflictos. Argentina con «Retratos del futuro» de Virna Molina demostró que la frontera entre el documental y la ficción se puede pulverizar. Este es sin lugar a dudas un filme político sobre un país que vive la política con una gran pasión.

Palmarès 2022

LARGOMETRAJES DE FICCIÓN

El jurado estaba presidido por Eric Lartigau y compuesto por Rufus, Éléonore Bernheim, Lorenzo Vigas y Charlotte Uzu.

Abrazo a la mejor película: Los reyes del mundo de Laura Mora

Premio del jurado: Punto rojo de Nicanor Loreti

Coup de coeur del jurado : Daniela Marín por su actuación en Tengo sueños eléctricos

Premio del público: 1976 de Manuela Martelli

Premio del jurado de los habitantes de Biarritz: La hija de todas las rabias de Laura Baumeister

Premio del Sindicato Francés de la Crítica de Cine: El jurado estaba presidido por Pierre Murat y compuesto por Juliette Goffart y Bernard Payen : La hija de todas las rabias de Laura Baumeister

DOCUMENTALES

El jurado estaba presidido por Nicolas Philibert, y compuesto por Gabriela Trujillo y Jean-Pierre Duret.

Premio al mejor documental: Retratos del futuro de Virna Molina

Premio del jurado estudiante del IHEAL: Alis de Clare Weiskopf, Nicolas Van Hemelryck

CORTOMETRAJES

El jurado estaba presidido por César Díaz, y compuesto por Aurélie Chesné y Jean-Charles Mille.

Premio al mejor cortometraje: Fantasma Neón de Leonardo Martinelli

-.
0
400
El poderoso Flower Rojas la mano turbia de Jorge Iván Ospina en el concejo de Cali

El poderoso Flower Rojas la mano turbia de Jorge Iván Ospina en el concejo de Cali

La angustiante espera en Colombia de la esposa de Javier Hernández Bonnet

La angustiante espera en Colombia de la esposa de Javier Hernández Bonnet

Los contratos del cuñado de Claudia López con la alcaldía de Bogotá

Los contratos del cuñado de Claudia López con la alcaldía de Bogotá

El condenado por un saqueo de $47.000 millones que el alcalde de Cali reencauchó

El condenado por un saqueo de $47.000 millones que el alcalde de Cali reencauchó

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus