Egan Bernal, el gigante que reemplazará a Froome

El Sky, el propio equipo del 4 veces campeón del Tour, escogió al joven zipaquireño de 21 años para ser el líder ante el inminente retiro del británico

Por:
abril 28, 2018
Egan Bernal, el gigante que reemplazará a Froome

En 2017, faltando 8 kilómetros para la meta, Egan Arley Bernal se lanzó en un vertiginoso ataque durante el ascenso de Les Saisies, en el Tour de L’Avenir. El equipo Colombia había comandado el pelotón durante toda la etapa y la decisión estaba tomada: era el momento de agarrar el liderato de la carrera. Luego de alcanzar a la fuga, sus gregarios sabían que era la oportunidad esperada por el líder. Ese día todas las cámaras apuntaban a su inmutable rostro y el joven ciclista se dio a conocer al mundo. Para muchos, una nueva “Bestia” había nacido.

Bernal ganó la séptima y octava etapa del Tour de L’Avenir para convertirse en el quinto colombiano en coronarse en una de las carreras más importantes del circuito profesional. Con esta victoria, se sumó a los otros grandes del ciclismo colombiano que ganaron la competencia: Alfonso Flórez, en 1980; Martín Ramírez, 1985; Nairo Quintana, 2010; Esteban Chaves, 2011, y Miguel Ángel López, 2014. A sus 20 años, Egan Bernal se estaba coronando como el futuro del ciclismo de ruta en Colombia.

Pero ‘La Bestia’ no siempre compitió en las carreteras. Sus inicios montando los caballitos de acero están en el ciclismo de montaña. En esta modalidad Bernal también alcanzó grandes logros, y a sus 19 años ya se había subido dos veces al podio de los mundiales de montaña. Sin embargo, estuvo a punto de dejar el ciclismo para dedicarse al estudio. Entró becado a la Universidad de La Sabana para convertirse en comunicador social, creía que ahí tenía más futuro que en el deporte. Todavía vivía en Zipaquirá y todos los días pedaleba más de 70 kilómetros para ir y volver de la universidad. Su pasión por la bicicleta fue más fuerte y decidió dejar los cuadernos a un lado. Sabía que su futuro no estaba en el periodismo, sino en el deporte.

Pablo Mazuera fue el hombre que descubrió al zipaquireño. En 2010 se cruzó con él y lo convenció para que entrenara en la Fundación Mazuena, un proyecto de Pablo para apoyar el ciclismo en la región. Los resultados se vieron inmediatamente y Egan se convirtió en la nueva promesa. Sin embargo, encontrar una estabilidad en el ciclomontañismo fue complicado. Pablo lo acompañó en múltiples competencias internacionales y varias veces sacó de su bolsillo para pagar hoteles, alimentación y hasta la inscripción de las carreras. El resultado: una medalla de plata en el mundial juvenil de 2014 y una de bronce en 2015.

Por las dificultades, Pablo le recomendó a Egan dejar el ciclomontañismo y pasarse a la ruta. Gianni Savio, cabeza del equipo italiano Androni Giocattoli, no dudó en contratarlo cuando lo vio por primera vez: los próximos cuatro años serían definitivos en su carrera. Lo que nadie se esperaba es que los títulos llegaran tan rápido: campeón del Tour de Bihor (2016), subcampeón del Giro de los Apeninos (2017), campeón del Tour de Saboya (2017) y mejor joven en el Tour de los Alpes (2017).

Después de que Savio contratara a Bernal, que tenía 19 años en ese momento, lo llevó a un centro de estudios fisiológicos. Los datos arrojados son impresionantes y dan cuenta de la calidad de ciclista que es el colombiano. Su consumo de oxígeno máximo de es de 88.8 mililitros por kilo de peso. El rendimiento es superior al de su compañero y líder Christopher Froome, quien en 2015 reportó 88,2 mililitros, y a sus 22 años había reportado 84.6. Según sus entrenadores, este rendimiento puede aumentar con entrenamiento.

Bernal cada día acumula más títulos. En 2017 también ganó el Tour de Sibiu. Después de terminar la carrera, su entrenador declaró que era muy probable que el colombiano se uniera a las filas del Sky. Así sucedió y los británicos se vieron recompensados con el voto de confianza que le dieron al escarabajo. Este año ya se visitó con la camiseta de mejor joven en el Tour Down Under de Australia; se convirtió en el campeón nacional de contrarreloj; ganó la Colombia Oro y Paz en la última etapa, reventando piernas faltando un kilómetro y dejando a Nairo Quintana por detrás. En la Vuelta a Cataluña tenía todo para pelear el primer puesto, pero faltando 6 kilómetros de la última etapa, una caída lo dejó por fuera de la carrera. Se fracturó la clavícula, pero a los 6 días ya se le veía entrenando en su bicicleta. Su recuperación fue de un súper humano, y en menos de un mes volvió a las competencias.

En el Tour de Romandía se quedó con la cronoescalada en una demostración de técnica y fuerza que no veíamos desde que Nairo ganó una en la Vuelta a España. Sus compañeros ya no lo consideran un novato y saben que tiene las piernas para derrotarlos. Quintana, Urán y Henao aseugraron que era un ‘superclase’ del deporte pedal. ‘La Bestia’ azotará Europa para entrar en la historia de los grandes.

-.
0
40347
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Gracias, Egan

Gracias, Egan

Nota Ciudadana
Egan Bernal ya no es una promesa del ciclismo nacional

Egan Bernal ya no es una promesa del ciclismo nacional

Egan Bernal, el pelado de Zipaquirá que les dañó la fiesta a los franceses

Egan Bernal, el pelado de Zipaquirá que les dañó la fiesta a los franceses

Nota Ciudadana
Egan, el rey inesperado

Egan, el rey inesperado