Opinión

Duque en el lado equivocado sobre Cuba

Otro desacierto del gobierno, abstenerse de votar la resolución del embargo contra Cuba, en actitud mezquina, con el argumento absurdo de que alberga terroristas

Por:
noviembre 13, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Duque en el lado equivocado sobre Cuba
Colombia se apartó del voto que cada año hacen los países latinoamericanos a favor de terminar el bloqueo a Cuba

Desde 1960, Estados Unidos mantiene un embargo canalla contra Cuba. Un bloqueo económico, que cada presidente estadounidense desde Kennedy se ha encargado de perpetuar. Esta medida arbitraria, inhumana y anacrónica, que ha sumido a la ciudadanía en la miseria, el hambre y la desesperanza lleva 28 años siendo criticada por la ONU y sus Estados asociados, con la obvia excepción de Estados Unidos e Israel. Cada año, por esta fecha los Estados votan la resolución para acabar con el embargo en la Asamblea General y todos los años se aprueba por mayoría absoluta, porque es una medida que atenta contra todos los derechos que la ONU protege y que sirven de marco de referencia para cualquier Estado miembro sin importar ideologías.

Históricamente, los países latinoamericanos, votan a favor de terminar el bloqueo, como un acto de solidaridad con un país hermano, con el que nos unen profundos lazos culturales e históricos. Ahora bien, hay que entender dos cosas del voto en la ONU, lo primero es que es un voto protesta o simbólico, que no tiene implicaciones reales porque el embargo es una política de Estados Unidos, más no de la ONU. En esa medida, quien puede revocar el embargo es el presidente y el senado de los Estados Unidos. Segundo, votar a favor de terminar el embargo, no es apoyar al gobierno cubano, es apoyar a la ciudadanía, que es la que ha sufrido hasta los huesos la aspereza del bloqueo.

Este año, en lo que solo puede ser otro desacierto del actual gobierno colombiano, el presidente Duque, por medio del canciller Holmes Trujillo ha optado por la errónea postura de abstenerse de votar la resolución en contra de la medida económica contra Cuba. El motivo de esta actitud mezquina y perjudicial para el país, se basa en el argumento absurdo de que Cuba alberga terroristas. Esto, debido a que el país caribeño se ha negado, con toda razón, a extraditar a Colombia a los miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que hacían parte de la delegación que negociaba la paz con el Estado colombiano. Como se sabe, los diálogos de paz, no son del agrado del presidente y su partido político, así que cuando el horrendo atentado contra la Escuela de Cadetes fue asumido por el ELN, la Casa de Nariño, dio por terminada la mesa de negociación. Con este inadmisible error estratégico el ELN le dio argumentos al señor Duque para desplegar todo el aparato bélico en su contra con el alto costo que esto le ha implicado al país. A la par que esto sucedía, comenzó a agriarse la relación con Cuba, cuya solidaridad, acompañamiento y compromiso con la paz de Colombia ha sido invaluable.

 

Cuba se ha negado, con toda razón, a extraditar a Colombia
a los miembros del Ejército de Liberación Nacional que hacían parte de la delegación
que negociaba la paz con el Estado colombiano.

 

 

Ante los hechos antes mencionados, el gobierno del inexperto doctor Duque emprendió una campaña diplomática encaminada a forzar al país caribeño a entregar a los negociadores del ELN, acto contrario a los protocolos establecidos previamente en caso de que se produjera el fin anticipado de las negociaciones. Por ende, la solicitud del gobierno Duque fue y es improcedente, ya que el Estado cubano se ha limitado a cumplir con seriedad su rol de garante de los diálogos. Tal es su respetabilidad en estos temas ante la comunidad internacional, que Noruega, aceptó ser garante de los diálogos con el ELN, por el hecho de que Cuba era garante.

Ante la justa resistencia de Cuba en aceptar la improcedente petición colombiana, el gobierno Duque emprendió una campaña de desprestigio que se fundamenta en acusar de manera injusta y falaz a Cuba de dar albergue a terroristas. Acusación calumniosa y mal intencionada que también hace parte de su errada estrategia contra Venezuela, la cual hizo que el presidente Duque entregara un dossier con pruebas falsas a la ONU.

En conclusión, resulta incomprensible la política diplomática del gobierno Duque, pues en lugar de conservar aliados clave, de proteger la palabra del Estado y con ello su credibilidad internacional, opta por generar distancias innecesarias con aliados históricos y resquebrajar la imagen del país ante la comunidad internacional, que de forma masiva votó contra una política cruel e inhumana que ha afectado al pueblo cubano desde hace casi seis décadas.

-Publicidad-
0
1702
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Interceptada ilegalmente

Interceptada ilegalmente

Diario de un Paro que no para

Diario de un Paro que no para

El 21 Colombia marcha

El 21 Colombia marcha

Duque y el revés electoral

Duque y el revés electoral

Chile indignado

Chile indignado

Otro desliz del gobierno Duque

Otro desliz del gobierno Duque

La nueva independencia indígena de Ecuador

La nueva independencia indígena de Ecuador

Derecho a protestar

Derecho a protestar