Expreso Bolivariano, la más exitosa empresa de transporte, comenzó con una tragedia

Expreso Bolivariano, la más exitosa empresa de transporte, comenzó con una tragedia

Ulises Betancur, el fundador, fue cercano al cartel de Cali y estuvo relacionado con la muerte de uno de sus socios. Su hijo Edward tomó las riendas.

Por:
julio 07, 2023
Expreso Bolivariano, la más exitosa empresa de transporte, comenzó con una tragedia

Por estos días de mediados de 2023 y desde hace un par de meses, las filas en la Terminal de Transporte Bogotá son un poco más largas. Las quiebras de las aerolíneas que vendían tiquetes baratos y dejaron de volar sus incómodos aviones tienen a los dueños de Expreso Bolivariano y las otras gigantes del transportes, aprovechando el momento.

Lea también: Lili Pink, la marca de ropa íntima que desbancó a Leonisa

Empacarse 10 y hasta 20 horas en un bus es casi que la única opción de nuevo y la escena se repite en las terminales de transporte de las grandes capitales. La crisis aérea es el agosto de los transportadores terrestres que han visto reactivar sus registradoras mientras que los clientes van armando el paseo con mecato, agua y cerveza incluidos.

De las 10 grandes empresas de buses intermunicipales, Expreso Bolivariano es una de las que más tiquetes vende en el país. Su lema, Viaja por Colombia, que acompaña con imágenes y personajes de culturas indígenas y populares, les han generado cercanía con pasajeros fieles que la tienen como una de sus marcas preferidas desde hace décadas.

El comienzo de un gran éxito

La historia de Bolivariano empieza a contarse en la vieja Terminal de Buses de Fusagasugá en 1950, cuando la ciudad de hoy era un pueblo pequeño que unía a Bogotá con Girardot en Cundinamarca, Melgar e Ibagué en el Tolima. En aquella mitad del siglo XX, los dueños de las empresas de transporte Flota Bolivariana, Flota Granada y Flota Real, que tenían como centro de operaciones Fusagasugá, unieron sus buses para crear una sola empresa con la cual buscaban competirle, entre otras, a las santandereanas Copetrán y Berlinas del Fonce, y a Rápido Tolima que ya dominaban gran parte del mercado.

Expreso Bolivariano inició operaciones en febrero de 1956 con 36 buses, la mayoría de ellos de la marca Ford. Los transportadores Ulises Betancur Rodríguez (q. e. p. d.) y Carlos J. Díaz (q. e. p. d.) fueron dos de los fundadores que empezaron el negocio de la nada cuando eran pobres, pero se arriesgaron y terminaron uniendo las empresas para crear la gigante que es hoy Expreso Bolivariano. 

Una gigante mancha de sangre

Sin embargo, este largo camino hacia el éxito no fue fácil y está manchado de sangre. La disputa entre los socios por el control de la empresa se desató casi dos décadas después. En 1976, cuando Betancur era el gerente de la compañía, su socio Carlos J. Díaz fue asesinado por sicarios motorizados en Bogotá, una práctica que para la fecha era la firma indiscutible de la mafia.

Cuatro años después, en 1982, el abogado Jorge Enrique Cipagauta, que investigaba el crimen al servicio de la parte civil, y quien al parecer tenía serios indicios de que Betancur había mandado matar a su socio, también fue asesinado cuando entraba a su casa en el número 25-10 de la carrera 35, en el centro de Bogotá.

Los asesinos capturados dijeron que Ulises Betancur ordenó las muertes. En medio de polémicos procesos, mientras Expreso Bolivariano crecía y se convertía en líder del transporte terrestre, el entonces gerente de la compañía, fue declarado inocente.

Posteriormente, un juez ordenó un nuevo juicio, revocó el fallo y lo condenó a 16 años de cárcel, pero extrañamente, el Juzgado Sexto Superior anuló esa condena y Betancur, quien estaba fugado en España, sobre el papel, volvió a ser un respetado empresario sin culpas.

Ulises Betancur fue capturado en noviembre de 1984 en una lujosa casa en España con Jorge Luis Ochoa y Gilberto Rodríguez Orejuela, dos hombres buscados por la Interpol por enviar cocaína a Estados Unidos.

En ese momento, Betancur pagó una fianza y quedó libre. Se movía a escondidas entre Panamá, Ecuador y Venezuela desde donde aguardaba la decisión final de la justicia colombiana. Años después, en medio de dos asesinatos y procesos judiciales, Betancur salió inocente y logró lo que quiso siempre: quedarse con el control absoluto de Expreso Bolivariano.

De vuelta al ruedo empresarial

Olvidados los asesinatos, Ulises Betancur levantó su nombre como reputado empresario. Cambió los buses viejos, su empresa fue la primera en incorporar los famosos Pullman con sillas reclinables, ampliaron las rutas y se ganaron la preferencia de los pasajeros en Cali, Popayán, Pasto, Tumaco y Nariño. Luego coparon los Llanos Orientales.

Después de 25 años de fundados con el lema “Lleva tu felicidad”, empezaron a darle más fuerza a la marca gracias a los comerciales en televisión. Se metieron a patrocinar el equipo de fútbol Quindío y equipos de ciclismo. Medellín fue su siguiente conquista. Entraron a Antioquia en 1980, metieron buses más grandes, llamados ejecutivos con televisión y betamax para hacer viajes con pasajeros entretenidos y pasar maratones de películas.

Betancur estuvo al frente de la empresa hasta unos años antes de su muerte natural, cuando le cedió el control de Bolivariano a su esposa Socorro Contreras, quien desde entonces manejó la transportadora intermunicipal desde la silla de gerente general acompañada de sus hijos y hermanos como gerentes de las diferentes dependencias.

De la mano de Socorro Contreras llegaron las nuevas flotas de buses y las actualizaciones de la compañía que siempre lideró las preferencias de los pasajeros. Desde 2003, con el lema Viaja por Colombia, se aliaron con Fronteras para llegar a la Costa Atlántica, única zona del país donde no les han dado rutas.

Ya con una poderosa compañía en sus manos, Socorro Contreras murió en 2021 en medio de la crisis de pandemia que dejó sus 500 buses parados por casi un año llevándolos a tener pérdidas multimillonarias, de las que se han venido recuperando poco a poco, aprovechando las oportunidades como la que les está dando la falta de vuelos baratos actualmente. Después de 70 años de fundada, Expreso Bolivariano sigue siendo una empresa familiar que está en manos de los hijos de Ulises y algunos de sus nietos. El actual presidente, tras la muerte de Socorro Contreras es Edward Betancur y sus hermanos le siguen los pasos muy de cerca, Carlos Enrique como subgerente y Juan Orlando como Secretario General. Todos los demás cargos de importancia también están en la familia que heredó una empresa con una historia oscura en sus inicios y que hoy ya nadie quiere recordar.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Estos son los platos imperdibles que debe probar si va a Crepes & Waffles

Estos son los platos imperdibles que debe probar si va a Crepes & Waffles

La Scooter de Yamaha que se metió entre las más vendidas de junio; este es su precio

La Scooter de Yamaha que se metió entre las más vendidas de junio; este es su precio

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--