Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

¿Desafío de regiones?

Error estratégico de Los Antioqueños en el ‘reality’ y del gobernador de Antioquia en el diferendo limítrofe de Belén de Bajirá

Por:
Junio 18, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Desafío de regiones?
Tratar de animar el regionalismo en el diferendo limítrofe equivale a mandar a las mujeres al Desafío a Muerte

Miércoles en la noche. Faltan 15 minutos para las 9 p. m .  Hay dos televisores encendidos en la casa.  En uno, 3 mujeres miran un reality,  en el otro, quien escribe esta columna, sigue un debate en uno de los canales institucionales. Mi hija de 4 años le hace el quite a la hora de dormir y “flota” entre un salón y otro  compartiendo apreciaciones y comentarios. En una de sus visitas a mi programación se queda en silencio mirando fijamente el discurso de un hombre de saco y corbata que habla algo alterado.  Después de algunos segundos da media vuelta y sentencia: “Acá también perdieron los antioqueños”.

Resulta que por esos extraños mecanismos de la vida, los tiempos y el destino de un grupo de antioqueños del Desafío súper humanos en el Canal Caracol coincidió con el debate de control político al Director del IGAC (Instituto Geológico Agustín Codazzi) en la Cámara de Representantes.  Mientras en las playas de República Dominicana desaparecían “Los Antioqueños” como equipo y procedían a destruir su escudo (esto fue lo que más impactó a mi hija) en el Capitolio Nacional unos pocos representantes y senadores encaraban el tema de Belén de Bajirá,  con señalamientos, adjetivos y proyección de mapas y cédulas.

 

Zorro de mil batallas, de clientelas y truquillos,
el gobernador Luis Pérez sabe que nada une a un pueblo
más efectivamente que un enemigo común

 

Ha sido desafortunada, por decir lo menos, la manera como algunos dirigentes políticos han enfrentado, desfigurado y aprovechado el diferendo limítrofe entre Antioquia y Chocó en la zona de los municipios de Mutatá, Turbo y Riosucio.  Populismo, imprudencia, desconocimiento, irresponsabilidad y hasta indolencia. El gobernador de Antioquia, con muy poco que mostrar después de 18 meses de pensar, pensar, pensar y fallar en grande, ha trabajado incansablemente por generar un ambiente de indignación colectiva enfocada tanto hacía el presidente Santos y su Gobierno (con su 12 % de aceptación y cayendo), como a los dirigentes del Departamento del Chocó. Zorro de mil batallas, de clientelas y truquillos, el gobernador Luis Pérez sabe que nada une a un pueblo más efectivamente que un enemigo común.  Aunque fue el gerente de campaña de Santos en Antioquia, el actual mandatario departamental sabe que este incidente es perfecto para señalar al presidente, para obtener titulares y para desviar la atención de la gente, para que su perversa administración no sea el centro de las miradas.  El papel de víctima mayor le sienta bien.  En rueda de prensa el gobernador de Cambio Radical y el Partido Liberal, minutos después de un anuncio contrario a los intereses de Antioquia, llegó a amenazar con cortar los servicios públicos de las zonas.  ¡Valiente!

Del lado del Chocó la cosa no ha sido muy distinta.  A los adjetivos “invasores” “explotadores” y “dominantes”, que profieren el gobernador y algunos políticos chocoanos, se le suma el hecho, poco claro y en extremo sospechoso, de exigir la publicación del mapa oficial del Chocó como compromiso expreso para suspender el paro.  ¿Negociando tierra?

Las posiciones de ambas partes desfiguran un proceso que tiene partes con responsabilidades claras, reglas de juego, tiempos y exigencias muy concretas en lo jurídico y en lo administrativo.  La victimización, la agresividad y los señalamientos suben los ánimos, reaniman regionalismos estúpidos y generan riesgos para los habitantes de las zonas en cuestión.  Tal como lo dijo un congresista en el debate, acá el tema no es exclusivamente de kilómetros cuadrados, sino de personas, vidas, relaciones y arraigo.

Por mis ocupaciones anteriores tuve la oportunidad de conocer de cerca el proceso de deslinde entre Antioquia y Chocó.  Como administración departamental presentamos todos los argumentos y pruebas para sustentar la pertenencia de Belén de Bajirá y los tres corregimientos de Turbo al Departamento de Antioquia.

En la visita al terreno, por medio de entrevistas, mediciones, revisiones cartográficas y hasta análisis semánticos se logró demostrar cómo la descripción contenida en la Ley 13 de 1947 (por la cual se crea el Departamento del Chocó) es imprecisa, difusa e imposible de aterrizar a la realidad de la zona.  Se configura un límite dudoso en términos de la Ley 1447 de 2011 y se hace necesario que la decisión final la tome el Congreso de la República a partir de las pruebas aportadas al expediente.

Ahí volvemos a la sentencia de mi hija.  Desafortunadamente parece que en un primer momento la bancada antioqueña en el Congreso no entendió el reto que les presentó el IGAC con un informe que contradecía en sus conclusiones buena parte de lo probado durante el proceso.  Después de 10 meses de radicado el informe fue votado a pocos días de que se acabara la legislatura y, si bien se decidió devolver el mismo al IGAC, faltó contundencia para demostrar que existía un  límite dudoso y, por lo tanto, correspondía al  Congreso la decisión final.  El IGAC recibió el informe de vuelta y muy olímpicamente procedió a publicar sus conclusiones con el mapa mencionado en el acuerdo de levantamiento de paro, como si el límite fuese claro y visible.

Me dicen en mi casa que el gran error de “Los Antioqueños” en el reality de Súper humanos fue haber mandado a sus mujeres a los Desafíos de Muerte (para cuidar a los hombres y su fuerza física) y al final quedar expuestos a un Desafío de Capitanas en el que perdieran su última mujer y desaparecieran como equipo.  Tal como sucedió.  Faltó estrategia y concentración.  En el diferendo limítrofe señalar al presidente Santos (¿qué puede haber más fácil y taquillero? ) y tratar de animar el regionalismo (miope, discriminatorio y peligroso) equivale a mandar a las mujeres al Desafío a Muerte. Podrá parecer un acierto a corto plazo porque produce aplausos y “likes” pero es un grave error estratégico.  Ojalá la equivocada sea mi hija.

Publicidad
0
8388
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Santiago Londoño Uribe

Madrazo Mundial

Madrazo Mundial

Con el pitazo final en Lima, el país soltó un madrazo desafiante, orgulloso, agradecido y cansado. Falcao y James habían logrado superar retos monumentales dentro y fuera de la cancha
Un conejo incomible

Un conejo incomible

Con elecciones encima, algunos quieren mantener el ambiente de la campaña del plebiscito, mientras la mayoría se asombra de la corrupción y desfachatez política.¿Cuatro años más de polarización, clientela y corrupción?
Nuevos protagonistas

Nuevos protagonistas

Bienvenido el escrutinio profundo de los 51 nuevos magistrados de la JEP y de todas sus decisiones
Sin embargo…

Sin embargo…

¿De dónde sale un supuesto embargo a nuestros bienes, precisamente cuando se inicia la Coalición Colombia? Sin embargo, pensamos que las instituciones están ahí para esclarecer la verdad
Infalibilidad ex cátedra

Infalibilidad ex cátedra

Francisco tiene el atributo superlativo de la infalibilidad, pero lo trascendental de esta visita —con el mejor “timing” — fueron sus posiciones sobre la construcción de la paz
¿Fin de las bacrim?

¿Fin de las bacrim?

Después de la muerte de Gavilán, el sometimiento anunciado por el jefe del Clan del Golfo, más una buena dosis de realismo, da para aventurarse a buscar posibilidades
Popularidad y Gobierno

Popularidad y Gobierno

En Medellín, el alcalde nunca tiene en las encuestas mayoría desfavorable, pero —salvo Fajardo— hay momentos, como ahora, en que considera que la ciudad no va bien. ¿Por qué la desconexión?
Nunca subestimar el odio

Nunca subestimar el odio

El odio, el racismo y el antisemitismo están vivos y dispuestos a reclamar un lugar en la agenda política de nuestro tiempo