Opinión

De la burda, acientífica y estúpida censura de Facebook

Quiero preguntar a través de esta columna, algo que no puedo debatir en Facebook u otras redes sociales, porque nos censuran si hablamos sobre las putas v*cunas

Por:
septiembre 25, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
De la burda, acientífica y estúpida censura de Facebook
Me gustaría saber, a cuántos de ustedes, queridos lectores, también les ha dejado efectos la v*cuna. Usen caracteres ¡”#$%& entre las palabras censuradas para responder

ra La Dialéctica nos enseña que en cada Imperio no solo hay lo que Hegel llamaría el ‘espíritu subjetivo de las cosas’ (los miedos, deseos, la ontología y la cosmovisión del ser humano o ‘Sein’) que determina el ‘espíritu objetivo de las cosas’ (las organizaciones humanas a partir de dichos miedos, deseos, el Estado, las Leyes, las costumbres, la moral, la opinión pública, las corporaciones y hoy, Twitter, Instagram y Facebook); aquello que Karl Marx, su discípulo, reduciría simplemente a ‘relaciones sociales de producción’ que determinan la invariable ‘Súperestructura’.

Con esa premisa dialéctica, hay una interrelación entre lo subjetivo y lo objetivo que debemos analizar. Hemos sido testigos de singulares objetos de persecución y de censura por parte de los diferentes Imperios, que con el pasar del Tiempo y de Su Majestad la Muerte, sucumben al declive quedando finalmente sepultados en el acaroso y polvoriento sueño profundo de los libros…¡193 Imperios en la historia humana derrotados por el tiempo! ¡Vaya que son más, muchos más de los que imaginábamos, soñábamos o conocíamos! Y vendrán más…

LA CENSURA DE FACEBOOK 

Una de mis anteriores columnas que evidencian mi espíritu subjetivo, mi visión del ser humano frente a la política, fue censurada en la red, porque usaba la palabra v*cuna, aunque no me refería a la v*cunación de manera seria, sino al verbo v*cunar como lo empleamos metafóricamente en Colombia para hablar de la Reforma Tributaria y de la Dian (no se puede hacer ya un artículo ni siquiera sobre el ganado v*cuno porque Facebook lo censura pensando que le tiramos piedras a la Súperestructura actual o nuevo Imperio).

PERSECUSIÓN, SINÓNIMO DE ESTUPIDEZ 

Vemos así cómo progresivamente, pasamos del pensamiento filosófico, racional y del erotismo como objeto de censura por parte de la religión en la Edad Media, a los discursos de Terrorismo de Estado tras los atentados del 11/11, y terrorismo en general, censurando todo aquello que no suene políticamente correcto para los diferentes establecimientos, según el dictado miserable de mafiosos y banqueros; y 10 años después de la caída de las torres, tenemos esto: un nuevo escenario global llamado Pandemia con un nuevo aparato ideológico basado en la salubridad, cuya persecución instrumentaliza la biología y los conceptos médicos para declarar una amenaza común a aquel que no tenga la puta v*cuna y transite por la calle. Pronto no se podrá trabajar sin ella, tampoco ingresar a la escuela y ya no es posible ir a muchas reuniones o viajar al exterior. No somos libres. Dentro de esto, hay también una competencia productiva, pues solo ciertas marcas de v*cunas son aceptadas para viajar a la Comunidad Europea y a otros sitios. ¿Confiamos tanto en la ciencia que desconfiamos de ella? ¿Y necesitamos una v*cuna, pero aún así nos podemos contagiar e incluso morir teniéndolas? ¿Qué clase de v*cuna es esta?

PREGUNTAS PERSONALES 

Bien, yo quiero preguntar a través de esta columna, algo que no puedo debatir en Facebook o en otras redes sociales, porque Su Majestad, Mark Zuckerberg, nos censura si llegamos a criticar o hablar sobre las putas v*cunas. Hemos vuelto al argumentum ad verecundiam llamado magíster dixit (el maestro lo dice), donde solo el maestro puede opinar sobre un tema: solo los médicos especialistas en virología pueden opinar sobre la Pandemia y sus supuestas herramientas de defensa sin ser censurados. Pero acontece hoy mismo, que al menos yo, y en mi caso subjetivo y personal, recibí la primera v*cuna P*izer el 5 de junio de 2021 y otra segunda el 26 de junio de 2021. Con la primera d*sis tuve una fuerte inflamación testicular. Mis criadillas parecían pelotas de tenis. Esto se repitió hasta el día de hoy en unas 7 oportunidades durante la noche, recientemente con urticaria en la cabeza; me desmayé también con la primera y tuve según los médicos de Salud Total en Bogotá donde fui internado durante 7 días, un síncope convulsivo, es decir, parece que la v*cuna también me afectó el sistema vascular dejándome hipotenso. Mi esposa encontró en Internet, en PubMed o ScienceDirect algunos artículos científicos que evidenciaban que estas reacciones adversas eran frecuentes en muchos pacientes.

Me gustaría saber, a cuántos de ustedes, queridos lectores, también les ha dejado efectos la v*cuna. Usen caracteres ¡”#$%& entre las palabras censuradas para poder tener un diálogo en redes como Facebook y por favor, usen el hashtag #EfectosdelaV*cuna en Twitter (ojalá no nos censuren), para saber qué tan frecuentemente ocurre y qué tan común es tener cualquier reacción adversa aparentemente grave. Quiero saber si me quedaré estéril en unos años, si cesarán las inflamaciones testiculares por la aparente carga viral y si podré tener una vida normal en el futuro. Perdón por lo crudo y ruego excusas a los fanáticos pro-v*cunas, pero es que sin confianza no habríamos visto el esplendor de Grecia o de Egipto, y creo que este Imperio no es mejor desde la arquitectura hasta la calidad de la censura. Si vamos a hacer parte de un nuevo proyecto fallido de humanidad, de civilización, lo mínimo es que haya un diálogo abierto, porque en pleno siglo XXI la censura me sabe a detritus de dinosaurio; y una pandemia de la Edad Media o de la Edad de Piedra o del Siglo XXI parecen lo mismo, porque la gente me resulta igual de fanática y de tonta. Dialogar es lo científico. Censurar es de idiotas. Gracias.

[email protected]

 

-.
0
500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Falsas disculpas de María del Pilar Hurtado y papeles que explotan – Duélale a quien le duela

Falsas disculpas de María del Pilar Hurtado y papeles que explotan – Duélale a quien le duela

Test: Qué tan mal colombiano soy

Test: Qué tan mal colombiano soy

Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara no fueron revolucionarios

Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara no fueron revolucionarios

¿Quiénes pueden migrar a Portugal? (III)

¿Quiénes pueden migrar a Portugal? (III)

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal? (II)

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal? (II)

Las cuatro tragedias de Gigante en el 2021

Las cuatro tragedias de Gigante en el 2021

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal?

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal?

El carro bomba: otra cortina de humo. ¿Adónde refugiarse del uribismo?

El carro bomba: otra cortina de humo. ¿Adónde refugiarse del uribismo?