Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Daniel Samper Ospina: un payaso del odio

“En su maníaca comilona de burlas y desvaríos, ni siquiera escapan los niños. Definitivamente es la fiel encarnación de un “Guasón”, el mismo arlequín del odio”

Por: Alexis Díaz
Mayo 17, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Daniel Samper Ospina: un payaso del odio
Foto: Jet-Set

Con el debido respeto y presentando de antemano mis excusas, acaso llegaré a lastimar alguna susceptibilidad, el humor de Daniel Samper Ospina se parece a la bandeja paisa. Repito, mil perdones. De entrada es interesante, incita el paladar y si uno no es capaz de pensarlo con prudencia, termina comiéndose todo y más.

La seductora bandeja, orgullo de la gastronomía paisa, lo impele a deglutir voraz las sobras de la tía, la esposa y las de los “chinos”. Es ahí donde está el problema y termina uno entregándose al riesgo de acusar llenura, reflujo gástrico y de tanto ver servido de lo mismo, hasta con una diarrea apocalíptica. De tan exagerada ingesta de aguacate, chicharrón peludo, y fríjoles átomo-radiactivos, sobreviene una distensión estomacal que por lo general termina uno convirtiéndose en una tóxica incubadora de flatulencias. A eso agréguele la posibilidad de sufrir la tragedia de un estreñimiento severo. Igual ocurre con Samper Ospina, que sin medir fronteras pasa de la exquisitez a la truhanería. Del sarcasmo a la ignominia y del talento a la payasada ( mil disculpas, amigos payasos).

Su odio visceral, alimentado por la valentía y reciedumbre con que Viviane Morales, equivocada o no, pisa los juanetes de sus convicciones y “más íntimas inclinaciones”, por solo citar un caso, además de disfrazarlo de carcajada constituye un potaje mortal para la salud. Una vez en el baño, uno, ahorcado en los viles hedores que produce su cinismo; con los dedos quemados de tanto encender fósforos, sudando frío y conminado a pujar y pujar con vehemencia, se entrega decepcionado al arrepentimiento de haberlo leído.

Daniel Samper Ospina resignado a reinventarse como deslucida copia nunca ha alcanzado el fino tono ni el cálculo matemático con que su padre surtía de ingredientes sus Postres de Notas. Sus empalagosas críticas, dirigidas con simulada miopía, la misma que por el estrés del proceso ocho mil terminó provocándole a su tío una crónica lumbalgia, (sí, ese que te oprime la parte baja de la espalda), atinan solo a un blanco tan optativo como discrecional de la realidad colombiana, lanzando sus dardos a conveniencia e ignorando sin pudores los protuberantes yerros y falacias de quienes abraza a conveniencia.

Sus ínfulas de impetuoso pacifista, paladín defensor de los tratados de la Habana y perdonador, lo digo por las pilatunas cometidas por las Farc, quedan reducidas a un amasijo de hipócritas posturas dado el corrosivo veneno con el que muerde a sus contradictores en la arena política. Su dudosa transparencia campea aún más el proscenio del entredicho cuando “litiga” en pro de la inclusión, la tolerancia y el libre desarrollo de la personalidad, pero se mofa, avasalla, sojuzga, pisotea, y aplasta el credo y la mente de los cristianos.

Reconozco que me causa risa imaginarlo en chanclas y empijamado, frente al espejo, mientras lucha contra el insomnio, tirando coces y procaces epítetos contra Uribe, Ordóñez, Arrázola y Oswaldo Ortiz, (su youtuber colega ), que dicho sea de paso no me inspiran devoción, pero que a él le producen obsesiva tirria y malquerencia.

En su maníaca comilona de burlas y desvaríos, ni siquiera escapan los niños. Definitivamente es la fiel encarnación de un “Guasón”, el mismo arlequín del odio, que ríe mientras dispara gas. ¡Un Alka Seltzer !

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
16276

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El nombre del padre es el que reivindica al delfín youtuber de 40 años, Daniel Samper Ospina

El nombre del padre es el que reivindica al delfín youtuber de 40 años, Daniel Samper Ospina

Usted que es un auténtico delfín, tiene el deber de clase de proteger el legado. Y para ello le dieron al niño la potestad de reflejar a la sociedad a través del “humor”
“Mi campaña la va a financiar Odebrecht y usted me ayudará a ser reelegido”: La respuesta de Daniel Samper O. a Alejandro Ordóñez

“Mi campaña la va a financiar Odebrecht y usted me ayudará a ser reelegido”: La respuesta de Daniel Samper O. a Alejandro Ordóñez

El periodista le respondió al ex procurador luego de que este lo criticara a través de Twitter por los financiamientos que recibió su tío, el ex presidente Ernesto Samper
El desnudo de Daniel Samper

El desnudo de Daniel Samper

El director de SoHo prueba una dosis de su propia medicina
El vergonzoso circo de Uribe y Samper

El vergonzoso circo de Uribe y Samper

"Es inaceptable el nivel de insultos y respeto que ustedes muestran a sus familias, sus lectores, sus seguidores y todo Colombia como país"