Curramba, ahí tienes a Teofilo, el hijo que críaste

“Como sucedió en Racing, en River y en Cruz Azul, Teófilo Gutierrez volvió a reventar un grupo. El Junior era una máquina hasta hace tres semanas”

Por: ROBERTO CARLOS GERÓNIMO SÁNCHEZ
Diciembre 14, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Curramba, ahí tienes a Teofilo, el hijo que críaste

En el festejo de su gol frente a Boca Juniors hizo la seña de la banda roja en su pecho en alusión a River Plate, irrespetando a Racing, el club que le estaba matando el hambre en esos momentos, pero para muchos fanáticos del fútbol en Barranquilla, Teo es lo mejor.

En marzo del 2011, Gutiérrez tuvo una pelea con su compañero de equipo Mauro Dobler, arquero suplente de Racing. El incidente se presentó durante una práctica: el colombiano fue a disputar un balón y chocó con el arquero, quien le recriminó. Ahí empezó la discusión que terminó en un par de puñetazos antes de ser separados por sus compañeros, pero Teo es lo mejor.

También en el 2011, en un partido en La Bombonera contra Boca Juniors, Teo se hizo expulsar por empujar a Néstor Pitana, arbitro de ese encuentro. El delantero estaba molesto por un supuesto penal que el juez no sancionó y decidió pechearlo. Además, después de ver la tarjeta roja y cuando iba camino a los vestuarios, Gutiérrez habría llamado ‘cagones’ a los hinchas del club xeneize. En ese momento, en Argentina, también se dijo que el colombiano habría escupido a Pitana, pero Teo es lo mejor.

En un clásico de Avellaneda, Gutiérrez le tiró, después de un gol de su compañero Gabriel Hauche, un balón a Gabriel Milito golpeándolo en sus genitales. El defensor respondió con un pelotazo a la espalda del colombiano, quien sin ninguna razón agredió primero al argentino, pero Teo es lo mejor.

En su último partido con la camiseta de Racing, en otro clásico contra Independiente en abril del 2012, Teófilo Gutiérrez se hizo expulsar infantilmente, cuando su equipo perdió 2-1, por un reclamó al árbitro Pezzota. Tras el hecho y ya en los vestuarios, los referentes de la “academia” encararían al colombiano por sus actitudes y Teo respondió amenazando a sus compañeros con un arma de juguete.

Después de este incidente, el colombiano sería retirado del club de Avellaneda, pues los otros futbolistas del equipo habrían alegado que no lo querían ver más, pero Teo es lo mejor.

En el 2010, cuando jugaba en Trabzonspor, de Turquía, el colombiano se fue del club sin dar ninguna explicación. Gutiérrez desobedeció al club y viajó a Colombia, en donde supuestamente se quería recuperar de problemas de estrés y ansiedad, pero Teo es lo mejor.

Tras un primer semestre del 2013 en México, con Cruz Azul, Teo salió por la puerta de atrás. Sus declaraciones y comentarios en los que dejaba claro que no quería continuar con la ‘máquina cementera’ y que quería jugar con River, en Argentina, no cayeron muy bien en el entorno mexicano, pero Teo es lo mejor.

Y, por último, luego de fracasar y robar estruendosamente en dos ocasiones al Junior, el equipo de “sus amores”, don Teo regresa a robar por tercera vez y esta vez de la manera más asquerosa, fétida y ruin que puede lograr un trabajador contra un compañero de oficio, irrumpiendo en el hogar de dos de ellos, James Sánchez y Roberto Ovelar, tratando de conquistarle sus respectivas esposas, dañando el hogar de ambos y de paso, haciendo caer en picada el ambiente de armonía en el equipo, llevándolo al más rotundo fracaso.

Como sucedió en Racing, en River y en Cruz Azul, Teófilo Gutierrez volvió a reventar un grupo. El Junior era una máquina hasta hace tres semanas cuando se hicieron públicas las intenciones del delantero barranquillero de seducir a la esposa de Ovelar, el otro delantero paraguayo. Como un niño consentido, Fuad Char decidió no castigarlo, sino amenazar con botar al extranjero. Dentro del Junior esta injusticia no cayó bien. El resultado se ve en los números: de los últimos 8 partidos entre torneo y copa, Junior empató dos y perdió seis. Una debacle, pero Teo es lo mejor. ¡Celébralo curramba! ¡He ahí al hijo que criaste!

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
71111

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Teófilo Gutiérrez, entre amores y odios

Teófilo Gutiérrez, entre amores y odios

¡Queremos un nuevo Junior!

¡Queremos un nuevo Junior!

Teófilo Gutierrez, el Álvaro Uribe de la Selección Colombia

Teófilo Gutierrez, el Álvaro Uribe de la Selección Colombia

Las industrias del entretenimiento no deben olvidar su responsabilidad

Las industrias del entretenimiento no deben olvidar su responsabilidad