Fútbol y política

"Que se calienten, que los debates se calienten y se televisen en un registro idéntico al de los partidos de fútbol"

Por: Camilo Villegas
diciembre 15, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Fútbol y política
Foto: AP Photo/Boris Grdanoski

Supongamos hoy que Falcao y toda la Selección Colombia se lesionara y que fuéramos nosotros, sus hinchas, quienes tuviésemos que poner todo el esfuerzo para que los pobres jugadores llegaran a la final del próximo mundial y cobraran sus millones de dólares en premios. Así es como vemos a nuestras instituciones cada vez que nos sentamos frente a la tele. No se salva ninguna. La que no tiene cirrosis es alcohólica y la que no, fuma mucho, descalcificación o hidrocefalia.

Los presentadores parecen leer un parte médico más que una serie de noticias. Da lo mismo que se refieran a Santos, al proceso de paz, a Odebrecht. Los noticieros huelen a formol, a yodo, a desinfectante. Y ahí estamos nosotros, los hinchas, las víctimas de las fechorías económicas y políticas de nuestros gobernantes, dándoles ánimo desde el sofá, a ver si por fin meten un gol a la injusticia, a la corrupción.

Vamos, vamos Santos, haz una crisis de gobierno, quítate de encima a Uribe (solo es un ejemplo), que nos sube la bilirrubina cada vez que sale el asunto de Odebrecht. Vamos, vamos Otto Bula, salpica a más corruptos por favor. Es indignante que seamos nosotros, gente normal, gente sencilla, gente cansada de luchar con nuestras propias vidas quienes tengamos que meterles los goles a los que los cobran. Por favor, ya no más, más sentido común.

A pesar de la ayuda incalculable de nuestros políticos para convertir en nada el cerebro de 49 millones de colombianos, no bastará un Barcelona, ni un Real Madrid, ni un Bayer Munich. Harán falta tres o cuatro. Y varios mundiales, y varias Champions en sesión continúa, desde las cinco de la mañana hasta las doce de la noche, momento en el que las radios y los televisores se enlazarán con los programas deportivos que comentaran la jornada futbolera del día. ¿Es que ya hay fútbol todos los días? Sí, pero muy poco para los objetivos que perseguimos. Las personas debemos irnos a la cama y levantarnos con la imagen de un balón de fútbol en la cabeza. ¿Quién estará detrás de todo esto? ¿Y cuándo resultó gratis idiotizar? ¿Preferiríamos acaso caer en manos de un pueblo con criterio sobre la realidad política y económica de una ciudadanía con la capacidad intelectual y cultural precisas para distinguir el discurso de un ladrón del de un servidor público honrado?

De todas maneras, debemos ser realistas. El fútbol actuará sobre las mentes, sin duda ya ha empezado a hacerlo, pero necesitaremos también para que el programa funcione debates de televisión y radio en los que se hable de política en el mismo tono con el que se habla de fútbol. Nada de que Uribe insulte a Santos o Peñalosa a Gustavo Petro. Todo eso contribuye a la pobreza intelectual, sí, pero es ibuprofeno, cuando lo que hace falta es heroína. Que se calienten, que los debates se calienten y se televisen en un registro idéntico al de los partidos de fútbol. Que un locutor escandaloso y estúpido relate, como si se tratara de la final de un campeonato mundial, quién ofende a quién y cómo el político equis consiguió salirse con la suya. Es solo cuestión de ponernos serios.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
248

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Colombia mundialista

Colombia mundialista