Opinión

Como vamos, ¿vamos bien?

Duque apenas acaba de calentar el solio de Bolívar, y ya se habla de una “creciente sensación de desgobierno” que tiene al país en suspenso, desaliento, desesperanza

Por:
abril 11, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Como vamos, ¿vamos bien?
Que cuanto está opacando la visibilidad y gestión del presidente es heredado, es razón frívola y carente de validez

No.

Para nada nos parece que vayamos bien. Ni es tal la percepción que nos da a los colombianos, en su más amplio y variado espectro, una lectura desprevenida y sin prejuicios del país en su acontecer presente y lo porvenir inmediato.

Una falta de norte, de horizonte, es cuanto damos en sentir y percibir en los grandes temas de la vida nacional, en su dirección, gobierno y liderazgo; en el conjunto de la política, la economía, el aparato productivo y lo social, al igual que en el diseño y puesta en marcha de las herramientas que demanda poner a funcionar el Estado, la democracia, en esas dinámicas tan privativas de la naturaleza de ambos para el cabal cumplimiento de su misión.

Y eso no está funcionado bien, si es que está funcionando, ni el Estado está garantizando efectivamente los principios, derechos y deberes de sus asociados en la vida económica, política, administrativa y cultural de la nación. Ni a al gobernante, quien quiera sea, pareciera en la hora presente conmoverlo la anomia que aletea perturbadora sobre la nación y lo distrae.

Incluso, para referirse al temprano periodo presidencial que apenas si acaba de calentar el solio de Bolívar, ya se habla en diferentes escenarios de una “creciente sensación de desgobierno”, algo de lo cual en los dos últimos periodos de ocho años cada uno, no fue percibido siquiera por aquellas facciones políticas no afectas al mandatario correspondiente, lo cual es indicativo de que algo que de verdad lastima está avistando la opinión pública en general en ese aspecto, gobernar, decisorio y determinante para un ejercicio saludable y benéfico en todos los órdenes del mandato presidencial en una democracia.

Que cuanto está opacando la visibilidad y gestión del Presidente es heredado, es razón frívola y carente de cualquiera validez y para nada justificativa del dejar de hacer o del no querer hacer para no correr riesgos, además de contraindicada para la salud del gobierno, del presidente y la muy de cuidado del país.

No ha lugar para parapetarse en lo heredado, pues de proceder de esa manera estaríamos remontándonos al origen mismo de la república, desde cuyos albores se generaron las matrices de los problemas y conflictos sociales que hoy se evaden con el argumento de la heredad traslaticia.

 

Conflictos y problemas sociales, las “mingas” y la ley estatutaria de la JEP,
el déficit fiscal y Maduro, el desempleo y la ralentización de la economía,
el glifosato, el regaño de Trump, Petro y Vargas Lleras…

 

Y lo actual, lo que tiene al país en suspenso, sumido en el desaliento y la desesperanza, verbigracia, los conflictos y problemas sociales, las “mingas” y la ley estatutaria de la JEP, el déficit fiscal y Maduro y los policías y soldados venezolanos que dejan su país, el desempleo y la ralentización de la economía y el aparato productivo, el glifosato, el regaño de Trump a Duque por el crecimiento de las exportaciones de cocaína y de las áreas sembradas de coca, la oposición del Procurador, Petro y Vargas Lleras, eso, Sancho, es mejor no meneallo, porque tales son herencias intocables del anterior gobierno.

Entre tanto, si se observa juiciosamente el perfil del Estado que se está instaurando en lo político y jurídico, acabará uno por darse cuenta que aquí está pasando algo parecido a cuanto ocurrió, hace exactamente un siglo, en Italia.

Poeta

@CristoGarciaTap

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Que cuanto está opacando la visibilidad y gestión del presidente es heredado, es razón frívola y carente de cualquiera validez. Foto:

-Publicidad-
0
1121
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los de antes se preparaban

Los de antes se preparaban

Yo también conocí a Santrich…

Yo también conocí a Santrich…

Reduccionismo simbólico

Reduccionismo simbólico

La nación inmóvil

La nación inmóvil

¡Pobres ventanas!

¡Pobres ventanas!

Restaurar la Universidad de Sucre

Restaurar la Universidad de Sucre

Lloren por Argentina

Lloren por Argentina

Memoria de Rojas Herazo

Memoria de Rojas Herazo