Opinión

“Soy una persona brillante que nunca ha visto Game of thrones”

Señores, qué pesar me dan, se están perdiendo los diálogos más escabrosos desde el Padrino, batallas que hacen empalidecer las de la Biblia, reyes aislados y miserables como los de Shakespeare

Por:
Abril 11, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
“Soy una persona brillante que nunca ha visto Game of thrones”
Si existe una serie realista sobre el poder es ´Game of thrones´. Foto: HBO

¿De dónde les sale la superioridad moral a los vagos que nunca han visto un solo capítulo de Game of thrones? ¿Por qué se creen tan especiales, tan lejos del establishment? ¿De cuándo acá es una virtud privarse de la mejor serie de la historia? Los argumentos que esbozan producen ternura y piedad. Afirman, con una seguridad que a mí me da envidia, que ellos no ven eso porque están muy maduros como para tragarse una historia de zombies, dragones y hadas. Por favor. Si existe una serie realista sobre el poder es GOT, a mí no me vengan con esa bobada que ni siquiera acabé de House of cards, donde sin ningún tipo de rigor el propio presidente de los Estados Unidos atentaba contra su secretaria de Estado… ¡en plena Casa Blanca! No señores, no hablen sin saber que quedan como estúpidos, acá la nobleza, la honorabilidad, se pagan con la vida. Miren al pobre del Ned Stark, su primer protagonista, como Mano del Rey nunca supo leer la moral de Westeros y ahí quedó en un patíbulo, sin honor y sin cabeza. Miren a su hijo, Robb Stark, autoproclamado Rey del Norte, se puso a ajusticiar a sus propios aliados y a incumplirle la promesa de que se casaría con alguna de sus horrendas hijas a Walder Frey y tenga, le organizaron la Boda Roja. Miren al miserable de Oberyn, se confió y por no rematar a la Montaña le estallaron la cabeza. Para que le dure a alguien el poder en Game of thrones, tiene que ser, como pasa en Colombia, bien manipulador, bien hipócrita y estar despojado completamente de honor.

No señores, los dragones apenas aparecen en el último momento del décimo capítulo de la primera temporada y los zombies no son tal, son Caminantes Blancos presos de una maldición que hoy, siete temporadas y siete libros después, no sabemos qué son. Además, ¿cuáles son las cosas tan interesantes qué hacen mientras no están viendo la serie? ¿Están releyendo El Quijote?, ¿redescubrieron a Tarkovsky?, ¿no se pueden soltar de la mano de Bergman?

 

Mientras el mundo se rinde al acontecimiento televisivo de lo que va de siglo,
los últimos siete capítulos de la mejor serie de la historia,
Colombia es en AL donde menos suscripciones de HBO se han hecho en el año

 

Mientras el mundo se rinde a lo que será el acontecimiento televisivo de lo que va de siglo, los últimos siete capítulos de la mejor serie de la historia, en Colombia es el lugar de Latinoamérica donde menos suscripciones de HBO se han hecho en el año. Acá somos demasiado infelices, demasiado obtusos como para preocuparnos por una historia de televisión. Entiendo, con un presidente como Duque que tiene el país incendiado en el norte, en el sur, en las fronteras, con el desempleo galopando, es difícil que exista la suficiente paciencia y concentración para pararle bolas a una historia de más de 70 horas.

Señores, qué pesar me dan pero se están perdiendo los diálogos más escabrosos desde la época del Padrino, unas batallas que hacen empalidecer a las de la Biblia, reyes tan aislados y miserables como los de Shakespeare. Ojalá reaccionen a tiempo y puedan evitar lo que será una dura derrota personal: ser contemporáneos de la mejor serie de la historia –después de Los Soprano… ¡hereje si no!- y perdérselo por un estúpido prejuicio. Que sea la oportunidad para suscribirse a HBO y se pongan al día con las obras maestras que están allí, que Girls, que My brillant friend, que John Addams, que Ángeles en América, que The Wire, que Insecure, que The night of… No se gasten toda la platica en trago, el computador no solo sirve para ver pornografía, ahí están todas las series, el lenguaje visual de nuestra época.

No señores, no son más profundos y más especiales por perderse Game Of Thrones. Esto no es la grandísima imbecilidad de Star Wars. Siete temporadas después todavía hay debates sobre quién es el protagonista de la historia, si Jon Snow, Si Arya, si Sansa, si Bran, si el fucking Rey de la Noche, o la maldita Cersei o el narrador, el gran George Martin, retratado en el entrañable Samwell Tarly. Esto no es Disney, esto es Shakespeare y usted, el que está orgulloso de no haberla visto, no es Einstein, es tan solo un prejuicioso más que por su falta de curiosidad se perdió de una canción de ochenta horas con el poder de hacerlo sentir vivo mientras está acostado frente a un enorme televisor abrigándose del frío eterno de Invernalia con un edredón de plumas

-Publicidad-
0
7982
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Iván Gallo

Miguel Polo Polo: el pobre más patético de Colombia

Miguel Polo Polo: el pobre más patético de Colombia

La mujer más odiada del mundo

La mujer más odiada del mundo

¿Por qué Alejandro Gaviria nunca sería ministro de Iván Duque?

¿Por qué Alejandro Gaviria nunca sería ministro de Iván Duque?

Ángela María Robledo: el terror de los uribistas

Ángela María Robledo: el terror de los uribistas

A mí también Álvaro Uribe me llamó sicario moral

A mí también Álvaro Uribe me llamó sicario moral

Gracias, María Elvira

Gracias, María Elvira

¿Por qué Chris Froome acabó con el ciclismo mundial?

¿Por qué Chris Froome acabó con el ciclismo mundial?