¿Cómo ganar un sueldo de $33 millones y no pagar declaración de renta?

Una pregunta que todos los colombianos tenemos en la cabeza y, hasta ahora, ninguna entidad encargada se ha dispuesto a responder

Por: Mario Serrato Valdés
febrero 12, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Cómo ganar un sueldo de $33 millones y no pagar declaración de renta?

Resulta desconcertante confirmar que los grandes beneficiados de los más altos cargos públicos y máximos poseedores de riqueza económica, no pagan impuestos.

La publicación de las declaraciones de renta del joven aturdido que oficia como Presidente o de la que oficia como vicepresidenta, y la de algunos ministros y congresistas que conocen todos los privilegios, con saldos a pagar en ceros, es un insulto. Sobretodo porque a algunos de ellos se les oye decir con frecuencia que quienes protestan por su salario o mejores condiciones de vida no aman a Colombia o afectan la economía y el desarrollo.

Tal parece que quienes formulan tan infames acusaciones sienten un amor por Colombia que termina en el sitio exacto en el que empieza su billetera. Otros políticos que ofician como padres de la patria, más cínicos todavía, ni siquiera exhiben su declaración de renta, sin importar que sea una obligación legal, y no lo hacen porque no quieren que todos confirmemos que desde sus caballos de paso fino y sus haciendas de miles de hectáreas de horrible nombre, subsidiadas desde los distritos de riego hasta la energía eléctrica, pagan los mismos impuestos que paga un vendedor de aguacates que trabaja a sol y lluvia 15 a 18 horas diarias en una esquina indiferente a su drama humano. ¿Cómo es posible que con un sueldo de 33 millones de pesos no pague declaración de renta? ¿Donde está la explicación de la DIAN?

Los privilegiados de Colombia, los mismos que usan los cargos y bienes públicos en su beneficio y se los prestan a sus hijos con frivolidad cínica, entregan aportes a la patria similares a las que hace un diarreico de frijoles trasnochados al perfume francés y al aroma de ámbar. Francamente, los ilustres privilegiados de la administración pública y los gocetas indolentes del patrimonio de todos, además de traquetos taimados y manipuladores deshonestos del poder, alcanzan con el Estado niveles de tacañería dignos de una novela de Balzac.

Alguna vez creí que mis aportes tributarios ayudaban al país, pero los años y la experiencia me han precipitado a una desoladora conclusión en la que establezco, con frustración inimaginable, que lo que hago al pagar impuestos no es otra cosa que contribuir con el parasitismo de los parásitos del país.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
101000

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¡A gravar las grandes fortunas!

¡A gravar las grandes fortunas!

Nota Ciudadana
Caricatura: ¡Macarrena!

Caricatura: ¡Macarrena!

Nota Ciudadana
¿Un gran engaño?

¿Un gran engaño?

Peinada de Petro a Camila Zuluaga

Peinada de Petro a Camila Zuluaga