Colombianos: prohibido enfermarnos de Coronavirus

Colombia no está preparada para una pandemia, entre otras cosas, debido a la crisis del sistema de salud que afronta el país en la actualidad

Por: Fabian A. Fonseca C.
marzo 03, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Colombianos: prohibido enfermarnos de Coronavirus
Foto: pantallazo de YouTube CityTV-El Tiempo casa editorial

Hemos visto, a medida que han transcurrido las semanas, cómo exponencialmente los medios de comunicación y sus hordas publicitarias han hecho de las suyas con la "emergencia" mundial sanitaria del Coronavirus, o mejor llamado Covid-19. Una "emergencia" que, a pesar de no ser aun declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una pandemia, sí ha sido objeto de cuanta noticia habida y por haber, generando un malestar y predisposición acentuado en el pánico y la cólera generalizada, esas que contribuyen a que la razón no pose las entrañas de la conciencia, el saber y la comprensión, instancias necesarias para poder vivir con tranquilidad, mesura y concordia. Sin embargo, el propósito de este artículo no es refutar esta realidad sanitaria que vive hoy el mundo, mas allá y a pesar de que solo ha dejado un 2% de índice de mortalidad, según las estadísticas de la OMS, que ha sido instrumentalizada por los medios de comunicación y los gobiernos, que ha sido más publicitada que la verdadera emergencia del dengue que ha dejado, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), más de 1530 muertos en América Latina o que es menos preocupante que la crisis que enfrenta hoy la Antártida por la pérdida de más de 20% de su nieve estacional, etcétera.

El propósito central de este artículo, es hacer un llamado a la reflexión del sistema de salud que tiene hoy Colombia, más allá de que haya o no una crisis sanitaria, ya que de una u otra manera la salud no puede ser objeto de una coyuntura, sino debe ser una realidad de la necesidad inmediata del ser humano.

La semana pasada los colombianos estuvimos atentos, gracias a los medios del buen encauzamiento, como les diría Foucault a los medios de comunicación, de la tan esperada y criticada por el egoísta, de la repatriación y llegada  de los 13 colombianos procedentes de la zona de infección de Wuhan (China) del Covid-19, que después de una travesía de casi una semana, el pasado jueves 26 de febrero llegaron al país. No obstante, más allá de este encomiable  hecho, derivado de seguro gracias a las críticas y la polémica suscitada por el uso injustificado, por parte de la familia del presidente Duque, de un avión de la fuerza aérea colombiana, lo que más me llamó la atención fue la negativa de un joven estudiante colombiano de regresar al país, justificando en una vídeo llamado de su negativa, diciendo muy elocuentemente “Me siento muchísimo más seguro acá, el sistema de salud aquí esta muchísimo más preparado. Esta es la ciudad donde se generó el virus y están listos para dar un tratamiento efectivo”.

Quizás le interese:

Mejor contaminarse en China de Coronavirus que ser desempleado en Colombia

Digo elocuentemente, porque en mi opinión, este valeroso joven tiene toda la razón, es una realidad conocida por todos los colombianos de a pie y del común que el sistema de salud colombiano es pésimo, está en crisis y es nido de las garras de la corrupción, créanme yo también lo habría pensado más de dos veces antes de subirme en el avión de regreso al país donde los enfermos reciben ayuda cuando ya están muertos, donde la salud es un negocio y no un derecho, donde la tutela es la mediana garantía de recibir un tratamiento o un medicamento, donde las EPS están quebradas o saqueadas, donde la ley prima al privado y no a lo público, y donde solo quedan ganas es de rogar y pedir a Dios para que por favor no nos enfermemos.

Creo que este joven colombiano tomo una decisión sabia, una decisión basada en la razón, esa que no se encuentra tan fácilmente, sobre todo y como ya lo había dicho, en los tiempos del pánico y la cólera, esa que hace tomar decisiones sin pensar que la cura pude ser más peligrosa que la enfermedad. Este joven puede ser el símbolo de aquel inconformismo generalizado y curtido de colombianos como usted y yo, que sufrimos de la indolencia de un sistema creado solo para el beneficio de unos cuantos, de esos que pregonan que la salud preventiva no es importante, de esos que dicen que no lo cubre el POS, de esos que dicen que la salud es un privilegio y de esos que crean carteles que  se hacen manjares con el dinero del presupuesto de los niños con hemofilia o leucemia. La verdadera pandemia la tenemos en Colombia, un país al que no ha llegado el Coronavirus, pero que desde hace tiempo ha dejado más muertes no por una enfermedad sino por la corrupción.

Solo pido y ruego que el Coronavirus y su supuesta crisis se apiaden de Colombia, porque junto a la indolencia gubernamental harían manjares con la vida y humanidad de aquellos colombianos que el único pecado que padecen, es ser pobres. Espero y aspiro que por favor, no nos enfermemos.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
2200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Para la reactivación: empleo con buenos salarios, no quitando derechos

Para la reactivación: empleo con buenos salarios, no quitando derechos

Nota Ciudadana
Una realidad, dos visiones

Una realidad, dos visiones

Nota Ciudadana
Vivimos bajo el pánico

Vivimos bajo el pánico

Ya quisieran los de izquierda tener la valentía de Salud

Ya quisieran los de izquierda tener la valentía de Salud