Colombia tiene su propio Gran Combo, el de la U.N.

Al igual que su homólogo puertorriqueño, este grupo del Conservatorio de Música de la Universidad Nacional derrocha sabor

Por: Diana Patricia González Torres
Octubre 11, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Colombia tiene su propio Gran Combo, el de la U.N.

Al igual que su homólogo puertorriqueño (el Gran Combo de Puerto Rico, La Universidad de la Salsa), el Combo UN —un grupo de música salsa y tropical en formato de “orquesta de baile” del Conservatorio de Música de la Universidad Nacional— tiene su propio estilo, un estilo único y arrasador al que muy pocos se resisten.

Por lo menos, eso es lo que se evidencia cuando aparece en escena, levanta los ánimos y hasta pone a danzar a los más tímidos y poco expertos en la materia. Así sucedió recientemente en México, cuando en el desarrollo de una presentación en la segunda versión de la más importante feria editorial iberoamericana el Combo hizo que los asistentes, por primera vez en un magno recinto de música clásica, salieran a bailar y rompieran la dinámica tradicional de ser simples espectadores; y también, en la noche del pasado lunes en las instalaciones del propio conservatorio en el campus universitario, en donde cientos de estudiantes —que se declararon en asamblea permanente en defensa de la educación pública— se agruparon en torno a la orquesta y bailaron sin cesar durante hora y media, cantando a viva voz y clamando en coro al final “otra, otra”.

Sin embargo, esa “otra” fue cambiada por una entrevista concedida por el grupo —en las voces de dos de sus integrantes— al Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional. Aquí, algunos apartes.

Maestro Gerney Díaz, usted fue el gestor de este grupo, ¿qué razones lo motivaron a darle vida?

Gerney Díaz (G.D.). El Combo UN nació de una inquietud que teníamos varios profesores de explorar, investigar un poco nuestras músicas caribeñas, todo lo que ha sido nuestro acervo, nuestra tradición musical con la que crecimos desde niños, cuando todavía no sabíamos que íbamos a estudiar música o que íbamos a ser profesores de música o que íbamos a ser músicos. Incluso, en nuestro tiempo estaba prohibido tocar música colombiana o tocar música popular porque nos estábamos formando era como músicos clásicos, entonces, eso generó como un submundo de algunos que teníamos interés por la música popular.

¿Cómo fue el inicio del Combo UN?

G.D. Yo había tenido una experiencia con un grupo que organicé de este tipo de música, pero con estudiantes. Por iniciativa propia hablé con unos estudiantes, entre ellos un pianista, un bajista, yo cantaba, siempre me ha gustado cantar. Alcanzamos a tocar en el León de Greiff y ese grupo se llamaba la Academia Latina. Esa experiencia es como el germen de lo que hoy es el Combo UN. Pero el año pasado, el entonces director del Conservatorio, el maestro Federico Demmer, percusionista en el grupo, me dijo: va a haber una cosa que se llama Un día en el campus, por qué no llama a los chicos que usted tenía para que se presenten ese día y para que quede un registro de lo que se ha hecho en música popular caribeña aquí en el conservatorio. A mí me dejó pensativo y yo tuve otra idea, y dije: no, voy a hacer esto mismo pero con profesores, y empezamos a organizar el Combo UN del Conservatorio de Música de la Universidad Nacional, y a vincular estudiantes y egresados también.

Federico Demmer (F.D.). Uno se la pasa estudiando, uno se la pasa actualizándose, muchos de los profesores son músicos en la Orquesta Filarmónica, en la Orquesta Sinfónica de Colombia y en otras agrupaciones orquestales o de cámara, y a veces no nos quedaba tiempo para estudiar la música popular. En eso sentíamos una falta. Y por eso cuando el maestro Gerney nos propuso que hiciéramos esta orquesta, inmediatamente todos nos pusimos a estudiar, a trabajar, trajimos talleristas, tenemos un director: el maestro Beto Díaz, en fin, hemos hecho un trabajo muy serio.

¿Qué encontraron en la música popular caribeña que los hizo apostar por ella?

F.D. La música popular juega un papel fundamental, es la referencia que todos los estudiantes tienen en su oído, en su sangre y esa música los acerca a las tradiciones, a sus raíces, una persona sin raíces no puede florecer, no puede crecer como músico. Ahora, la música popular latinoamericana es muy amplia. En Colombia no hay un solo tipo de música, hay muchos tipos de música con distintas influencias, influencias indígenas evidentemente, influencias españolas, africanas y también han llegado otras influencias como el blues, el rock, el jazz, toda una cantidad de manifestaciones culturales que nos enriquecen como personas y como músicos. Entonces, la música popular —es decir, nuestras raíces— es lo que nos ha nutrido durante toda nuestra vida y por generaciones.

¿Cuál consideran que es la mayor fortaleza del grupo?

F.D. Nosotros tenemos un bagaje técnico y musical universal que es el que nos da la música clásica, la música académica, y la música popular se enriquece con los aportes técnicos y los aportes musicales que nos da también la academia, entonces, es una doble vía. Y creo que nuestra propuesta enriquece la música popular porque yo creo también que nosotros tocamos distinto. Todavía no somos unos maestros ni mucho menos, muchos todavía estamos aprendiendo, haciendo nuestros primeros pinitos, pero hay cosas que nos diferencian de otros grupos: tenemos un sonido particular, una forma de tocar los instrumentos, una técnica para tocar los ritmos de la música popular y eso también enriquece la música popular.

G.D. En este momento el grupo está conformado por 18 integrantes entre docentes, egresados y estudiantes y esa es una de nuestras fortalezas. Es una paleta bastante amplia de experiencias. Y la verdad, en música popular muchos de los estudiantes que se vinculan al conservatorio vienen ya con una preparación, conocen de música popular o han tocado en los municipios donde ellos vivían.

El Combo UN es también un grupo de investigación, ¿cómo es eso?

G.D. Nosotros nos conformamos como un grupo de investigación a finales del año pasado, presentamos el proyecto de investigación-creación “Interpretación de la música popular: música antillana y tropical” y nos lo aprobaron. Nosotros mismos nos sentamos y de cero producimos la música, hacemos los ensayos hasta cuando suena, nosotros estamos viviendo el proceso de cero a siempre, y el profesor Mario Sarmiento ha sido el director, el líder del grupo de investigación.

¿Qué pasó en México durante la presentación del grupo en la II Feria Internacional del Libro Universitario?

G.D. Estuvimos en un auditorio hermosísimo que se llama Nezahualcóyotl, había un aforo bastante bueno, al comienzo un público muy serio, pero al quinto tema se pararon a bailar. ¡Eso fue increíble! Ver a la gente respondiendo a la música popular en un teatro de música clásica, bailando, eso para nosotros fue un incentivo, una muestra de que lo que estamos haciendo lo estamos haciendo bien. Y muy bien atendidos, todos atentos con nosotros, nos colaboraron mucho. El señor encargado de allá decía: mire, yo llevo 30 años trabajando en este teatro y es la primera vez que se presenta un grupo de música popular, pero aparte de eso, es la primera vez que la gente se para a bailar.

Ustedes ensayan los lunes, ¿qué los motivó a cambiar el ensayo de este día por un concierto?

G.D. Lo de esta noche fue porque los estudiantes —que están en asamblea permanente— se comunicaron con nosotros y, como hacemos ensayo los lunes, nos pidieron que en lugar de encerrarnos allá donde ensayamos tocáramos abajo en el hall. Y dijimos: no, para ponernos a ensayar…, no, mejor hacemos un concierto y tocamos parte de los temas que hemos ensamblado este año.

F.D. Dimos este concierto porque todos los miembros de nuestra orquesta hacen parte de la comunidad universitaria de la Universidad Nacional y porque la oportunidad que nos dio alguna de las 32 universidades públicas que hay en Colombia fue lo que permitió que en este momento pudiéramos desempeñarnos como músicos profesionales con un alto nivel académico. Y el actual gobierno pretende incrementar el presupuesto de defensa en un 10 % mientras que el de la educación lo reduce casi un 20 %, y eso en un país como este no tiene ninguna justificación. Entonces, a nosotros nos duele lo que está pasando con la Universidad Nacional y con este país y por eso vamos a salir a protestar contra este gobierno y sus planes de quebrar la universidad pública, de impedir que funcione, y contra sus planes económicos que no van en la vía de construir una nación multicultural, multiétnica, diversa e incluyente como debe ser.

Finalmente, ¿qué proyectos a corto plazo se han planteado?

G.D. Dentro de los proyectos que tenemos para el año entrante está el de trabajar con la música del Caribe colombiano. La idea es poder profundizar un poco en esos ritmos y hacer un montaje de obras musicales de compositores de esa zona del país. Más adelante, queremos hacer lo mismo en la zona del Pacífico, en la sede Tumaco de la universidad. Ahora venimos en un proceso en el que vamos a empezar a hacer temas propios, compuestos por nosotros, ese es otro paso, porque lo que nosotros hemos hecho es ir montando poco a poco la música, los covers de las piezas del Gran Combo, del Grupo Niche.

F.D. Tenemos que ir variando el repertorio, y aunque llevamos un año agrandando nuestro repertorio —que ya va por más de 30 temas—, queremos ir avanzando en uno nuevo. Entonces, de aquí a fin de año estaremos trabajando en eso.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
387

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus