Opinión

Carta cerrada a Enrique

Si le pones cepo y cobras por quitárselo a todos los vehículos parqueados a la buena de Dios entre la 72 y la 100, te aseguro que eso da para un metro

Por:
octubre 31, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Apreciado Enrique:

Sé o imagino que estás en estos momentos con una calculadora en la mano izquierda y un papel y su lápiz en la derecha tratando de hacer y deshacer números y números para poder cumplir el cometido del ansiado metro para la ciudad de Bogotá.

No soy nadie para recomendar que el metro sea aéreo o subterráneo,  de eso tú y tus asesores saben mil veces más que yo y, aunque de platas y recursos tú y tus asesores saben igualmente mucho más que este humilde servidor, si quisiera, humildemente,  darte unas guías para conseguir en siete u ocho días, máximo nueve, los recursos necesarios para hacer un metro tan moderno como el de Madrid y tan bonito como el de París.

¿Que cómo, eso tan fácil cómo es que es?, te preguntarás en el imposible supuesto de que leas estas letras.

Pues bien fácil, estimado alcalde.

Primero que todo, para este ejercicio, debes limitarte a trabajar de la calle 72 a, digamos, la calle 100. Y de la carrera cuarta hasta la Caracas. Y el trabajo es bien sencillo. Pones a unos trescientos cincuenta agentes de policía a que caminen por estas calles, haciendo un recorrido en forma de “ese” para que no quede medio metro sin revisar, y la sencilla tarea para estos hombres o mujeres se limita a ponerle un cepo a todos los vehículos mal parqueados. Así de simple señor alcalde electo, le ponen un cepo a una llanta y solo cuando el infractor ha pagado (pagado de verdad, no pasando billetes bajo cuerda), pues se le quita el cepo y a la segunda que cae haciendo lo mismo, pues la multa será considerablemente mayor.

¿Qué con esa plata hago lo del metro?, te preguntarás inquieto.

Si Enrique, no te imaginas (si te imaginas y lo sabes, pero bueno…) que en cada calle de las que te comento está prohibido parquear y no te imaginas (si te imaginas y lo sabes, pero bueno…) que frente a cada aviso de la “P” con su raya roja hay siempre no menos de diez vehículos.

Te forras Enrique, te forras de dinero, todas las calles están inundadas de vehículos parqueados a la buena de Dios y te aseguro que haciendo números a la ligera eso da para un metro con bonitos logotipos.

Ah, pero pilas que la cosa no es tan fácil, imagínate (si te imaginas y lo sabes, pero bueno…) que la mitad o más de la mitad de los vehículos mal parqueados son grandes camionetas de vidrios negros con guardaespaldas fortachones y con “usted no sabe quién es el dueño de esto” te rompen el cepo en un dos por tres.

Y pilas también con los mismos policías, porque imagínate Enrique (si te imaginas y lo sabes, pero bueno…) que hay mucho vehículo parqueado como quiere y donde quiere y los que cuidan que no se les roben un espejo son los mismos policías que estarían poniendo los cepos. Son las camionetas que llevan y traen a los funcionarios públicos que parquean para que el doctor haga su vueltica y con ellos lo del cepo pues no lo recomiendo.

Pero bueno, restando las grandes camionetas y los vehículos custodiados por la misma policía, con lo recaudado por los vehículos mal parqueados de los simples ciudadanos te aseguro que se hace un bonito tranvía con parcos logotipos

Y si a eso le sumas los que se pasan el semáforo en rojo, los que pitan sin necesidad, los que no te dejan pasar en el paso de cebra (antes hay que dibujar unos cuantos pasos de cebra e instalar uno que otro semáforo peatonal para los olvidados peatones…), pues ahí conseguimos otro dinerito para hacer los rieles.

Y no cambies el logo de la Bogotá Humana, que eso ha debido costar una millonada. Piensa que si a eso le sumas un logo con “el cambio está cerca” o “recuperemos Bogotá”, pues ya son dos millonadas y la plata conseguida con mi plan sugerido se nos va en pendejadas.

Ah, me olvidaba, felicidades por el triunfo.

Y hablando de…

Y hablando de millonadas, solo esperamos que a Nicolás Petro no le pique el gusanillo de la política y lo veamos de alcalde quién sabe cuando.

-.
0
2136
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Por suerte casi los mato

Por suerte casi los mato

Celos de hombre (II)

Celos de hombre (II)

Celos de hombre

Celos de hombre

Seis micros agradeciendo a los gringos

Seis micros agradeciendo a los gringos

Feliz 2019 con cinco gotitas

Feliz 2019 con cinco gotitas

¿Sabrá la ciencia la verdad?

¿Sabrá la ciencia la verdad?

Solo dio para tres, como un mal polvo

Solo dio para tres, como un mal polvo

El primero no va contra nadie

El primero no va contra nadie