Carta a Gustavo Bolívar

"si se diera cuenta la cantidad de niños y adolescentes que sueñan con ser el capo, tener su dinero, sus mujeres y poder, se preocuparía."

Por: Carlos Moreno
julio 23, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Carta a Gustavo Bolívar

Desde hace mucho sigo a Gustavo Bolívar en las redes sociales pues su sapiencia es indiscutible y muchas de sus ideas y propuestas las comparto plenamente aunque a veces sean casi imposibles de realizar.

Y aunque puede haber desánimo y decepción de ver cuanta ignorancia política hay en nuestro país, sus causas no son perdidas pues calan en muchos de nosotros, ciudadanos anónimos que desde donde estamos tratamos de contribuir a que este país cambie para bien y para beneficio de todos sus habitantes, no de unos pocos.

Leí muy atentamente el artículo de opinión llamado “La incidencia de la TV en la mala imagen del país”. Me parece excelente el repaso que hace, grosso modo, de las acciones delictivas del narcotráfico en los últimos 50 años y el contraste con lo que se veía en la televisión cuando esos acontecimientos tomaban lugar. También me pareció muy interesante cómo deja ver lo inocente, por llamarlo así, que era la tv frente a una realidad que hablaba a gritos de un país que se estaba matando de a poco y que era noticia mundial por esos hechos.

Pero hay algunas objeciones que tengo frente al artículo y espero que lo que estoy a punto de escribir no se tome como una crítica a la obra de un artista sino como una observación que tenga en cuenta un punto de vista diferente y que por qué no, permita un cambio, incluso una mejora en dicha obra.

Si Gustavo Boívar, a quien admiro profundamente, lograra que los personajes de sus series fueran vistos como los delincuentes que son o que han sido creo que todo esto no hubiera transcendido. El problema es que por falta de control de todo tipo, muchos niños tienen acceso a estas series y ven a esos ignominiosos personajes como héroes. Y Gustavo, yo como profesor le puedo decir, los niños sí que tienden a imitar a los adultos, especialmente a aquellos que dejan en ellos huellas positivas, o negativas.

¿Cómo hacer para que la televisión, especialmente RCN, no haga la apología al delito que hace con sus novelas idealizando y exaltando a los malos y poniendo en un segundo plano a los buenos? Usted  hace un juicioso recuento de los acontecimientos que realmente han hecho que Colombia se vea como un país narco, lo cual no discuto, pero si  se diera cuenta la cantidad de niños y adolescentes que sueñan con ser el capo, tener su dinero, sus mujeres y poder, y de obtener todo esto a como dé lugar, se sorprendería. Es más, se preocuparía.

No me parece normal ver muchachitos en todos lados jugando a matarse, a robarse y disputándose ser el capo en una clara apología a lo que ven en la TV. Yo estoy profundamente convencido que todo eso no lo aprendieron ni en clase de historia ni investigando, ni haciendo tareas para el colegio o leyendo por iniciativa propia. Todo esto lo aprenden de lo que ven en televisión.

Y eso, apreciado Gustavo es peor que la imagen que podamos proyectar hacia a fuera, pues en últimas no es tan importante como nos vean en USA o en Europa si nuestros niños se están empezando a ver a sí mismos como esos futuros capos que pueden conseguir lo que quieran sin importar lo que tengan que hacer o a quien tengan que matar.

Pienso que si empezamos a cambiar nuestra imagen desde adentro, muy pronto lo empezarán a percibir desde afuera sin necesidad de publicitarlo.Creo que un gran bien haría a una sociedad como la nuestra si escribiera una novela mostrando las vidas de todos esos personajes, en su mayoría políticos corruptos de los que poco se sabe, y que como usted dice, se cagaron el país todos estos años. Ese sería sin duda un gran acierto mediático y de paso le haría un gran favor a esa plétora de jóvenes que no piensan sino en reggaetón, sexo, drogas y plata fácil, y que de historia de Colombia no saben nada. Ya que la justicia ha dejado en la impunidad muchos de estos personajes, un poco de escarnio público no estaría mal para que al menos de esa forma se hiciera algo de justicia.

Como lo decían al comienzo de la serie sobre Pablo Escobar, quien no conoce su historia está condenado a repetirla y así como vamos Colombia cada vez parece más un país en forma de espiral condenada a repetir sus desgracias una y otra vez.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2230

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Gurisatti propició el despertar de la fuerza?

¿Gurisatti propició el despertar de la fuerza?

Nota Ciudadana
Colombia, una novela de bajo presupuesto

Colombia, una novela de bajo presupuesto

Nota Ciudadana
Dueños de los medios, los culpables de la desinformación

Dueños de los medios, los culpables de la desinformación

Nota Ciudadana
Medios de comunicación, odios y despolitización: el ocultamiento de una primavera PAZcífica colombiana  

Medios de comunicación, odios y despolitización: el ocultamiento de una primavera PAZcífica colombiana