Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Filosofía de la independencia

“El descubrimiento, la conquista y la colonización se constituyen como la mayor empresa criminal y genocida de los europeos en América”

Por: Antonio Acevedo Linares*
Julio 23, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Filosofía de la independencia
Imagen Nota Ciudadana

Las condiciones ideológicas que hicieron posible la emancipación tienen como marco histórico de referencia los candentes debates en torno a la legitimidad de la independencia, la forma del Estado y la administración de los nuevos Estados independientes y la atomización nacionalista de los Estados. En la década de los años de 1805 y 1815 se propaga por Europa Central, principalmente por España y Portugal, el espíritu revolucionario que traería como consecuencia un movimiento revolucionario en las colonias españolas en América. El sistema feudal absolutista, tradicional y señorial entra en decadencia y el político del Monarca entra en crisis ante el nuevo poder del pueblo. La emancipación de los pueblos en América tiene una relación histórica con la Ilustración que fue un movimiento ideológico fortalecido en el siglo XVIII.

La ilustración fue un movimiento cultural e intelectual que hace uso de la razón como instrumento de análisis a los problemas sociales, culturales, religiosos, políticos y económicos de la sociedad y el hombre. La Ilustración tiene su origen en la filosofía y en la física cuando desde el Renacimiento y la Reforma se liquidó el espíritu medieval y se da comienzo a una búsqueda de lo antropocéntrico, la razón como razón de ser del hombre en el mundo y el auge de las ideas de libertad, progreso e igualdad que consolida la doctrina política del liberalismo individualizante, el utilitarismo y su teoría del bienestar social, la democracia y su ideario de gobierno y soberanía popular. Locke, Hobbes, Montesquieu, Rousseau, Adan Smith, Voltairé fueron los principales filósofos de la Ilustración que contribuyeron a generar en América con sus teorías y doctrinas, el movimiento revolucionario de independencia.

La emancipación política, social, económica e ideológica constituye el proceso de independencia como un movimiento anticolonialista y de independencia nacional, por la abolición de la esclavitud, por la liquidación del régimen colonial y cultural. La emancipación ideológica se sustenta en un fortalecimiento del sentimiento de lo americano frente a las teorías europeas de los naturalistas que consideraban la inferioridad de los pueblos de América como una razón de legitimación de su dominio. Esta emancipación hacía necesario el derrumbamiento del orden señorial y el aparataje cultural colonial etnocentrista europeo para fortalecer una auténtica cultura de lo americano en la búsqueda de su propia cultura e identidad. Lastarria, Bello, Montalvo, Samper, Sarmiento, Núñez, Alberdi y Vasconcelos fueron algunos de los intelectuales hispanoamericanos que contribuyeron a la búsqueda de esa emancipación en América. La independencia fue fundamentalmente un rompimiento y separación de la metrópoli para ejercer la soberanía política de los nuevos Estados nacionales que se conformaron después de la emancipación. Por Hispanoamérica recorren las ideas de que los pueblos tienen derecho a gobernarse con sus propias leyes y costumbres, de que cada pueblo debe ser autónomo y construir su propio destino sin la tutela de otras naciones.

La emancipación fue la acción de todo un continente por liberarse de la tutela o servidumbre de otra nación o Estado y gobernarse así mismo. Los factores determinantes que contribuyeron a la emancipación fueron las atrocidades que los conquistadores españoles cometieron durante la conquista y posterior dominio de tres siglos, la dependencia colonial y la burocracia española, el régimen tiránico y despótico impuesto por la Corona, la servidumbre colonial, el tráfico de influencias, el despotismo y el nepotismo en la administración pública, la carencia de una aplicación de la justicia, la lejanía de las colonias de la metrópoli, la crítica a la educación, la cultura colonial y la Inquisición.

La declaración de los derechos del hombre y el ciudadano fue otra de las banderas de lucha que también contribuyó al proceso de emancipación. La denuncia de la opresión fue uno de los argumentos más frecuentes esgrimidos por los criollos hispanoamericanos en sus manifiestos independentistas. Camilo Torres, Pedro Fermín de Vargas, Ignacio de Herrera, Antonio Nariño fueron algunos de los intelectuales colombianos que contribuyeron a denunciar la opresión del coloniaje. La administración española había fracasado y dio paso a la emancipación nacional. La emancipación del pensamiento fue el primer paso que los criollos hispanoamericanos dieron para alcanzar la emancipación política, económica, social y cultural en América. La consolidación definitiva de la independencia y el establecimiento de un Estado nacional fue posible a la consolidación, en el panorama político mundial, de las naciones hispanoamericanas. Bolívar, San Martín, Artigas, O”Higgins, Guadalupe Victoria contribuyeron militar y políticamente a esta consolidación.

Ahora bien, la génesis de la emancipación fue causada por un fenómeno social como lo fue el odio entre los criollos y los europeos peninsulares, originado por la diferencia del temperamento y de los caracteres en un proceso violento. Los españoles consideraron a los criollos inferiores y bastardos. Los criollos consideraron a los españoles de una lentitud mental caracterizaba como estupidez, además de advenedizos y avaros. Este odio entre los criollos y los españoles fue el hilo conductor junto con los demás factores ideológicos, lo que contribuyó a originar la gesta de la emancipación. La decadencia de España en el concierto mundial fue otro factor determinante que gestó la emancipación. La fauna y la flora fueron factores también determinantes como los factores étnicos. El proceso revolucionario de emancipación fue determinante porque había una burguesía poderosa que deseaba gobernarse a sí misma y por la decadencia de la influencia del despotismo ilustrado.

Por otra parte, la filosofía enciclopedista penetró en América por la vía del libro y la propaganda verbal de los europeos. La lectura de los filósofos como Montesquieu, Voltairé, Rousseau y la Enciclopedia sólo pesaron más tarde cuando ya se había desencadenado la lucha por la emancipación. Los hispanoamericanos, bajo la influencia de toda la historiografía filosófica de Europa comienzan a ver con otra concepción su propio pasado, y empieza a enfrentarse a su propia historia cuando comienzan a debilitarse los lazos espirituales que lo habían unido a España durante siglos. El espíritu del siglo XVIII penetró en América y junto a los demás factores enunciados, contribuyeron a la emancipación.

La Ilustración francesa se hizo presente con elementos políticos en el discurso de las proclamas y en los artículos de las constituciones de los nuevos estados americanos. Ahora bien, la mentalidad heredada de la colonia fue un estado de servidumbre y esclavitud, ethos de nuestra nacionalidad latinoamericana que se mantiene hasta nuestros días y estado de servidumbre que no ha permitido construir una verdadera nacionalidad con conciencia propia y proyección latinoamericana como lo soñó Bolívar. Una mentalidad de dependencia todavía nos avasalla. Esa mentalidad vergonzante que desprecia nuestras propias raíces ancestrales de negro, indio o mestizo, y que vive atrapada en el complejo de ilegitimidad que señalaba Fernando González. La latinoamericanidad tiene el estigma del bastardo que no se reconoce ni es reconocido por  ilegítimo y sólo una verdadera y auténtica conciencia latinoamericana creara conciencia de lo que somos, sin vergüenzas, y dignificará nuestra existencia.

La filosofía política en el proceso de la conquista y la colonización se fundamenta en las fuentes principales de conocimiento como lo fueron la tradición y la autoridad religiosa. La filosofía escolástica debía sostener el nuevo orden social, político y económico que se estaba configurando paralelo a un proceso de evangelización. El elemento ideológico en el que se afirma la filosofía es la fe que proporciona la espiritualidad y genera la interioridad en el hombre que a través de la filosofía responde a la pregunta por la vida. Toda la fundamentación teórica de esta filosofía apunta hacia la salvación del alma donde el hombre debe apropiarse de mismo y hacerse trascender. La filosofía no se ocupa por hacer una reflexión en torno a la problemática de la realidad social del nuevo orden político y económico y si en fundamentar la existencia de Dios ontológicamente y a considerarlo como el fin último del hombre, cohesionando la sociedad sobre los principios éticos y morales del aristotelismo.

Ahora bien, los fundamentos ideológicos de la conquista se basaron en la división del mundo entre los cristianos y los infieles o herejes. La conversión o la destrucción de ese mundo de herejes debían llevarse a cabo a través de un proceso de evangelización. En nombre de Dios se conquista, se coloniza y se evangeliza y se mata y se esclaviza, se toma posesión de la tierra, el oro, los hombres y las mujeres. La evangelización en América se lleva a cabo mediante el uso de las armas que hace violentar los dioses, el idioma, la economía y la cultura del hombre americano. La esclavitud se fundamenta en los presupuestos filosóficos de Aristóteles donde se establece la diferencia que existe entre los hombres de acuerdo al uso de la razón. Los hombres que hacen uso de su cuerpo son esclavos por naturaleza. Existe una jerarquía racional en la que se apoya la servidumbre en relación con un orden general de la naturaleza. Allí se da un predominio del alma sobre el cuerpo, el macho sobre la hembra, etc.

1. Aristóteles justifica igualmente el uso de la fuerza para implantar el dominio sobre los bárbaros. La filosofía política escolástica fundamenta ideológicamente la esclavitud o servidumbre, sostiene que esta no existía en el estado de inocencia en tanto que todos hombres nacen libres pero con la caída en el pecado hizo surgir la esclavitud 2. La guerra emprendida en América fue legitimada como justa en tanto ley de la naturaleza. El mundo descubierto fue visto  por la filosofía europea como un mundo salvaje que no tenía historia a consecuencia del estado de barbarie en que se encontraba. La civilización implantada mediante un proceso de colonización de una nueva lengua, una historia, una religión y la cultura, garantizaría la salida de su estado de barbarie. Estas doctrinas europeas justificaron la dominación  del hombre americano denominándolos bárbaros. La evangelización fue la más violenta transfusión espiritual de sangre contra América La función de la filosofía tuvo una misión teológica, moral y metafísica. En América se reproduce el mundo europeo con todos sus símbolos, utopías y dogmas.  El espíritu aristotélico-escolástico medieval hace parte de esa filosofía política que sirve como fundamento ideológico de la conquista y la colonización.  El conquistador europeo prolongará en estas tierras del trópico su mundo tardío. El expansionismo  imperial de su reino instaurará la colonización, la evangelización y la explotación de todo lo que habita en el continente del Nuevo Mundo. La filosofía política de la colonización en América ejercicio un dominio sobre el cuerpo de la mujer y el hombre americano. A las mujeres se les somete sexualmente dando lugar al nacimiento del hijo bastardo (mestizo) y al hombre se le explota por el trabajo y se le esclaviza. Se coloniza su vida, su espíritu, su cotidianidad y su sexualidad. Es la colonización del mundo de la vida. Es el comienzo de la domesticación, estructuración y colonización del “modo” “ethos” como aquellas gentes vivían y reproducían su vida humana.

Sobre el efecto de aquella colonización del mundo de la vida construirá la América posterior: una raza mestiza, una cultura sincrética, hibrida, un estado colonial, una economía capitalista (primero mercantilista después industrial) dependiente y periférica desde su inicio, desde el origen de la modernidad 3. El ordenamiento jurídico-militar de la Corona tiene como figura jurídica el concepto de “Conquista”4.  Esta figura jurídica contiene la filosofía política que legitima el desembarco en América.

La empresa conquistadora y colonizadora en América considera salvajes a los hombres que la habitan porque desde su perspectiva filosófica eurocentrista son seres inferiores, primitivos tanto física como espiritualmente. La cristianización de su mundo es un paso hacia la civilización del salvaje y por lo tanto  hacia el comienzo de la historia. El acceso a la civilización justifica la colonización. La colonización ha sido, y será así el instrumento de universalización de la civilización.5. Civilizar implica limpiar la raza a consecuencia del mestizaje. El mestizaje traerá un conflicto racial más. El proyecto civilizador tiene como objetivo la eliminación de todo antecedente racial y el cambio de mentalidad de los futuros americanos. El instrumento de esta nueva educación será la filosofía positivista. El positivismo hará del americano un factor de la civilización y el progreso.6. El descubrimiento, la conquista y la colonización se constituyen la mayor empresa criminal y genocida de los europeos en América aunque Alberdi haya escrito que Europa nos trajo la patria. Más de 500 años después la resistencia de las culturas prehispánicas continúa. Los nuevos conquistadores son las transnacionales que quieren despojarlos de su territorio en busca del oro negro. Las multinacionales ya no desembarcan de las carabelas sino de los aviones.

 

 NOTAS

 

1. Silvio Zavala. La filosofía política en la conquista. Editorial Fondo de Cultura Económica. México, 1947.

 

2. Ibid.

 

3. Enrique Dussel. 1492. El encubrimiento del otro. Hacia el origen del mito de la modernidad. Editorial Átropos. Bogotá, 1992.

 

4. Ibid.

 

5. Ibid.

 

6. Leopoldo Zea. Filosofía de la historia americana. Editorial Fondo de Cultura Económica. México, 1978.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Javier Ocampo López. El proceso ideológico de la emancipación en Colombia. Instituto Colombiano de Cultura. Bogotá, 1980.

 

Silvio Zavala. América en el espíritu francés del siglo XVIII. Editorial Colegio Nacional. México, 1949.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
6021

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las inútiles visitas de la monarquía Europea

Las inútiles visitas de la monarquía Europea

En los próximos días,varios miembros de la realeza pisarán tierra colombiana
Mujeres y política en América Latina: los limites del poder

Mujeres y política en América Latina: los limites del poder

"La llegada al poder de un grupo mujeres en América Latina en los primeros años del siglo XXI generó grandes esperanzas y expectativas muy positivas"
Los países invisibles que habitan en América Latina

Los países invisibles que habitan en América Latina

Siempre olvidamos que Las Guyanas y Surinam están entre Brasil y Venezuela
La tiranía borbónica

La tiranía borbónica

España está cansada de la monarquía.