Capital financiero

El enemigo de nuestra independencia que ha logrado destruir lo construido

Por: Leonardo
julio 24, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Capital financiero
Imagen Nota Ciudadana

Me sorprende la manera tan ligera  como algunos colombianos afirman tajantemente que en el país no hay independencia, es decir, que han pasado 204 años y el país sigue siendo una colonia de las potencias internacionales.

Y me sorprende no porque seamos independientes, no, me sorprende porque aún el colombiano promedio sigue creyendo que el país sigue estando supeditado a las decisiones que se toman en la casa de gobierno de otra nación, Casa Blanca, por ejemplo.

El país no está subordinado a ninguna Casa Blanca, el país no es dependiente de los Estados Unidos, y creo que ese es el grave error de las últimas décadas: suponer que nuestro enemigo es el gobierno de los Estados Unidos. Los gobiernos de las potencias internacionales no son más que una pieza dentro de todo el andamiaje mundial de poder que toma las decisiones y que manipula los más altos organismos de poder internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo o hasta la misma Casa Blanca o el Parlamento Europeo.

No podemos afirmar que Colombia depende de los Estados Unidos porque importemos grandes volúmenes de mercancías del país del norte, puesto que bajo ese argumento entonces los Estados Unidos son dependientes del resto del mundo y no son independientes ya que su balanza comercial por tradición es deficitaria. Tampoco podemos decir que el país es dependiente del resto de los países del mundo, principalmente de las potencias porque hemos adquirido influencias culturales de los mismos, ya que bajo ese argumento, entonces todos los países del mundo son dependientes de todos, porque todos los países del mundo han absorbido costumbres y cultura de los demás. Sería absurdo.

Independientes evidentemente no somos, pero como no lo es ningún país del mundo, salvo algunas excepciones, pero no dependemos de un gobierno, de un parlamento, no. Dependemos del capital financiero, ese es el que maneja las relaciones diplomáticas, políticas, sociales, económicas, jurídicas y hasta humanas. Es el capital financiero internacional el que maneja incluso al gobierno de ese país al que los mamertos latinoamericanos han satanizado durante años como los Estados Unidos o incluso los pertenecientes a la Unión Europea. Es el capital financiero el verdadero comején y el verdadero padre de todas las relaciones internacionales, haciendo dependiente tanto a Barack Obama como a Putin, a Rajoy como a Hollande, Merkel, Maduro, Correa, ninguno se salva, no es lucha contra un país, la lucha es contra el capital financiero, sobre todo el especulativo, ese es el que carcome el desarrollo y el crecimiento de los países.

Una prueba de esto es lo sucedido con  Argentina en recientes días, lo cual encendió las alertas de todo el mundo, desde Christine Lagarde, hasta Obama, toda la Unasur, las BRICS, el G-77 + China, la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, todos han quedado atónitos y alarmados ante el  poder y la gran amenaza que representa el capital financiero para el mundo. Que un fallo de un juez norteamericano como el de Thomas Griesa, contra la Argentina, que le impide culminar de manera satisfactoria el proceso de reestructuración de deuda que tanto les ha costado en la última década, beneficiando así a los famosos holdouts o fondos buitre, nos da una idea de la fuerza y el poder que tiene el capital financiero, la necesidad de mantener manipulados y dependientes a los países con grandes potenciales de producción y de desarrollo y la capacidad que tiene el capital financiero para persuadir a respetables instituciones mundiales como la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos.

Definamos con claridad el enemigo. El enemigo de nuestra independencia no es otro pueblo, el enemigo de nuestra independencia y de nuestra libertad como nación no es otra nación, el enemigo contra nuestros hermanos, no son nuestros otros hermanos, ni los del norte, ni los del sur, ni los del este y mucho menos los del oeste. El enemigo de nuestra independencia es el capital financiero que ha logrado corroer todo lo existente, que ha logrado deshumanizar lo humano y destruir lo construido.

Leonardo.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
541

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las claves del estado de excepción en Ecuador

Las claves del estado de excepción en Ecuador

Nota Ciudadana
Así quedó el Parlamento Europeo tras las elecciones del 26 de mayo

Así quedó el Parlamento Europeo tras las elecciones del 26 de mayo

Entrada a la OTAN no cayó bien en el Parlamento Europeo

Entrada a la OTAN no cayó bien en el Parlamento Europeo

Nota Ciudadana

"La democracia virtual nos tiene adormecidos"