Opinión

Calder, una experiencia lúdica

El Moma muestra a su “home artist” (artista de la casa) el más querido de Nueva York, en una exhibición que llama “Modern from start”

Por:
mayo 15, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Calder, una experiencia lúdica
Por primera vez en 30 años el Moma muestra Man-Eater and the Pennants, de Calder,1945

El Moma de Nueva York muestra hasta el 7 de agosto una exhibición de su “home artist” (artista de la casa) Alexander Calder, un escultor que ha estado presente en sus salas desde que el museo abrió sus puertas en 1929. En esta exposición muestra por primera vez en 30 años la obra Man-Eater and the Pennants que estuvo mucho tiempo en los depósitos.  Vale la pena señalar que la obra de Calder es la primera visión que tiene cualquier visitante de la National Gallery en Washington y del Moma de Nueva York, convirtiéndose en una presencia vital y permanente.

Sobre Calder dice James Johnson S. en una presentación para el Moma: “Exuberancia, movilidad y vigor son las características del arte joven. El humor cuando es una fuerza vital y no una distracción superficial, adiciona una dimensión a la dignidad. La dignidad es el producto del corazón del artista abandonado en su obra. Todo ello son distintivos del trabajo de Calder, así como la sensibilidad hacia los materiales que inducen nuevas formas, y un interés insaciable por nuevos patrones de orden”.

Sandy´s Butterfly, 1964

Calder nació en Philadelphia en 1898, hijo y nieto de artistas. Antes de ser artista fue ingeniero mecánico, trabajó en proyectos hidráulicos y fue navegante. Solo hasta 1923 se inscribió en una academia de arte de Nueva York. En 1925 empieza su obra en alambre, en 1926 vivió en París justo en el momento en que Dadaísmo tomaba forma, influencia que haría suya para convertirse en uno de los primeros artistas que manejó toda una variedad de técnicas para construir un mundo que oscila entre la irracionalidad Dada hasta el rigor de lo geométrico.

Pese a que hizo escultura estática siguiendo el modelo renacentista, fue pionero en la concepción de una escultura no estática.  Las esculturas de Calder tienen que tener un espacio único porque el aire, la luz y el espacio mismo participan de la expresión artística, creando una obra que va más allá de la interpretación misma e involucra al observador en una experiencia alegre, entusiasta y lúdica. Los colores, pese a que son limitados, son los que aportan a la sensación de equilibrio.

En una de sus etapas más relevantes hacia 1925, Calder dibujó con alambre un circo que está exhibido en el museo Whitney de Nueva York, que constituye una innovación en las instalaciones porque él mismo movía y presentaba cada una de las piezas en los diferentes actos del circo, convirtiéndolo en un novedoso concepto de arte-ficción.

Spider, 1939

Este artista americano por excelencia, utilizó líneas de hierro verticales que reparten su fuerza en piezas complementarias sosteniendo la obra en perfecto equilibrio.  El filósofo francés existencialista Jean Paul Sartre se refirió a la obra de Calder como un mar que amanecía y anochecía siempre con una mirada distinta.

Calder murió inesperadamente después de inaugurar una retrospectiva suya en el Whitney de Nueva York a los 78 años. La suya fue una vida dedicada al trabajo constante en un taller caótico en el que solo él sabía dónde estaba cada pieza. A propósito, hay una escultura de Calder en el museo Botero de Bogotá.

-.
0
200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las escrituras de Gustavo Zalamea

Las escrituras de Gustavo Zalamea

Adrián Gaitán, una generación que ya no come cuento

Adrián Gaitán, una generación que ya no come cuento

La edad sicológica de Ron Mueck

La edad sicológica de Ron Mueck

El principio del final del indigenismo

El principio del final del indigenismo

El duelo de una historia repetida

El duelo de una historia repetida

Los medios del fin

Los medios del fin

El éxodo de manos vacías

El éxodo de manos vacías

El Ángel Exterminador

El Ángel Exterminador