¿Caerá primero Trump que Maduro?

Muchos creían que el mandatario venezolano sería derrotado el martes, pero no fue así. ¿Qué tan probable es que el magnate estadounidense pierda el poder antes?

Por: Carlos Roberto Támara Gómez
mayo 02, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Caerá primero Trump que Maduro?

La síntesis de la noticia que aparece en el New York Times no deja lugar a dudas. Estados Unidos y algunos de sus países más abyectamente arrodillados a su política, como el nuestro, estaban convencidos que el martes primero de mayo Maduro caería. Pero precisamente ese día el fiscal William Barr fue interrogado en audiencia del senado entreteniendo para luego decir que no asistiría a la audiencia programada de la Cámara donde dominan los demócratas. Trump parece haber logrado poner la cascarita de ofrecer a Barr, como si su cabeza fuera miembro del ejecutivo y no el fiscal de los Estados Unidos.

En efecto ya se dice que Barr debería renunciar en vez de actuar como escudo humano de Trump. Y Barr es demasiado débil pues lo que tiene que defender está demasiado podrido y porta el olor por donde quiera que vaya.

Eso me recuerda una historia alguna vez oída en Popayán en cuya Facultad de Medicina dictaban clases no sé si uno o varios alemanes. Recuerdo solo a Hartman. Hitler tenía problemas para abastecer de comida a los campos de concentración y convocó a una junta de sabios alemanes con la consigna de entregarle una fórmula para que los judíos se alimentaran con sus propias heces procesadas, con plazo de un mes para esa encomienda. Al mes exacto Hitler demandó si tenían la respuesta obligada. Sí, efectivamente, contestaron los contritos sabios. Que habían obtenido una mantequilla exquisita pero sin lograr erradicarle cierto olorcito sulfuroso.

Igualmente Barr y en general quienes se asocian con Trump en los Estados Unidos o en el extranjero, portan un olorcito que los delata. Y eso a pesar que se conoce solo una parte velada del informe del abogado especial Mueller. Barr logró sintetizar un mamotreto de 420 páginas como si hubiera pretendido presentar más bien un pitch elevator: leí la investigación, Trump es un buen muchacho, ciao. Tanto así sugirió nuestro benemérito en Washington con respecto a las oleadas de estudiantes de la Nacho en huelga alguna vez: ¡electrocútenlos y listo! ¡Para eso es que está el ejército!, diría otra energúmena, compañera Fernanda de cauda! Claro que para esa época todavía no estaba de Ministro de Defensa el señor Botero, inspirado ahora en su homónimo pintor en una secuela de los mancillados de Abu Ghraib, para tratar con guerrilleros sometidos.

Y qué pasará cuando el jueves el mismo abogado especial Mueller sea escuchado en la Cámara. Parece que Mueller irá primero que Burr, entonces éste la va a encontrar muy perfilada y muy sabia. Renunciado Burr, Trump estará más al descubierto, es decir a punto de irse realmente porque virtualmente hace rato que es un fantasma. Él mismo ya lo dijo: ¡Me jodí! ¡Tanto perseguir esto y ahora ya no podré hacer nada! Cuando se conozca el informe completo volará m…da al zarzo.

Pero, mientras tanto, parece que sí ha intentado infectar sus olores por Venezuela. El New York Times lo dice así:

“Los principales asesores del Sr. Trump se despertaron el martes creyendo que una revuelta en el ejército venezolano derrocaría al gobierno del presidente Nicolás Maduro. Pero el miércoles, el Sr. Maduro todavía estaba en el poder, planteando dudas sobre si los Estados Unidos habían confiado en la inteligencia defectuosa”

Entonces la situación está: Estados Unidos ha denunciado la injerencia Rusia, mientras es manifiesto el intento golpista patrocinado desde Washington. Y esa canción ya le hemos oído varias veces. Estados Unidos haciendo lo que le viene en gana y protestando porque no le dejan hacerlo. Claro ahora se ha agregado un sainete de estricta resonancia local. La cancillería colombiana estuvo a un tris segura de haber tumbado a Maduro y nos ofreció las imágenes anticipadas de quienes querían posar para la foto, acuñando el lanzamiento de su inminente campaña presidencial. ¡De malas!

Ahora Estados Unidos amenaza con las armas para derrocar, ya no a Maduro, sino llevarse en banda a todo el ejército venezolano que se ha mantenido fiel a sus principios de no injerencia política, como cualquier ejército del mundo. ¡Qué tal que el nuestro pudiera ser incitado a revelarse contra Uque!

El asunto es que si no tienen, ni garantizan, el control o neutralidad del ejército no pueden urdir el golpe de mano que hicieron en Panamá con Noriega, (qepd), secuestrándolo. Y si no es una guerra instantánea, estilo Al Qaeda, entonces se les enreda el cable a nivel internacional. Y si el cable se desmadeja allí es donde podemos resultar en Colombia pagando los platos rotos.

¡Y todo para colocar a Adecos y Copeyanos otra vez en el poder!

Esto quiere decir que Trump intenta ponerle su olorcito particular de excretas a toda Venezuela, o a la América Latina, si todo se riega. En la situación nuestra, ya casi estaríamos listos por la gran c…da de las objeciones a la JEP.

Imaginemos que las cosas se complican. Estados Unidos se ha bajado del bus de su acuerdo contra las armas nucleares con Rusia, es decir, ya tiene nuevas armas en su haber. Nadie espera que se haya apeado sin llevar algo ya en caleta. Y ese tipo de armas serían las pudieran usarse en Venezuela e incluso en nuestro territorio, o desde nuestro propio territorio.

Trump ha destinado un presupuesto para un nuevo dominio territorial de guerra: el espacio exterior. Allí también podría estar encaletado. ¡Y nosotros fungiendo de burro amarrado!

Lo que queremos sostener en últimas es que podríamos estar a punto de convertirnos en rehén de una calamidad internacional que se sabe cómo empieza, pero que no se sabe cómo acabará. Y la amenaza es grave: en medio, están las aspiraciones políticas presidenciales de reelección de Trump, y de reelección de Uque por interpuesta persona del canciller. Uque ha calificado como títere. Y el nuevo presidente, ¿será títere de quién?

Pero hay más, una perla oculta en la noticia del NYT. Dice que Estados Unidos había confiado en una inteligencia defectuosa. Es muy raro. En medio de tantos seres de mente superior al frente de ambos gobiernos, cómo es posible que aquel olorcito subsista.

Han aplazado su fiesta y callado a la prensa. Solo el NYT ha develado su frustración. ¡Mascullan! Se podrá imaginar alguien la algarabía que han de armar si tumban a Maduro. Eso Mientras agonizo se vuelve el best seller que interprete Trump mediante guion de William Faulkner, luego de la caída de Barr y la cohorte republicana.

-.
0
612
Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus