Bye bye a la era del fiscal Montealegre

Los 8 fiscales que manejaban casos claves como el Carrusel de Bogotá, Colmenares, la campaña de O.I. Zuluaga, salieron. Martínez quiere borrón y cuenta nueva

Por:
Agosto 16, 2016
Bye bye a la era del fiscal Montealegre

El bunker se llenó de cajas con papeles y documentos. Es el equipaje laboral de los funcionarios de alto nivel que acompañaron la Fiscalía de Montealegre-Perdomo.  El retrovisor del Fiscal Néstor Humberto Martínez actuó rápido y quiere que los casos emblemáticos, todos polémicos, se revisen  a fondo. Con las renuncias sobre el escritorio el nuevo fiscal tomó decisiones.

Empezó por un revolcón completo en un unidad clave: los fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia, encargados de investigar a los aforados: congresistas, ministros generales, gobernadores. Durante los últimos dos años estas investigaciones las coordinó Elka Venegas, directora de esa jefatura. En su reemplazo Martínez posesionó al abogado penalista Fabio Estipia quien llegó casi que desde el primer día con el nuevo Fiscal.

Aunque aún  no se revelan los nombres de los nuevos integrantes de esa unidad, sí se sabe quiénes se van:

Juan Vicente Valbuena, su despacho tuvo a cargo varios casos de los llamados falsos positivos donde hay comprometidos altos mandos militares, el ‘carrusel de la contratación’ de Bogotá y el caso de la esposa del magistrado Jorge Pretelt.

Foto: archivo Semana.com

Foto: archivo Semana.com

María Claudia Merchán, tenía en su despacho el caso contra el ex vicepresidente Francisco Santos, investigado porque supuestamente haber posibilitado la llegada del Bloque Capital de las autodefensas a Bogotá.

Alexandra Ladino, líder de la investigación de Interbolsa, caso en el que ya se dio un giro rotundo al anular la posibilidad del principio de oportunidad contra Tomas Jaramillo y Juan Carlos  Ortiz las cabezas del desfalco del Fondo Premium.

Foto: archivo Semana.com

Foto: archivo Semana.com

María Victoria Parra quien tuvo a cargo las empantanada investigación por el crimen del líder conservador Álvaro Gómez y el caso tampoco resuelto por la muerte del joven universitario Luis Andrés Colmenares.

Jenny Claudia Almeida encargada del caso de los  desaparecidos del holocausto del Palacio de Justicia y manejaba las acusaciones de homicidio que tiene encima el el exgobernador de la Guajira, ‘Kiko’ Gómez; y el voluminoso proceso por la masacre de El Aro, que le costó la vida a 19 campesinos en 1997; y el caso por los polémicos contratos de Natalia Springer

Estos cinco fiscales eran de toda la confianza de Montealegre y Perdomo y la reestructuración de las estrategias puede generar cambios drásticos en las decisiones judiciales pendientes.

Al Director Nacional del CTI Julián Quintana también le fue aceptada la renuncia. Este llevaba la investigación contra el hacker Andrés Sepúlveda en el cual una decena de agentes del Estado, entre militares y policías, ya han sido condenados por uso irregular de información reservada. Quintana también tenía a su cargo la imputación contra Luis Alfonso Hoyos, el llamado líder espiritual de la campaña del uribismo en cabeza de Óscar Iván Zuluaga.

hoyos

De hecho, el exdirector del CTI debía entrar a definir si respecto al propio Zuluaga y su hijo David, formularía acusación o archivaría. El nuevo director del CTI encargado es el general de la Policía retirado Luis Alberto Pérez Albarán quien inicialmente fue designado por el fiscal Martínez jefe de la Unidad de Protección de la Fiscalía, pero ante la dificultad de hallar un nombre adecuado para estar al frente del CTI decidió encomendarle también esa jefatura. Martínez está evaluando en cuál de esas dos dependencias lo deja en propiedad.

Otro de los descabezados es Iván Lombana, ex jefe de Articulación de Fiscalías Especializadas, y quien tenía la responsabilidad del caso del zar de la chatarra James Arias, expediente en el que aparecen mencionados los hijos del expresidente Uribe y dueños de la compañía Ecoeficiencia, los hermanos Tomás y Gerónimo Uribe. En remplazo de Lombana entra Álvaro Osorio Chacón, quien fue años atrás fiscal delegado ante la Corte Suprema y quien deja su cargo como magistrado auxiliar en esa corporación para sumarse a la cúpula que está conformando Néstor Humberto Martínez.

Osorio trabajará de la mano de la ex negociadora en La Habana, María Paulina Riveros quien en su primer entrevista como Vicefiscal general aseguró a el diario El Tiempo que en los últimos tres meses de la era Montealegre-Perdomo se hicieron 820 nombramientos y que el despelote dentro de la Fiscalía es tal que hay mil fiscales a los que hasta ahora no han podido localizar pues están extraviados en tareas y misiones distintas a la investigación penal. El fiscal Néstor Humberto Martínez con la premisa de “cada loro vuelva a su estaca” está concentrado en dos tareas urgentes: ordenar por entero el personal de carrera y terminar de nombrar la cúpula de funcionarios de alto nivel que le acompañarán en su gestión.

 

Publicidad
0
5917
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El poder judicial de Colombia posando frente a Lenin

El poder judicial de Colombia posando frente a Lenin

Ranking de las entidades públicas con mayores riesgos de corrupción

Ranking de las entidades públicas con mayores riesgos de corrupción

La audiencia en la que quedaron libres los alcaldes de Sta Marta: golpe al fiscal Martínez

La audiencia en la que quedaron libres los alcaldes de Sta Marta: golpe al fiscal Martínez

Se afianza Miguel Samper en la Fiscalía

Se afianza Miguel Samper en la Fiscalía