Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Expedición Avina -

Beca en la Universidad de Georgetown para estudiar turismo ecológico

Un colombiano que regresó para administrar un hotel en La Guajira como los mejores del mundo

Por:
Abril 09, 2015
Beca en la Universidad de Georgetown para estudiar turismo ecológico
José Ramón González Fotografía: Camilo Rozo

Hace poco un grupo de organizaciones privadas y fondos de inversión decidieron darse la pela de invertir en un hotel en la Guajira. El lugar tendría 140 habitaciones, una planta de tratamiento de aguas residuales y una reserva forestal. Usaría energía solar, tendría un plan serio para el tratamiento de las basuras, promovería el turismo ecológico y el desarrollo local trabajando con personal y proveedores de la región. También debía ser autosostenible y rentable. A la hora de hacer realidad semejante empresa, el lío más grande resultó ser la escasez de talento humano en la región.

El departamento de La Guajira tiene las tasas más altas de deserción escolar y de analfabetismo del país. El 30% de la población no sabe leer ni escribir. El nivel educativo y la capacitación de la gente resultó ser demasiado frágil para ofrecer servicios de turismo y hospedaje de calidad en el inmediato plazo. No había empresas que proveyeran alimentos, o servicios de aseo. Era difícil conseguir un cocinero formado, un contable, un agente de turismo bilingüe…. No obstante, desde hace tres años el hotel Waya Guajira es una realidad. Este hotel ecológico en los alrededores del municipio de Albania, a una hora de Riohacha fue reconocido recientemente con la certificación LEED (Liderazgo en Energía y Desarrollo Medioambiental), otorgada por Green Building Institute. Para llegar a ser lo que es hoy, la empresa ha tenido que capacitar al personal y buscar, buscar mucho. Así fue como se encontró, por ejemplo, a José Ramón Gonzáles, cajero y recepcionista del hotel.

José Ramón es 100% wayú. Sus padres no leen ni escriben, su madre no habla español. Con mucho esfuerzo, debido a la falta de recursos, sus padres insistieron en que José fuera a una escuela rural del municipio de Manaure. Al graduarse de esa escuela, el alto puntaje que obtuvo en el Icfes le permitió presentarse a una beca que ofrecía el Banco Interamericano de Desarrollo para estudiar en el exterior, dirigida a afrodescendientes o indígenas latinoamericanos. Después de pasar por muchas pruebas de conocimientos y actitudes, José fue seleccionado para cursar estudios de turismo ecológico en la Universidad de Georgetown, Estados Unidos.

José cuenta que durante los tres primeros meses estuvo a punto de renunciar debido a las extenuantes jornadas de estudio, especialmente porque debía aprender inglés en tiempo record. Pero al final persistió y se graduó. Ahora está de vuelta en La Guajira con la misión poner en práctica lo aprendido.

José Ramón González Fotografía: Camilo Rozo

José Ramón González
Fotografía: Camilo Rozo

 

-Un día sonó el teléfono y me dijeron ‘le estamos llamando del Banco Interamericano, queremos informarle que usted es el ganador de la beca para la Universidad de Georgetown. Felicitaciones, el asunto ahora es lograr que le den la visa…’ Se me eriza la piel de sólo acordarme.
-Y ahí mismo usted le avisó a sus papás.
-¡No!, yo no les quería comentar nada hasta que no me dieran la visa. En eso me demoré unas semanas y cuando ya tenía el visado, ahí si les conté. Les dije, ‘papá, mamá, me voy a estudiar a Estados Unidos. Me voy en una semana’.
-¿Y ellos qué dijeron?
-Pues al comienzo la noticia fue cómo un baldado de agua fría, ‘¿cómo así que te vas en una semana?’. Pero ellos siempre me habían apoyado mucho en mi educación, hasta dónde podían. Cuando ya se aterrizaron en la idea estaban felices, fue una verraquera, muy bacano, el momento más feliz de mi vida.
-Y cuando estuvo a punto de renunciar a la universidad, ¿qué lo sostuvo?
-Pensar en mis padres, en las esperanzas que tenían puestas en mí, en lo que iba poder hacer en mi comunidad cuando regresara.

José Ramón cuida del intelecto y pone le conocimiento adquirido al servicio del cuidado de los cercanos.

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
1269
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
“Por fin le dan Colfuturo, pero no tiene Fiador”

“Por fin le dan Colfuturo, pero no tiene Fiador”

"Estudiamos para luego trabajar y pagar la deuda eterna que adquirimos con el diablo"
Sobrevivir la sequía tejiendo

Sobrevivir la sequía tejiendo

Publicidad -“¿Hace cuanto que no llueve por aquí?” -“Lo que es lluvia-lluvia no ha habido, llevamos en sequía casi un año. Sembramos un maíz en septiembre que cayó un poquito de agua pero se secó, se pudrió, se lo comieron los gusanos. Por eso ves tantas mariposas. -“¿Y de qué viven las familias cuando no […]
Lo más duro de este trabajo es trasnochar

Lo más duro de este trabajo es trasnochar

Publicidad Natalia es recicladora desde hace 10 años, está en el plantón con sus dos hijos, quienes la apoyan con pitos y tambores de plástico. También la acompaña “negrito”, un cachorrito que cabe en la mano de José Luis. “Estamos defendiendo el derecho del reciclador, que se nos respete el pago y la ruta. En […]
Nos despedimos de La Guajira, pero esto sigue

Nos despedimos de La Guajira, pero esto sigue

La Expedición Avina – Colombia El Camino del cuidado, llega a su fin en La Guajira. Pero no se despeguen. Este viaje tras los signos del Paradigma de El Cuidado en la vida de los colombianos sigue.