Atropellamiento, el asesino silencioso de la fauna silvestre en colombia

La conservación de especies se ve amenazada por este fenómeno que es común a lo largo y ancho del país. Se requieren medidas e iniciativas que ayuden a evitarlo

Por: Francisco Javier Flórez Oliveros
Febrero 22, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Atropellamiento, el asesino silencioso de la fauna silvestre en colombia

Grandes tramos de las carreteras actuales de Colombia se trazaron siguiendo los caminos reales coloniales. De igual manera que estos, mejoraron las condiciones de trochas y caminos indígenas. Buena parte de esta superposición de rutas obedece a las características de nuestra topografía, donde se alternan valles, ríos y cordilleras que obligan a buscar los puntos más accesibles para salvar las alturas y los puntos de mayor estrechez en el cauce de los ríos, para vadearlos o construir los puentes.

Los procesos urbanísticos son algunos de los principales motores de transformación global. En la actualidad, más de la mitad de la población humana mundial vive en áreas urbanas y se estima que se incremente en un 60% para 2030, especialmente en regiones donde se concentran los mayores niveles de biodiversidad, como Colombia y otros países neotropicales (Gaston, 2010).

Sin embargo, y pese a este desarrollo, hemos evidenciado en las últimas décadas, un factor derivado de las vías y que día a día mengua el estado de la fauna silvestre en Colombia, el atropellamiento. Según Primack (1998), las vías rompen la continuidad del dosel (estrato superior de los bosques) e interrumpen las posibilidades de movilidad de los animales. Esto es especialmente válido para algunas especies de primates que no acostumbran descender a los estratos inferiores.

El atropellamiento de fauna es el impacto directo más fácil de reconocer en comparación con otros como fragmentación, deterioro del ecosistema y cambios en el comportamiento de los animales, en especial porque constantemente en las carreteras se observan los cuerpos de los animales muertos, aunque en algunos casos los animales quedan en un estado que dificultan la identificación de la especie. con el rápido desarrollo de las ciudades y el aumento de las poblaciones humanas se ha incrementado la red vial, con lo cual ha surgido una nueva fuente de mortandad de animales que se ha venido convirtiendo en una amenaza cada vez mayor para las poblaciones de animales involucrados.

Cupul (2002) describe que ciertos patrones estacionales de conducta, como cortejo, migraciones, reproducción, apareamiento, abundancia de especies y búsqueda de alimentos, entre otros, hacen posible que haya una mayor cantidad de animales muertos en la vía en determinados períodos del año.

Las carreteras suelen ser un elemento atractivo para ciertos animales por distintos motivos. Los reptiles, como las culebras, lagartos e iguanas, al ser ectotérmicos o de sangre fría requieren regular su temperatura corporal mediante la absorción de calor del medio, por lo cual se acercan a las carreteras para aprovechar el calor absorbido por el pavimento, tanto en el día como en la noche (Cupul, 2002). Algunos pájaros toman pequeños granos de arena del borde de la vía para tener una mejor digestión de las semillas; ciertos mamíferos se acercan a consumir la vegetación que crece junto a la carretera. También se ven amenazados los animales carroñeros (gallinazos, chulos, piguas) que se acercan a la vía para comer los animales que se encuentran muertos sobre ella (Noss, 2002). Además, los residuos orgánicos arrojados a la carretera son fuentes de alimento para distintos animales que se acercan a consumirlos y pueden ser atropellados (Cupul, 2002).

Un reciente estudio realizado en el año 2017 por la Universidad de Antioquia, el Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y la Red Colombiana de Seguimiento de Fauna Atropellada (RECOSFA), liderado por el profesor Juan Carlos Jaramillo Fayad, donde se realizó un monitoreo de atropellamiento de fauna en el oriente cercano del departamento de Antioquia (La Ceja, El Retiro, Guarne, Rionegro, Marinilla), arrojó como resultado que el 63,1% de los individuos atropellados eran zarigüeyas, 6,9% ardillas, 2,6 gallinazos negros, y 1,9 zorros entre otros. Todos, y de manera lamentable, eran individuos de la fauna silvestre.

Al sur de Valle de Aburrá, en el municipio de Envigado se encuentra El Escobero, una vía que atraviesa un ecosistema estratégico y que a diario, incluso en nuestros días, se ve el atropellamiento de fauna silvestre. Si bien han sido implementadas algunas estrategias como pasos aéreos, reductores de velocidad, avisos que advierten la presencia de fauna silvestre, entre otros, esta situación de atropellamiento se presenta a diario, y las poblaciones incluso de carnívoros como zorros y tigrillos se continúan menguando las poblaciones de fauna de estos ecosistemas.

A continuación, se describe la mortalidad de mamíferos entre los años 2008 a 2013 en la vía El Escobero (Envigado, Antioquia). Los mamíferos más atropellados en este periodo fueron los marsupiales (54.3 %), los carnívoros (25.7 %) y los roedores (17.5 (Delgado-V, 2007).

Otro estudio de la Universidad de Sucre, entre los años 2014 y 2015, permitió concluir que la zarigüeya (Didelphis marsupialis), el sapo (Rhinella marina), el gallinazo común (Coragyps atratus) y el bichofué gritón (Pitangus sulphuratus) son las especies más comúnmente afectadas por esta problemática en las carreteras de la región Caribe colombiana.

Se requiere, así pues, una unión de sinergias de todos los actores de sociedad para que se implementen medidas de manera integral como lo son los pasos de fauna aéreos, terrestres, avisos que adviertan la presencia de fauna, reductores de velocidad, sistemas o dispositivos de control y seguimiento, todo esto integrado por la educación ambiental en la vías y que sea el eje articulador de todas las medidas. Sin embargo, todo esto se debe hacer donde se identifiquen los principales sitios y vías donde los fenómenos de atropellamiento son más comunes.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
2295

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus