Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Así empezó la caída de Falcao

Era el mejor delantero del mundo y la patada de un profesor de colegio le rompió la rodilla. Hoy su futuro está en el fútbol turco

Por:
Octubre 13, 2015
Así empezó la caída de Falcao

En enero del 2013 Falcao era el mejor delantero del mundo. Sus dos temporada de ensueño con el Atlético de Madrid, en donde convertiría más de setenta goles, tres de ellos en la final de la Europa League contra el Atlético de Bilbao, le valieron ser escogido por la FIFA para integrar  el equipo ideal del año, siendo el primer jugador suramericano, no brasilero o argentino, en obtener esta distinción.

A mediados de ese mismo año, justo después de meterle un pase de ensueño a Diego Costa para el gol que le daría al Atlético de Madrid la Copa del Rey, se anunció su incorporación al Mónaco. Los medios internacionales no podían creer que el nueve, cuyo pase se cotizaba en setenta millones de euros, pasara a un club recién ascendido en la aburrida y poco mediática Liga Francesa. Su traspaso era inexplicable sobre todo porque se perdería de jugar la Champions League con el Atlético. Jorge Mendes, el representante del jugador, explicaba que la decisión se había tomado teniendo en cuenta el proyecto a largo plazo que había emprendido Dimitri Rybolovlelv, el empresario ruso que había comprado el club del principado, para transformarlo en el mejor de Europa.

Cristiano Ronaldo, Ángel Di María o Arda Turán, eran los nombres que anunciaba el Mónaco para ganar la Liga. Ninguna de estas incorporaciones se hizo realidad. Falcao veía su estadía en Francia como un puente para volver al club en el que había soñado jugar desde que era un niño: el Real Madrid. El no jugar Champions le permitía, además, llegar descansado al mundial. Todo eso se derrumbó el 22 de enero del 2014 cuando, al entrar al área del Chasselay, equipo de la cuarta división con el que disputaba los octavos de final de la copa de Francia, Soner Ertek, un profesor de colegio que en sus ratos libres oficiaba como futbolista, lo derribó y de paso se rompió los ligamentos de su pierna izquierda.

falcaollora

No era la primera vez que Radamel sufría tan grave lesión. A los veinte años, cuando se convertía, con siete goles en siete partidos, en la nueva promesa del River Plate, Radamel se rompía los ligamentos pasando más de un año fuera de las canchas. Decían que no sería el mismo, que los cuatro años que había pasado en Buenos Aires alejado de su familia, compartiendo un televisor con ochenta muchachos que, como él, soñaban con jugar en la primera de River, iban a ser en vano. Decían que su carrera como futbolista profesional había terminado al séptimo partido.

Pero el Tigre se repuso a todo y contra todo pronóstico no sólo regresó sino que se convirtió en el arma más temible que tenía el River Plate de Daniel Alberto Passarella. Sus 45 goles con el River Plate hicieron que el Porto, el equipo más poderoso de Portugal, lo comprara en 5.5 millones de Euros. En el Dragón, Falcao explotó: Ganó seis títulos, entre los que se cuenta una Europa League, y convirtió 72 goles en 87 partidos. Su rendimiento lo llevó a ser vendido, por 40 millones de euros, al Atlético de Madrid; nadie había pagado tanto por un jugador en la liga portuguesa.

Los hinchas del Atlético creían que habían pagado demasiado por un jugador prácticamente desconocido procedente de una liga menor. No necesitó demasiados minutos en el terreno de juego para cerrar bocas: setenta goles en dos temporadas no le dan cabida a las dudas.

Su carrera estaba en ascenso hasta que su rodilla izquierda dijo basta. 2014 fue el punto de quiebre, el año maldito. Mientras aceleraba su proceso de recuperación veía en el televisor como el Atlético ganaba, por primera vez en dos décadas, la liga española y como llegaba a la final de la Champions League. Para colmo el milagro de estar en el mundial no se dio y la selección, lejos de extrañarlo, vivía, sin él, sin su máximo referente, el momento más feliz de su historia y James se convertía en el goleador del mundial. En seis meses Falcao había pasado de ser el referente mundial de nuestro fútbol, a un jugador lesionado que esperaba recuperar su nivel.

El regreso se dio ocho meses después de la lesión, marcando un gol y demostrando que se había recuperado del todo. En el Mónaco era el referente del equipo, el titular indiscutible. Allí podría terminar de olvidarse de esa lesión terrible de la cual sólo el cuarenta por ciento de los jugadores que la padecen vuelven a ser los mismos. Iba por buen camino hasta que apareció la oferta del Manchester. En los primeros partidos demostró que la camiseta de los diablos rojos no le quedaba pequeño. Iba bien hasta que apareció una contractura muscular, producto de la intensidad con la que intentaba ganarse la titular en cada entrenamiento, que lo mantuvo lesionado durante un mes. Ahí si las dudas reaparecieron y se ganó la inquina de su técnico. Cuatro goles en 29 partidos hicieron que las directivas no hicieran uso de la opción de compra.

Con la ida al Chelsea Falcao pasa de ser una estrella del fútbol a cuarto suplente de un equipo que no confía en él. En nueve presentaciones apenas ha convertido un gol y ya se da como un hecho su paso al Fenerbache, operación que estaría costando quince millones de dólares.

Al ver su falta de ritmo, de distancia, su sequía goleadora, es fácil pensar que Radamel Falcao ya parece un ex jugador. Ni siquiera en la selección, en donde es el máximo goleador de la historia, tiene un puesto asegurado. Su ida a Turquía probablemente le haga bien. Lo que necesita un delantero son minutos y confianza y en el Fenerbache seguro los encontrará.

Publicidad
0
12103
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Así la esposa de Armero se retracte y Andrea Guerrero no asista, sigue el plantón

Así la esposa de Armero se retracte y Andrea Guerrero no asista, sigue el plantón

El 30 de marzo en la Federación de Fútbol la voz de las mujeres se hará sentir
La Selección Colombia jugando en la Copa Libertadores

La Selección Colombia jugando en la Copa Libertadores

"Sin demeritar el trabajo de Pékerman y sin perder de vista a Juan Carlos Osorio, Reinaldo Rueda ha demostrado ser firme candidato para volver a dirigir a la Selección"
James, Falcao y el fútbol colombiano: ¡Qué tristeza!

James, Falcao y el fútbol colombiano: ¡Qué tristeza!

"Los hinchas deberían exigirles a sus equipos mejores resultados y entrenamiento de calidad, en lugar de hacerse matar con los hinchas de otros equipos"
Aceptemos ya el ocaso de Radamel Falcao

Aceptemos ya el ocaso de Radamel Falcao

'Digámoslo corto y claro: el Tigre no merece ser titular'