¿Es Álvaro Uribe un violador de niños?

"Si aceptamos la justificación de los fieles uribistas y consideramos violador de niños a todo aquel que viole los derechos de los niños, Uribe también sería un violador de niños"

Por: Carlos Pardo García
julio 18, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Es Álvaro Uribe un violador de niños?

Uribe llamó a Daniel Samper Ospina “violador de niños” y sus fanáticos twitteros dieron piruetas para justificarlo. Alguno nos recordó que la palabra "violar" tiene varias acepciones, explicándonos que cuando alguien violaba la ley no la estaba forzando sexualmente. Luego Uribe no se retractó, sino que simplemente puntualizó que Daniel Samper violaba los derechos de los niños; de lo que podemos inferir que para él, el error fue de quienes “malinterpretamos” sus palabras y nos imaginamos al violador de niños de catálogo.

Pero si nos saltamos la semántica y el sentido común, y si aceptamos la justificación de los fieles uribistas y consideramos violador de niños a todo aquel que viole los derechos de los niños, Uribe también sería un violador de niños, así como Santos y todas las autoridades que por acción u omisión consciente tienen responsabilidad en la violación de los derechos de millones de niños en nuestro país.

En cuanto a Daniel Samper Ospina, hay que decir que no es un violador de niños y que tampoco ha publicado nunca pornografía infantil; lo que sí ha hecho es lucrar con la exhibición y la hipersexualización de jóvenes menores de edad, que aunque es algo menos grave también es reprochable.

¿Quiénes son los uribistas para reprochar esto?

El Uribismo como movimiento político no ha hecho mayor esfuerzo para proteger a los niños, ni del mercado, ni de los medios de comunicación, ni de las mafias. A los únicos que el uribismo ha señalado y enfrentado dizque para proteger a los niños, es a quienes pertenecen a la comunidad LGBTI, lo que de hecho convierte al movimiento uribista en violador de los derechos de los menores LGBTI, porque las personas LGBTI también tienen infancia y adolescencia, y la discriminación y marginación que padecen se ha visto reforzada últimamente, no solo por la homofobia de la cultura dominante y la insuficiencia de leyes que la contrarresten, sino sobre todo por la abierta militancia homofoba de las congregaciones uribistas.

Y mientras las personas LGBTI sirven de chivo expiatorio, millones de menores siguen siendo víctimas de la pobreza, de la exclusión, del hambre, de la prostitución, de la drogadicción y del narcotráfico, de la mercantilización de la salud y la educación, del maltrato intrafamiliar y de verdaderos violadores de niños.

La defensa de los niños solo interesa al uribismo cuando a través de ella pueden atacar a sus contradictores. Si un niño es asesinado por algún enemigo del uribismo, los uribistas denuncian el hecho. Si el asesino no es enemigo ni amigo del uribismo, los uribistas ignoran el hecho, y si el niño es asesinado por un amigo del uribismo, los uribistas encubren el hecho, le restan importancia y hasta lo justifican, como hizo Uribe luego de que los paramilitares mataran a tres niños en San José de Apartado el 21 de febrero de 2005.

Aquella vez, el entonces presidente, la máxima autoridad política del país, en lugar de repudiar enérgicamente la masacre que acabó con la vida de varias personas, incluidos un niños de 11 años, una niña de 5 años y un bebe de 18 meses, se atrevió a justificar la acción paramilitar diciendo con mucha serenidad, que en la comunidad de las víctimas había auxiliadores de la guerrilla.

Personalmente no considero que Uribe sea un violador de niños, pero sí es un tremendo criminal, que ha sido cabeza visible de la ultraderecha que ha victimizado a millones de colombianos, incluyendo la comisión de crímenes atroces contra menores de edad. Y si me piden pruebas concretas sobre la conexión de Uribe con los paramilitares, pues daré piruetas argumentales, como hacen los uribistas para justificar que a Samper Ospina le digan violador de niños, porque no soy abogado, ni activista, ni me dedico a documentar los hechos del conflicto armado colombiano, ni tengo informantes en el bajo mundo, simplemente noto lo que es evidente a simple vista y aplico un poco de sentido común para deducir que Uribe es un paraco.

-.
0
3721
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En manos del uribista José Uscátegui se hunde segundo proyecto anticorrupción

En manos del uribista José Uscátegui se hunde segundo proyecto anticorrupción

Nota Ciudadana
Caricatura: Jóvenes con Cabal

Caricatura: Jóvenes con Cabal

Uribe pide renuncia de magistrado que filtró su llamado a indagatoria

Uribe pide renuncia de magistrado que filtró su llamado a indagatoria

Nota Ciudadana
¿Quiénes están detrás de la revocatoria de Quintero en Medellín?

¿Quiénes están detrás de la revocatoria de Quintero en Medellín?