Alfonso Ávila, el creador de Easyfly, aguanta sin que el gobierno le dé la mano

Un guerrero quien hace 13 años fundó en Colombia esta aerolínea para conectar ciudades pequeñas y antes había creado AeroRepublica, es el gran empresario de la aviación colombiana

Por:
septiembre 02, 2020
Alfonso Ávila, el creador de Easyfly, aguanta sin que el gobierno le dé la mano

Tenía poco más de 30 años cuando se inició en 1978 en el negocio aeronáutico al que Alfonso Ávila no solo le ha dedicado su vida sino en el que ha sido un innovador. Su primer contacto fue en Avianca, entonces una de las pocas aerolíneas que volaba en Colombia a donde entró en su condición de administrador de empresas para ocupar el cargo de Contralor General de la compañía. El Presidente era Hernán Rincón quien lo promovió al cargo de Vicepresidente Financiero y, desde entonces, las aerolíneas empezaron a pelearse por tenerlo entre sus directivos.

Fue así como en 1990 entró a formar parte de la junta directiva de SAM, una compañía nacida en Medellin que décadas después se fusionaría con Avianca pero que para ese entonces se concentraba en conectar las pequeñas ciudades de Colombia volando aviones Fokkers de corto y mediano alcance, todos importados de Holanda. Al poco tiempo Avila pasó de ser directivo a tomar un rol ejecutivo como presidente de SAM. En total, la aerolínea contaba con quince aviones que realizaban hasta cuarenta rutas nacionales e internacionales. Avila disparó la operación al tiempo en que del aprendizaje iba pensando en su propio proyecto: crear una aerolínea propia. Después de dos años comandando SAM, se retiró para poner su creatividad empresarial a volar.

En 1992 le dio vida a AeroRepública. Se trataba de la primera aerolínea con sello nacional que aparecía a competir en los cielos colombianos después de 35 años en que nadie se atrevió a apostarle a una nueva compañía aérea en el país. Con una inversión inicial de USD 1 millón, Alfonso Avila logró montarle competencia a su antiguo empleador y posicionar su aerolínea como la de mayor crecimiento en flota y transporte de pasajeros en el año 2000.

Foto: Archivo

Siempre crítico de la mentalidad del colombiano que se ahoga en las dificultades y las asume como fracaso, en el 2006 hizo un buen negocio: le vendió AeroRepública a Copa Airlines, compañía panameña líder en la región centroamericana y propiedad del magnate Stanley Motta. Diez años después de cerrado el negocio, en el 2016, Copa Airlines Colombia cerraría operaciones en el país y empezaría a competir bajo la figura de su filial low cost Wingo por pérdidas astronómicas a las que la panameña no se pudo sobreponer.

Pero los planes de retiro nunca pasaron por la cabeza de Avila. “La gente que se jubila se muere rápido porque no tiene nada que hacer. Quiero estar en el sector, que la muerte me coja con la pluma en la mano, como decía algún escritor” dijo el empresario en el 2006 cuando se disponía a reconfigurar nuevamente la forma de viajar en avión en Colombia.

Con un buen capital y una buena idea arrancó un año después, en 2007, el proyecto EasyFly, la primera aerolínea low cost del país. Una idea innovadora que le abría oportunidades de viajar a muchos colombianos. Aviones pequeños para vuelos cortos. La llegada de esta aerolínea implicó una descentralización del monopolio de rutas aéreas que inmediatamente se hizo sentir en los números de venta de las grandes aerolíneas imperantes en Colombia desde aquel entonces.

Fueron varios los conceptos nuevos instaurados por Avila con Easyfly en Colombia. No se había visto antes la posibilidad de viajar desde el aeropuerto Palo Negro en Bucaramanga, una de sus principales sedes de operaciones, a Arauca, Armenia o Yopal por menos de 200 mil pesos el trayecto, rutas que volaban con solo dos aviones Jetstream 41 con capacidad de hasta 30 personas.

La acogida fue tan buena y el servicio prestado tan necesario que un año después pudo adquirir otras 7 aeronaves, incrementando su flota en 9 aviones y su red de destinos en 16 ciudades alrededor de Colombia. En 2014, EasyFly modernizaba sus aviones con sus primeros ATR 42 que tenían una capacidad de 48 pasajeros por vuelo y que llegaban a destinos tan lejanos como el Chocó, Putumayo y el Nariño profundo.

En 2016 movilizó más de 1 millón de pasajeros en 26 rutas, representado un 4,66% del mercado nacional, con un crecimiento de 4% respecto a 2015. Pero el gran salto fue en el 2018 cuando reportaba, en el primer semestre del año, un crecimiento superior al 40% que le posibilitó efectuar una inversión de US$ 97 millones para un plan de expansión que permitió la adquisición de otros 4 aviones ATR 42 para 48 pasajeros y 3 ATRs 72 para 70 pasajeros.

Hoy, la segunda aerolínea pensada y creada por Alfonso Avila tiene una cobertura nacional de 33 destinos y 48 rutas nacionales las cuales opera con un total de 22 aviones los cuales nunca han experimentado ningún tipo de emergencia que haya dejado fatalidades que lamentar. Sin embargo, como todas las aerolíneas del mundo, no podía escapar a la crisis de la pandemia. El guerrero Alfonso Avila le solicitó a la Superintendencia de Sociedades, aceptar una reorganización de la compañía el pasado 6 de agosto.

“Easyfly ha presentado una solicitud ante la Superintendencia de Sociedades para acogerse a un trámite de reorganización, del cual saldremos fortalecidos y nos permitirá seguir operando por muchos años más. Estamos seguros de que con esta decisión y el compromiso de todos los que hacemos parte de Easyfly seguiremos cruzando los cielos colombianos, conectando las regiones de nuestro país" fueron las palabras de Avila refiriéndose al complejo capitulo al que se enfrenta la compañía.

Además de Avianca, Easyfly y otras 3 aerolíneas en Colombia le presentaron al Comité de Administración del Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome) las solicitudes de apoyo financiero en el mes de mayo, como medida de auxilio en el marco de la pandemia. El monto solicitado por Easyfly fue de 14 millones de dolares, una cifra modesta en comparación a los USD $875 millones solicitados por Avianca. Aunque el gobierno ya anunció un credito de USD $370 millones a Avianca, aun no se ha pronunciado sobre las solicitudes presentadas por Easyfly, Latam, Vivaair y Satena.

-.
0
57702
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Los pobres vergonzantes: la miseria oculta en los estratos 4, 5 y 6

Los pobres vergonzantes: la miseria oculta en los estratos 4, 5 y 6

Debatamos la gratuidad de la educación superior

Nota Ciudadana
Casi me levanto a un congresista por Tinder

Casi me levanto a un congresista por Tinder

En redes
Ríos de gente en Medellín desacataron la medida de cuarentena

Ríos de gente en Medellín desacataron la medida de cuarentena